En la oscuridad de la mente

La llamaremos Laura, que ese fue su nombre. Su vida transcurre en uno de los barrios periféricos de Torrelavega. Llamada al éxito, abandono sus estudios universitarios en tercer curso de obras públicas. Poco después de que la locura

Clara Campoamor y la historia olvidada

Hace unos años tuve la oportunidad de asistir al estreno de “Mugaldekoak”, un filme de Fernando Bernués y Mireia Gabilondo que afronta el tema histórico de la “Red Cométe”, una organización hispano belga, formada por maquis y partisanos,

Sergio Pitol y el valor de lo universal

Este verano he tenido la oportunidad de releer “El mago de Viena”, una de mis obras preferidas de Sergio Pitol. Quien haya tenido la fortuna de adentrarse en el mundo de este mago mejicano de las palabras descubrirá en él la fascinación

Música de pandemia

Siete treinta. Ha pasado la noche en vela, pendiente de un sonido esquivo, en la antepenúltima estrofa, de la penúltima rima, de su último verso, ese que musicado alimenta sus sueños. Toma un café de pie y un bollo en Brada, en la esquina

Entre Bennet y Filomena

Aunque solo sea en sus palabras, Alan Bennet ha estado en mi mente, entre guardias, nevadas y agonías. Recordando aquellos días lejanos en que sus palabras llegaron a Santander de la mano del genio del gran José María Pou. Bennet, autor de

Tarde de reyes

Martes 5 de enero. El aire es gélido a ratos. Una desaforada turba arrasa cual marabunta las tiendas de todo tipo y lugar. Es una tarde, se dice, de ilusiones, de magia y de entrega a los demás. Pero solo es una febril y alocada compra.

Dos reyes

El rey no quiere interferir al rey, se dijo en su día. Dicho así puede parecer una adivinanza, pero solo es un trozo de realidad que conviene recordar justo en el día en que el rey 2 ha presentado una regularización fiscal, justo en el día

El mejor regalo del mundo

Pase mi infancia en las mismas calles que hoy me siguen viendo crecer. Las mismas que recorría ansiosa cada cinco de enero, para llegar a tiempo a la calle Becedo, y mirar embobada la llegada de los Reyes Magos al ayuntamiento, donde todo

El beso de Judas

Se llama Ramiro. Ahora deambula por el barrio, pero hubo un tiempo en que su andar ligero y su sonrisa celeste hablaban de un triunfador. Hoy nadie daría fe de sus treinta y tantos, con esa mirada difusa, ese caminar desgarbado y esa

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More