El mejor regalo del mundo

Pase mi infancia en las mismas calles que hoy me siguen viendo crecer. Las mismas que recorría ansiosa cada cinco de enero, para llegar a tiempo a la calle Becedo, y mirar embobada la llegada de los Reyes Magos al ayuntamiento, donde todo

El beso de Judas

Se llama Ramiro. Ahora deambula por el barrio, pero hubo un tiempo en que su andar ligero y su sonrisa celeste hablaban de un triunfador. Hoy nadie daría fe de sus treinta y tantos, con esa mirada difusa, ese caminar desgarbado y esa

Locuras tiene la razón

Todo comenzó por un temblor en las manos y tras él, un sueño distante, inalcanzable. Sin descanso nuestra mente se turba, desmedida en sus actos golpea el muro de los sentidos hasta derribarlo. Por esa grieta se escapa la razón, y entra el

El día de la niña

Me ha parecido una niña preciosa, y su madre también, aunque no veamos su rostro, oculto tras un saco azul que la soberbia masculina la ha impuesto, y cuya razón se nos escapa. Aterida de pobreza y desprecio, con su hija aferrada a sus

Templeton y otras maravillas

Tras ver resignadamente dos minutos musicales del programa televisivo "Viva la vida", en el día europeo de la música (para mas inri) el pasado junio, en plena desescalada me ha asaltado la duda de si a eso se reduce toda la

Clara Campoamor y la historia olvidada

Hace unos años tuve la oportunidad de asistir al estreno de “Mugaldekoak”, un filme de Fernando Bernués y Mireia Gabilondo que afronta el tema histórico de la “Red Cométe”, una organización hispano belga, formada por maquis y partisanos,

Soledad, engaño y muerte

Carmen es una mujer dulce, a la que la soledad ha convertido en pura melancolía. Transita de sus recuerdos a sus asuntos, de puntillas, sin hacer ruido. Su perenne sonrisa, su amabilidad y su cariño no esconden la resignación cotidiana de

Un hilo de odio

Para nuestra desgracia no es nuevo. Una magnífica película de Alan Parker de 1988 (Arde Mississippi) ponía en las palabras de Chris Gerolmo y en las miradas de ‎‎‎Gene Hackman‎ y ‎Willem Dafoe todo el odio y la amargura de la población

El día en que os encontré

Para nosotros es Zina. Hoy sigue escribiendo en eolapaz. Es enfermera, aunque sigue con el gusanillo del periodismo, con aquel espíritu crítico, innovador y descarado que hizo de su columna semanal uno de nuestros referentes. Esta es

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More