H1N1

0 934

Los virus gripales están formados por Hemaglutinina, de la que existen 16 tipos y Neuraminidasa, de la que hay 9 subtipos, estos dos componentes pueden llegar a formar un total de 144 combinaciones diferentes.

La Gripe A puede ser producida por cualquier virus de la familia Orthomyxoviridae, que es un virus endémico en los cerdos.

Las cepas más conocidas del virus de la influencia porcina (SIV) son: H1N1, H1N2, H3N2 y H3N3.

La peculiaridad de estos virus, es que pueden mutar, transmitiéndose así entre humanos, y no solo de cerdo a humano. También pueden modificar su estructura, impidiendo que las defensas de un organismo, ya sea animal o humano, puedan ser eficaces, atacando el virus, cada vez con mayor intensidad.

Este nuevo virus que ahora ataca a los humanos y que comenzó a conocerse como causante de “la gripe porcina”, no es el mismo que causa el mal endémico en los cerdos, sino que es una nueva cepa de virus, grupo A H1N1, que contiene material genético combinado de una cepa de virus de gripe humana, una cepa de virus de gripe aviaria y dos cepas separadas de virus de gripe porcina.

Los orígenes de esta nueva cepa son por el momento desconocidos, y la OIE (Organización Mundial de la Sanidad Animal) asegura que esta cepa no ha sido aislada directamente de cerdos (no se ha encontrado ningún cerdo que sea portador de esta nueva cepa a fecha 3 de mayo de 2009).

Los primeros casos de infectados han tenido lugar en México y EE.UU.

La nueva gripe se transmite fácilmente entre humanos, a través de la saliva, por vía aérea, por contacto estrecho entre mucosas o por contacto de manos contaminadas con la boca.

En la mayoría de los casos, los síntomas son leves y los infectados se curan sin necesidad de antivirales e incluso sin necesidad de hospitalización.

Se cree que esta nueva cepa, puede llegar a infectar a 30 millones de personas y causar la muerte a 1 millón. Por el momento causa la muerte de un porcentaje inferior al 7% de los infectados.

A fecha 4 de mayo de 2009, el nivel de alerta establecido por la OMS (Organización Mundial de la Salud) está situado en 5, en una escala de 6 y de momento no lo van a subir. Debemos saber que subirlo al nivel máximo supone estar ante una pandemia declarada.

El gran temor es que haya una nueva oleada de casos que sería sin duda más virulenta y por tanto más letal.

La OMS estudia autorizar la fabricación de una nueva vacuna contra la influencia de H1N1, o bien incluir esta nueva cepa en la vacuna de la gripe común.

El H1N1 es descendiente de la gripe conocida como “española” que causó una pandemia durante los años 1918 y 1919, (aún hoy podemos hablar con personas que perdieron algún familiar en aquellos años por esta causa). Cuando acabó la pandemia, el virus persistió en cerdos y así han seguido circulando entre la población, durante todo el siglo XX, los descendientes del virus de la gripe española.

La transmisión de cerdos a humanos no se da con frecuencia, un dato que lo certifica es que sólo hay 12 casos confirmados en EE.UU. desde 2005, y sólo en personas que tienen un contacto muy directo y continuado con el animal portador.

La peligrosidad de los virus de la gripe radica en su capacidad para las variaciones, cambios o mutaciones. Cada dos o tres años estos virus experimentan una serie de cambios leves que la población soporta sin problemas, su sistema inmunológico puede luchar contra ellos, pero cada diez años, los virus gripales experimentan una evolución muy drástica, que les permite infectar a un enorme número de personas en todo el mundo, burlando su sistema defensivo y generando graves daños entre la población.

Uno de los precedentes de estas grandes epidemias fue la gripe española, 1918-1919: causada por el virus H1N1 que hasta entonces sólo era un virus aviar, esta gripe lo convirtió en humano. Hubo una primera oleada de contagios que fue leve y controlada. La segunda oleada fue letal. El total de muertes que causó esta gripe habla por sí mismo, 40 millones de muertos en todo el mundo. Ha sido la mayor pandemia de nuestra historia.

La gripe asiática de 1957 fue causada por el virus H2N2, infectó a 45 millones de personas en Norteamérica, donde causó 70.000 muertes, y en todo el mundo un total de 2 millones.

La gripe de Hong Kong se desarrolló en 1968-1969 y fue causada por el virus H3N2, infectó a 50 millones de personas y causó 33.000 muertes.

Un dato comparativo: en un año, un país como EE.UU., tiene un total de infectados por gripe normal (la que pillamos todos los inviernos) de 50 millones de personas y causa la muerte a 36.000 pacientes, pero no es la gripe en sí lo que causa la muerte, sino una serie de complicaciones sobrevenidas por una mala evolución de la enfermedad, como las neumonías.

La gripe aviar, causada por el virus H5N5, que asoló las granjas en el año 2005, supuso la muerte de 200 millones de aves y de más de la mitad de los 200 humanos que se infectaron.

LAS FASES DE LA GRIPE

Fase 1º: Existencia del virus.

Fase 2º: contagio entre animales.

Fase 3º y 4º: contagio a humanos.

Fase 5º: propagación entre humanos.

Fase 6º: fase pandémica.

PREVENIR EL CONTAGIO DE PERSONAS INFECTADAS

Aplicar las medidas generales de prevención de la gripe:

• Evite el contacto directo con personas que tengan fiebre y tos.

• Lávese bien las manos con agua y jabón a menudo.

• Debe dormir bien, comer alimentos nutritivos y estar físicamente activo.

Si hay algún enfermo en la casa:

• El enfermo debe ocupar una zona aparte en la casa. Si no es posible, debe mantener una separación de 1 metro entre el paciente y las demás personas.

• Tápese la boca y la nariz cuando cuide al enfermo. Puede comprar mascarillas en farmacias.

• Debe lavarse muy bien las manos con agua y jabón tras cada contacto con el enfermo.

• Debe mantener bien ventilada la habitación del enfermo.

• Mantenga limpio el entorno. Si vive en un país en el que la gripe porcina haya causado la muerte de alguna persona, debe atenerse a los consejos que le dicten sus autoridades locales de salud.

QUE HACER SI CREE QUE TIENE LA GRIPE A H1N1

Si se encuentra mal, tiene fiebre alta, siente tos o dolor de garganta:

• Debe permanecer en casa y no ir a trabajar, al colegio ni a lugares públicos.

• Debe descansar y tomar muchos líquidos.

• Debe cubrirse la boca y la nariz con pañuelos, que sean desechables, cuando tosa o estornude, y, por supuesto, tire los pañuelos usados.

• Debe lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, sobre todo después de haber tosido o estornudado.

• Debe informar a sus familiares y amigos de que está enfermo.

Si necesita atención médica:

• Debe ponerse en contacto con su médico y contarle sus síntomas, explicar por qué cree que tiene gripe A (H1N1) y si ha viajado recientemente a un país afectado por este brote y siga sus consejos.

• En cuanto llegue al centro sanitario, haga saber su sospecha de que padece gripe porcina.

• Debe tomar la precaución de cubrirse la boca y la nariz durante los viajes.

SÍNTOMAS

Las manifestaciones sintomáticas de esta enfermedad son similares a los de la gripe común (fiebre, dolor de cabeza y muscular, ojos rojos, catarro, mucosidad, dificultad respiratoria, náuseas…) pero las manifestaciones clínicas son variables; puede ser desde una simple manifestación sintomática hasta neumonía grave que puede llevar a la muerte de la persona.

Al ser la sintomatología parecida a la de la gripe común, y otras infecciones respiratorias agudas, muchos casos de la gripe A se han detectado por los medios que se utilizan para confirmar los casos de gripe común (que son comprobar que se presentan todos estos síntomas).

Cierto es que muchos casos son leves y pueden pasar desapercibidos, por lo que no se sabe de qué manera está extendida la enfermedad.

Los medicamentos utilizados para tratar los casos confirmados, en España, no se venden en farmacias, pues el Gobierno español ha dado orden de retirarlos de las mismas y almacenarlos en los hospitales, por un lado para evitar que la población se automedique y por otro para tenerlos disponibles si son necesarios.

Este medicamento es un antivírico, que da resultado gracias a que al ser una gripe similar a la gripe común, la forma de curarla es parecida. Hay dos tipos de fármacos, los adamantanos (amantadita y rimantadina) y los inhibidores de la neuraminidas.

Ha habido casos en los que los pacientes se han recuperado sin participación médica ni de medicamentos, pero también ha muerto mucha gente a causa de la enfermedad.

Para finalizar, vamos a hablar de las decisiones de países como Cuba de suspender vuelos con Méjico (opción que presentó Francia al parlamento europeo pero no fue aprobada por la negación rotunda de países como España y EE. UU que aseguraron que en ese momento ya era tarde), y el veto al porcino español por parte de Rusia, que al principio dijo que para toda la importación porcina española, y tras hablar con el gobierno español, decidió importarlo sólo de aquellas comunidades españolas donde no existía ningún caso por la gripe.

Recordar también la pérdida para empresas hoteleras como la española Sol Meliá, que sufrió una bajada importante en bolsa por las cancelaciones de los viajeros a ir a Méjico.

Imagen el tiempo.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More