La batalla de Berlín

0

El 16 de Abril de 1945, los soldados soviéticos ocupaban sus posiciones de ataque para la batalla definitiva de la 2 Guerra Mundial en Europa. Flotas enteras de tanques se preparaban para el ataque mientras que los aviones reunían millones de proyectiles.

Estos pensaron que al llegar a Berlín sería el final de la guerra. El Ejército Rojo logró destruir las líneas de defensa alemanas en Rusia y avanzó sin problemas hasta el río más cercano a Berlín. Por otro lado, las fuerzas aliadas cruzaron el Rin y llegaron al Elba, a pocos kilómetros del centro de Berlín. Tomar la gloria de la ciudad podría haber sido de cualquiera, pero en una reunión en febrero, se decidió que la ciudad pertenecería a la ocupación soviética. Cuando las fuerzas aliadas prepararon el ataque final y recibieron refuerzos para la parte sur de Alemania, el ex ministro de la Unión Soviética, Stalin, se preparó para la batalla decisiva en Berlín.

Los rusos reunieron 2 millones y medio de hombres, 6.500 vehículos acorazados y 42.000 cañones para hacer frente en la línea defensiva. A las tres de la mañana la batalla de Berlín estalla con las descargas de 9 mil cañones, destruyendo así la línea al otro lado del río, por el cual avanzaron después. Mientras tanto, a 90 km al sur se lanzó la segunda fase de la operación Berlín. Las colinas eran la línea más importante de la defensa alemana,  por la tarde, Stalin comunicó a Zhúkov que diez tanques  habían conseguido cruzar el río enfurecido. Zhúkov ordenó avanzar a dos unidades de tanques para terminar con el bloqueo,  pero el resultado fue un auténtico caos.

El 17 de abril, segundo día de la batalla, la última ofensiva del ejército rojo para vencer a la Alemania Nazi tenía problemas, las divisiones de asalto del mariscal Zhúkov, estaban atrapadas en una zona mortal, en la defensa exterior de las colinas de Seelow. La cima de estas era un laberinto repleto de tanques, búnkeres y armas de fuego,  pero Zhúkov estaba totalmente decidido a cruzar la línea alemana y llegar hasta el corazón de Berlín. Recurrió al reconocimiento aéreo con el fin de descubrir el punto débil de las defensas en las colinas de Seelow, esta se convirtió en el baluarte principal de la línea alemana. Se destruyeron 152 tanques soviéticos y a la tarde la aviación alemana lanzó ataques suicidas sobre los puentes del ejército rojo.

El 21 de abril, los artilleros soviéticos se preparaban para un bombardeo histórico, los proyectiles llevaban inscritos mensajes. A la mañana, las bombas empezaron a caer, los proyectiles recorrieron 16 kilómetros para acabar cayendo en el centro de Berlín, el punto exacto donde Hitler se encontraba al alcance de la artillería enemiga, el ejército soviético estaba a las puertas de la ciudad. Tras cuatro días de dura batalla en el este de Berlín,  las fuerzas soviéticas consiguieron destruir las líneas de defensa exteriores alemanas al sur de la ciudad, las columnas de tanques del mariscal Jeff se aproximaban al canal del Toff y al suburbio de Potsdam, al mismo tiempo los hombres del mariscal Zhúkov se acercaban a las ciudades del norte y avanzaban hacia los suburbios del este.

Sólo hacía seis semanas que Hitler había ordenado que se construyera una amplia red defensiva dentro de la ciudad, las tropas soviéticas tenían que ser detenidas, en principio por minas terrestres y sistemas de trincheras canalizados hacia zonas de destrucción, las barricadas y los cañones debían proteger todas y cada una de las calles, pero no habían tenido tiempo suficiente y faltaban tanto hombres como recursos, la defensa estaba a medias y sólo habían 41 mil hombres en la guarnición, la mayoría eran policías, hombres mayores formados como guardias locales llamados (Folks turn) y adolescentes de las juventudes hitlerianas.

El día 26, el décimo día de la batalla, el ejército rojo había rodeado por completo la capital de la Alemania Nazi. A medida que el avance soviético progresaba, los civiles alemanes se refugiaban en los sótanos, pero a las disciplinadas tropas soviéticas del frente le seguían hombres a los que no les importaban en absoluto las reglas de la guerra. Hacia la tarde dos fuerzas se cernían ya sobre el centro de Berlín, última zona defensiva conocida como la Ciudadela, en el sur. Dos días después, los defensores de Berlín habían quedado confinados. Los soldados rusos ya estaban casi encima del búnker donde se escondía Hitler y a pesar de su locura, el dictador supo que se le había acabado el tiempo, se disparó en la cabeza sin saber que su líder ya había muerto, pero que  los hombres de las SS y las juventudes hitlerianas seguían defendiendo el resto.

Una vez desaparecido Hitler el alto mando Alemán contacto con las fuerzas soviéticas para negociar el armisticio, pero les dijeron que se rindieran sin condiciones o el ejército rojo atacaría de nuevo.  El 2 de mayo, la guarnición de Berlín se rindió y se dio orden de deponer las armas a todas las fuerzas alemanas, finalmente la Segunda Guerra Mundial en Europa había terminado. La libertad en el este de Europa no pudo restaurarse hasta 45 años después, causando así el fin de Berlín pero el principio de una nueva guerra, la Guerra Fría.

https://es.rbth.com/cultura/historia/2017/05/04/batalla-de-berlin-el-colosal-enfrentamiento-al-final-de-la-guerra_756681

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More