Una injusticia llamada brecha salarial

15 973

La brecha salarial es la diferencia entre la remuneración que perciben los hombres y las mujeres. Estas brechas son el indicador más fiable para medir si hombres y mujeres reciben el “mismo sueldo por el mismo trabajo”. Actualmente, es un gran problema y uno de los retos más importantes de nuestro mercado laboral.

Durante las dos últimas décadas en España se ha avanzado mucho en materia de igualdad de género en el mercado laboral, ha aumentado la tasa de participación de la mujer y se han reducido las diferencias salariales existentes entre hombres y mujeres.

Según los últimos resultados, la brecha salarial ajustada en España es de entre un nivel mínimo de 9,1% y un máximo de 22%, lo que quiere decir que las mujeres cobran de media entre un 9% y 22% menos que los hombres. Un dato que me ha llamado la atención es que distintos estudios demuestran que la eliminación o la reducción de las brechas laborales de género originaría impactos positivos sobre el crecimiento económico de los países.

Las causas de esta diferencia de retribución varían desde características socioeconómicas (edad, nivel de educación, maternidad), hasta los puestos de trabajo que ocupan (jornada laboral, sectores en los que trabajan, posición)

En primer lugar, hay brechas salariales entre hombres y mujeres que sólo se diferencian en los años de trabajo, y que aumentan según su nivel de antigüedad.

También hay que tener en cuenta que la brecha salarial varía entre sectores de actividad pues las mayores brechas se encuentran en aquellos sectores con mayor proporción de hombres como son el caso de ingenierías y TIC mientras que las mujeres predominan en carreras relacionadas con la educación, la salud y el bienestar donde la brecha es menos marcada.

Además, la brecha salarial es más elevada cuanto mayor es el nivel de los salarios, lo que quiere decir que cuanto mayor es el cargo que ocupen mayores diferencias en su retribución va a haber, y todo esto sin olvidar que las mujeres tienen aún una presencia reducida en los puestos de dirección de las grandes empresas por culpa de un fenómeno conocido como “Techo de Cristal”  y es  la existencia de barreras invisibles que impiden o dificultan el acceso de las mujeres a los puestos más relevantes de las empresas. Sin embargo, esto es difícil de comprender pues en la actualidad existe una brecha educativa a favor de las mujeres, lo que quiere decir, que las mujeres tienen un nivel de estudio y formación superior al de los hombres.

Otro factor a tener en cuenta es el trabajo no remunerado, ya que las mujeres españolas destinan, de media, 4 horas y 49 minutos diarios, casi el doble que los hombres (2 horas y 26 minutos), al trabajo no remunerado, que es principalmente tareas domésticas y el cuidado de niños y de personas mayores y dependientes, también los datos muestran que el nacimiento de un hijo (maternidad) afecta a su carrera y oportunidades laborales, y lo que es más, muchas mujeres dejan su puesto tras ser madres por la dificultad a la hora de conciliar la vida laboral y familiar.

Por último, tienen una fuerte relación los estereotipos culturales y prejuicios que crean más relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres y esto origina más desventajas en el mercado de trabajo.

Afortunadamente, se ha tomado conciencia de lo que supone este problema y durante los últimos años se han implementado diferentes medidas destinadas a reducir las brechas de género. No hay que olvidar que el principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres es vigente desde hace 60 años en la normativa europea y las diferencias salariales por razones de género están prohibidas por ley. En España, esto se recoge en la “Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.” Que en su exposición de motivos dice:

I “El artículo 14 de la Constitución española proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo.”

II “El pleno reconocimiento de la igualdad formal ante la ley, aun habiendo comportado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. La violencia de género, la discriminación salarial, la discriminación en las pensiones de viudedad, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar muestran cómo la igualdad plena, efectiva, entre mujeres y hombres, aquella «perfecta igualdad que no admitiera poder ni privilegio para unos ni incapacidad para otros», en palabras escritas por John Stuart Mill hace casi 140 años, es todavía hoy una tarea pendiente que precisa de nuevos instrumentos jurídicos.

Resulta necesaria, en efecto, una acción normativa dirigida a combatir todas las manifestaciones aún subsistentes de discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo y a promover la igualdad real entre mujeres y hombres, con remoción de los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzarla. Esta exigencia se deriva de nuestro ordenamiento constitucional e integra un genuino derecho de las mujeres, pero es a la vez un elemento de enriquecimiento de la propia sociedad española, que contribuirá al desarrollo económico y al aumento del empleo.

Se contempla, asimismo, una especial consideración con los supuestos de doble discriminación y las singulares dificultades en que se encuentran las mujeres que presentan especial vulnerabilidad, como son las que pertenecen a minorías, las mujeres migrantes y las mujeres con discapacidad.”

Además, es necesaria la participación de toda la sociedad, la concienciación y sensibilización general desde el colegio (ya que los roles de género se establecen desde temprana edad y luego condicionan el aprendizaje y la elección de la carrera) y el apoyo de los medios de comunicación para acabar con la brecha salarial de género de una vez por todas.

Fuentes:

-https://contenidos.ceoe.es/CEOE/var/pool/pdf/publications_docs-file-597-analisis-de-la-brecha-salarial-de-genero-en-espanav2.pdf

-https://www.abc.es/familia/mujeres/abci-brecha-salarial-entre-hombres-y-mujeres-sigue-existiendo-201903061950_noticia.html

-https://www.elconfidencial.com/economia/2019-03-08/brecha-salarial-espana-mujer-8-marzo_1867874/

-https://www.elconfidencial.com/economia/2019-03-08/brecha-salarial-espana-mujer-8-marzo_1867874/

-https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2007-6115

15 Comentarios
  1. Amanda Agüeros dice

    Conmemorando que hoy 22 de febrero es el Día Europeo de Igualdad Salarial, aprovecho para darles las gracias a todos por haberse leído el artículo y por su interés. Muchas gracias por sus comentarios, sus palabras de apoyo y de ánimo. Sus aportaciones son muy interesantes. Contestando a algunas de ellas, estoy completamente de acuerdo con lo que dice Antonio en relación a que la familia debería ser la primera en inculcar valores tan importantes como la igualdad, el respeto y como bien dice Raquel, concienciar sobre la situación. Coincido también con Miriam y Virginia sobre que ahora afortunadamente las mujeres tenemos opción a llegar a mayores cargos aunque aún nos quede mucho por delante. Además, como dice Carlos, debemos luchar por seguir avanzando y para que cada uno reciba un salario de acuerdo a su aportación a la sociedad y al bienestar común. En definitiva, muchas gracias a todos y pensando así, juntos podremos conseguirlo.

  2. Ana I. González dice

    Extraordinario articulo. No solo por la temática elegida sino por su exposición, objetiva por el uso de datos empíricos y brillante e inteligente en cada una de las conclusiones.
    Enhorabuena y sigue así.

  3. Carlos dice

    Excelente artículo que da en el clavo en especial en todo lo que queda por avanzar y sobre todo en apoyar a los más indefensos: mujeres migrantes y discapacitadas. ¡Enhorabuena!
    Te ánimo a que apuntes aún más alto. ¿Por qué no también a una menor disparidad salarial entre los de arriba y los de abajo? Los Altos ejecutivos que la mayoría de las veces están sobrevalorados y el resto de los trabajadores que también realizan labores indispensables. ¿Cómo es posible que esos CEOS tengan esos salarios astronómicos en empresas a las que acaban entrampando en no pocos casos y los médicos y científicos reciban míseros salarios. Por no hablar de los futbolistas de élite frente a otros de igual o superior valía que no llegan a fin de mes. Es necesaria una mayor justicia salarial y acabar con esas injustificables desproporciones. Una sociedad verdaderamente justa y moderna debiera avanzar en esa dirección, ¿no te parece?

  4. María Luz dice

    Bien hecho, tristemente sigue siendo un problema al q hay que seguir dando visibilidad.
    Un trabajo muy interesante para esta juventud por el bien de todas las mujeres y la sociedad en general.

    1. Karmele Angoitia dice

      Ojala tambien el presidente de Confebask pudiera leer este articulo para que deje de encontrar excusas y decir tonterias por falta de datos, informacion o formacion. Animo y seguiremos trabajando para terminar con estol

  5. Antonio Oterino dice

    Después de leer este estupendo artículo, mi primera felicitación no es para la exposición argumental del mismo, que también, sino para la primaria decisión del autor de elegir este tema. Enhorabuena y gracias. En medio de todos los, hasta hace bien poco, impensables avances tecnológicos que hemos alcanzado, el que en pleno siglo XXI esté sea todavía un tema crucial, que necesite respuestas urgentes y efectivas, resulta, cuanto menos, anacrónico y paradójico. Y me estoy refiriendo únicamente a nuestro ámbito de sociedades occidentales, económicamente potentes y desarrolladas. De la situación de las mujeres en el resto del mundo… la contundencia de lo dramáticamente evidente hace estéril cualquier debate.
    En definitiva, muy buen artículo. Únicamente, si se me permite, quisiera matizar la primera frase del último párrafo: “Además, es necesaria la participación de toda la sociedad, la concienciación y sensibilización general desde el colegio”. No crea que sea tanto la labor del colegio, que también, como de la Familia.

  6. Miriam dice

    En la actualidad, las jóvenes están temerosas a la hora de querer alcanzar altos cargos por las fuertes influencias que nos inculcan desde que somos niñas, como bien indicas con el “Techo cristal”.
    ¿El problema? Existe un coste de oportunidad entre escoger una conciliación familiar o una carrera profesional brillante. Hace años esto no era una elección, ahora es una opción.
    El mundo laboral está cambiando, y con ello, las ideologías empresariales que incentivan ambas opciones, haciendo que sean totalmente compatibles.
    Aún nos queda un camino por recorrer, pero llegará el día que estaremos ambos géneros en el mismo punto de partida.

  7. Marta dice

    Un artículo muy educativo. Los grandes cambios comienzan con el análisis y la reflexión y necesitan su tiempo, pero se ha iniciado ya el camino. Buena señal es que nuestros jóvenes sean conscientes de la necesidad de cambio y aporten su entusiasmo y dinamismo para acelerarlo

  8. Virginia dice

    Excelente articulo. Espero que gracias a él se tome más conciencia sobre el tema, ya que es una de las grandes discriminación que a día de hoy siguen presentes y que las mujeres aún tenemos que convivir con ello. Ojalá que entre todos podamos conseguir tanto una igualdad salarial como profesional a la hora de asumir altos cargos en las empresas.

  9. Raquel dice

    Un post interesante y completo. Ojalá logremos un mercado laboral igualitario. La normativa es básica pero antetodo CONCIENCIACION.

  10. Delia dice

    Buen trabajo, Amanda.
    A ver si cuando os toque a vosotros ha mejorado la situación. Ánimo.

  11. Ana dice

    Muy buen trabajo. Se ha avanzado mucho pero hay que seguir peleando.

    1. Roberto dice

      Impecable exposición de la situación y de las medidas necesarias que hay que adoptar para la igualdad de trato y de oportunidades

    2. Ignacio Etxebarria dice

      Tu tío Javier es un campeón. Me ha puesto al tanto del artículo.
      No os queda otra que pelear y pelear. El futuro es vuestro. Aurrera.

    3. virginia dice

      enhorabuena por este gran trabajo, has resumido de forma muy clara y concisa toda una problemática compleja que tenemos en nuestra sociedad…
      El futuro será feminista o no será!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More