Un polo sin hielo

0 225

El polo norte es uno de los dos puntos de la superficie de un planeta que determinan el eje de rotación, es opuesto al polo sur. Todos los cuerpos celestes poseen un polo norte y otro sur, cuyo eje de rotación no suele ser perpendicular al eje de traslación.

El polo norte geográfico terrestre está situado en el océano ártico, donde el mar está cubierto por un casquete deshielo.

El deshielo de los polos se acelera. Hay evidencias de que la temperatura de los océanos ha aumentado, lo que podría provocar la desaparición del casquete de hielo. La temperatura de la superficie de la Tierra también está cambiando y afectando al calentamiento. El año 2014 fue el más cálido registrado desde 1880. La situación de deshielo de los glaciares que está sufriendo la Antártida, se ha catalogado como irreversible.

Es en esta zona del planeta, junto con Groenlandia donde se produce un mayor aumento del nivel del mar.

De hecho la capa de hielo de los lagos se redujo a un 22% en veinte años, entre 1991 y 2011, como consecuencia del cambio climático, según la Agencia Espacial Europea.

Es indiscutible que los efectos del cambio climático están siendo negativos en estas zonas frágiles del planeta.

La subida de las temperaturas aumenta el efecto invernadero y el derretimiento de la masa de hielo. Amenaza con tragarse por completo países enteros en un futuro no muy lejano si no se buscan soluciones ahora mismo.

Desde 1970, se puede apreciar de manera muy clara la relación entre el aumento de la concentración de CO2 en PPM (partes por millón).

En 1979, el Polo Norte ocupaba, 7,22 millones de kilómetros cuadrados. En 2016, la superficie de la masa de hielo ocupaba 4,68 millones de kilómetros cuadrados debido al aumento de la temperatura, el Polo Norte ha perdido el 35 % del hielo.

En el Polo Norte, la mayor parte de la región es océano. La Antártida es una masa de tierra rodeada por el océano, mientras que el Polo Norte es un océano rodeado de tierra. Por ello, los comportamientos ante el clima son diferentes. En el polo norte, el hielo marino flotante se derrite como resultado del calentamiento del agua y el viento afecta muy poco en este caso.

En septiembre del pasado año se ha conocido que su mayor glaciar, el Totten, con 130 km de largo y 30 de ancho, se está derritiendo debido al aumento de la temperatura del mar. Otro de sus grandes glaciares, el Smith, ha ido disminuyendo a razón de 2 km por año, hasta perder 35 km de superficie. A pesar de los esfuerzos científicos para comprender los cambios climáticos de esta lejana región, la investigación está sin resolver. Sin embargo, hay indicios que señalan la existencia de una relación entre la perdida del manto de hielo Ártico y el cambio en los patrones de circulación atmosférica, la circulación oceánica y los gradientes térmicos del hemisferio norte.

Beltrán Díaz

Fuente wikipedia
Imagen EFE

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More