Un cable eléctrico submarino une Noruega y Reino Unido

0 126

­Hola, soy Darío Martínez, periodista de El País, he sido desplazado como corresponsal a Reino Unido para llevar a cabo una investigación sobre el cable submarino que transporta electricidad desde Noruega hasta Reino Unido, y viceversa

El viernes 1 de octubre Reino Unido comenzó a recibir energía eléctrica desde Noruega, ¿cómo fue posible?

Los cables submarinos, el North Sea Link, o interoceánicos son cables para transportar electricidad (de cobre) o para las telecomunicaciones (de fibra óptica).

En este caso, el North Sea Link es un cable de cobre, construido para el transporte de electricidad desde Noruega hasta Reino Unido y viceversa

En principio, el cable está construido para transportar electricidad en las dos direcciones, pero los actuales precios de la electricidad en el Reino Unido que están subiendo mucho, hacen que solo se use para enviar electricidad desde Noruega hasta Reino Unido.

El cable submarino supondrá un alivio para los problemas que está teniendo el sistema eléctrico de Reino Unido. El cable costó 1600 millones de euros. Comenzará con una capacidad máxima de 700 megavatios (MW) y aumentará gradualmente hasta 1400 MW durante un tiempo de tres meses, para que os hagáis una idea, un MW puede alimentar a 330 casas durante una hora. Una vez que esté a plena capacidad, el North Sea Link proporcionará la suficiente energía para abastecer a 1,4 millones de hogares.

Las intensidades en el cable serán determinadas por los comerciantes en ambos lados del Mar del Norte, y la energía irá donde los precios sean mayores.

El cable es propiedad de la empresa National Grid, y además su quinto interconector, ya que cuenta con enlaces en Bélgica, Francia y los Países Bajos.

Para 2030, el 90% de la electricidad comprada a través de los interconectores de National Grid provendrá de fuentes de carbono cero, lo que ahorrará 100 millones de toneladas de carbono, lo que equivale a sacar dos millones de automóviles de las carreteras. Las fuentes de Carbono cero son aquellas que en su proceso o actividad no producen más C02 del que pueden capturar.

NSL ha tardado seis años en construirse, la colocación de los cables submarinos comenzó en 2018 y se han invertido más de cuatro millones de horas de trabajo en.

En Noruega, casi el 100 por ciento de la producción de electricidad ya proviene de fuentes de energía renovables, la mayoría de la energía hidroeléctrica.

La idea detrás de la NSL es aprovechar la energía hidroeléctrica de Noruega y los recursos de energía eólica del Reino Unido.

La energía mandada desde Noruega proviene de plantas hidroeléctricas (renovables) conectadas a grandes embalses de agua, ya qué estas fuentes pueden responder más rápido a las  necesidades del país en comparación con otras formas de generación de energía. Sin embargo, como el nivel de agua de los embalses está condicionado a las condiciones climáticas, la producción varía a lo largo de las estaciones y los años

Cuando la generación eólica sea alta y la necesidad de electricidad sea baja en Gran Bretaña, NSL permitirá enviar energía renovable desde el Reino Unido, conservando el agua en los embalses de Noruega. Cuando la demanda sea alta en Gran Bretaña y haya poca generación eólica, la energía hidroeléctrica se podrá importar desde Noruega, lo que ayudará a asegurar un suministro eléctrico seguro para los consumidores del Reino Unido.

La Red Nacional de Gran Bretaña denominó al North Sea Link de 1.6 millones de euros (1.86 millones de dólares) como “el interconector eléctrico submarino más largo del mundo”.

El cable marca un gran hito en el objetivo de Gran Bretaña para llegar a tener emisiones nulas de carbono.

Reino Unido se enfrenta a una de las mayores crisis energéticas. El precio de la electricidad se ha disparado a unos grandes niveles por sus características geográficas. La situación ha empeorado al perderse parte de la conexión eléctrica con Francia al quedar destruido otro cable submarino por un incendio en ese país. La situación ha aumentado el riesgo de sufrir apagones durante el invierno.

El elevado precio de la electricidad ha obligado a varias compañías de Reino Unido a pedir ayuda al Gobierno para no detener la producción de sus fábricas. A ello se le  añade el desabastecimiento de combustible que sufre el país por la falta de conductores tras el Brexit.

FUENTES:

  • El cable submarino de energía (no datos) más largo del mundo ya está en marcha: conecta Noruega con Reino Unido y mide 724 km

https://www.xataka.com/energia/cable-submarino-energia-no-datos-largo-mundo-esta-marcha-conecta-noruega-reino-unido-mide-724-km

Autor:  Javier Pastor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More