Teodosio I El grande. Último césar de Roma, Santo e impulsor del Cristianismo

0 44

Conocido por Flavio Teodosio, Teodosio I o también en el seno cristiano Teodosio el Grande, es un ejemplo importante de la Historia del Imperio Romano. Nació el 11 de enero de 347 en Hispania y falleció el 17 de enero de 395. De familia rica, hijo de un oficial militar, Teodosio el Viejo, con el que adquirió experiencia militar y perdió varias batallas hasta su ejecución, momento en el que Teodosio decidió abandonar momentáneamente su carrera militar. Tuvo varias esposas y tuvo cuatro hijos: Arcadio, Honorio, Aelia y Pulqueria

Cristiano ferviente que dedicó toda su vida a la política y a perseguir paganos. Fue una figura destacada por varios motivos. En primer lugar, fue el último emperador de origen hispano. En segundo lugar tuvo un papel trascendental en el ascenso y expansión del  Catolicismo. Su deseo era unificar las distintas corrientes cristianas del Imperio. Gracias a él, se invirtieron los roles que habían tenido el paganismo y el cristianismo durante siglos.

Fue el último emperador que gobernó el Imperio Romano en su totalidad, siempre había estado dividido entre Oriente y Occidente, esta reunificación sólo duró tres años ya que a su muerte en 395, sus hijos Arcadio y Honorio heredaron Oriente y Occidente.y la separación fue para siempre.Y fue quien puso fin al paganismo en el Imperio Romano.

El  Cristianismo fue abriéndose camino durante siglos gracias a estos tres edictos: el de Milán por Constantino I, en el 313, que puso fin a la persecución contra los cristianos, el de Tesalónica por Teodosio I, en el 380, por el que se declaraba el cristianismo como única religión Imperial y por último, justo tres años antes de su muerte, y el más importante, el edicto de Constantinopla,  por el que se prohibió el paganismo o cualquier práctica no cristiana e impuso el cristianismo. Él cambió la historia a través de la Religión de esta manera pasamos de perseguidores a perseguidos.

Promulgó la pena de muerte para todos los que no siguieran el Cristianismo. Este endurecimiento se debió seguramente a la influencia de San Ambrosio, el obispo de Milán. En el 390 mandó matar a la plebe de Tesalónica acusada de matar al general Buterico como castigo. San Ambrosio al enterarse, se enfadó mucho porque consideró que esa no era la conducta digna de un cristiano y le obligó a hacer penitencia si quería recibir la comunión. Aquí se vio el sometimiento de un emperador a un obispo.

Gracias a todos sus grandes logros fue deificado como Divus Theodosius.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More