Templeton y otras maravillas

0

Tras ver resignadamente dos minutos musicales del programa televisivo “Viva la vida”, en el día europeo de la música (para mas inri) el pasado junio, en plena desescalada  me ha asaltado la duda de si a eso se reduce toda la creatividad en nuestro país. Mientras me alejaba de la televisión, dispuesta a cortarme las venas con una barra de pan, me han venido a la mente unas declaraciones de Soledad Jiménez (la ex de “Presuntos Implicados”), cuando presentó hace unos meses su nuevo disco, “El cielo de París”. “La industria musical en España esta devastada. Hacer música en España, hacer arte, en general, es un acto heroico”.

Pues no. Pese a todos, y sobre todo algunos queda mucho arte y mucha fuerza entre nuestros músicos. Desde hace unas semanas os venimos poniendo en eolapaz sobre la pista del nuevo trabajo de los torrelaveguenses de Templeton, un grupo que desde su arranque en 2001 ha traspasado sigilosamente la barrera que separa los grupos prometedores de los de culto. Su nuevo trabajo, “Rosi” ha dejado atrás los aires a la Oklahoma de los ´80, las letras melancólicas y los sonidos irregulares, para caer en una trama musical más convincente y un sonido más sólido e imponente, algo que se percibe más claramente en unos directos que rezuman una profunda capacidad de reflexión y musicalidad.

Muchos grupos evolucionan por decreto, respondiendo a esas exigencias de los mercados que obligan a los creadores a ser siempre distintos, aunque eso les prostituya, para vender, porque solo la novedad vende. Templeton no. “Rosi”, el nuevo álbum de la banda de Santi Castillo, Gonzalo Mamano, Pablo Z, Brian Hunt, Álvaro Martínez, Javi carrasco y Sara Cordero es un trabajo puro y honesto, ecléctico por ser fiel a la libertad y el buen gusto que siempre han reflejado los de Torrelavega.

Tras maravillarnos con “Exposición Universal” y atraparnos con el sonido seco y envolvente de “El Murmullo”, Templeton, de la mano de Sones y Paco el Loco en la producción, ha elaborado una propuesta musical diferente pero lógica en un grupo que evoluciona y crece como toda su generación.

“Rosi” con un tema para recordar, “La gran ciudad”. Una introducción sorpresiva de recuerdos ochentenos que abre boca para adentrarse en otro tema de ritmo atrayente, “Fucsia”, un tema de ricos sonidos cercanos a la psicodelia. Todo antes de adentrarse en “Océano”, un experimento musical lleno de riqueza, evocador y sugerente.

Pero esta marea de secuenciadores, sintetizadores reverberantes y guitarras con distorsión no ha enterrado las raices pop de la banda, presentes claramente en temas como “Quemados por el sol” o “Pálida camarada”. Ni han abandonado los aires melancólicos presentes en su adn. Hay canciones que hablan del dolor, del desamor y de la tristeza resignada, como “Noches blancas”, un sencillo e intenso canto al dolor.

Y junto a todo ello acordes intimistas (como su canción a su Torrelavega natal, “39300”), críticas despiadadas y comprometidas a los problemas sociales (“El latigo”) o piezas muy elaboras (“Hortensias”). Pero todo rebosante de ideas sostenidas en lo cotidiano y en la voluntad de contar y hacer lo que desean, haciendo oídos sordos a etiquetas y prejuicios. Así son Templeton.

Sin embargo, estos grupos creativos, intensos y capaces de convencer por igual a público y a crítica tienen las ventanas de los grandes medios vedadas. Televisión española nos regaló hace tiempo programas como “No disparen al pianista”, un lugar muy adecuado para promocionar nuevas propuestas. Pero el programa de Ruth Jiménez desapareció, sin más. Cosas de la tele. “A solas” de Sol Música o los conciertos de Radio3 son así, rarezas en extinción

Antes y después de ese óbito, las plataformas de ayuda y promoción de nuevos grupos, y nuevas ideas, aquellas que sacan del olvido a los que abren el angular de la cultura de verdad, no se han terminado. Hoy quería por eso hablaros de Videohead, la productora que con tenacidad dirigen Alberto Gastesi (director de cortos y video creación), Rafa Zubiría (fotógrafo, diseñador y director de cortos y video creación) y Alberto López (imprescindible y consagrado director de fotografía). Tres amigos muy currantes (como ellos se definen) que se vieron obligados a empezar, como tantos, desde my space, e ir, sin ayuda, abriéndose paso a golpe de trabajo y calidad en la pretensión de crear una plataforma que navegara en la aventura de los video clips la ayuda a jóvenes valores y la publicidad, hecho que se resume en un lema sencillo que ellos lanzan cada día al espacio cibernético “Hola, grupo de música moderna que estás empezando; escríbenos para empezar una colaboración, nosotros te haremos el video clip”. En la actualidad grupos con futuro, y con presente, divulgan su música gracias a Videohead, “Love of lesbians y “Il cielo di Bagdad” un grupo de música abstracta entregado a la melancolía y las progresiones rítmicas.

Videohead trabaja mostrando melodías que refleja palabras que no se dicen ni se cantan, y todo con una estética entre surrealista y bizarra, como a ellos les gusta contar. Para muestra un botón, ese espectacular video promocional del “A day of Wool” de “Il cielo sobre Bagdad”, y que rodado en las costas de Zumaia, envuelve una historia de búsqueda y perdición entre mares desolados, tierras frías, jaulas, animales de peluche y extraños toques de los mundos surgidos en la mente de Michael Grondy.

Videohead representa la actitud ante la vida de una juventud que rechaza la monotonía, la manipulación y la cutrez. Los alienantes centros comerciales, el individualismo de los home cinema, la perversión de una cultura que en lugar de alentar la creatividad fomenta el gregarismo y la sumisión intelectual. Que defiende la fiesta como forma de vivir en comunidad lo que nos enriquece. Y que se refugia en Internet y en las redes sociales porque son hoy en día las únicas plataformas y lugares que permiten el intercambio absoluto de ideas, el comercio justo, y la relación con gentes que, de otra forma, nunca cruzarían nuestras vidas. Nuevas formas de cultura que buscan “impedir que ciertos entes peligrosos, corporaciones, multinacionales, ocupen espacios e ideas que son y deben seguir siendo nuestras”.

El día de la música ya paso, pero quedan más días. Cierra los ojos y déjate llevar por Izal, Sidecars, Niños Mutantes, Love Of Lesbian, Quique González o Templeton. Músicos creadores, y libres.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More