¿Son peligrosas las pistolas taser de la policía?

0 16

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha anunciado que la policía de la ciudad comenzará a equipar sus equipos con pistolas Taser, y próximamente le seguirá la Policía Nacional. La medida, que sorprendió a muchos pero dista mucho de ser original de este Ayuntamiento, responde a las demandas de asociaciones policiales y otras fuerzas de seguridad, que han visto hasta 200 ciudades españolas (y varios países europeos) en los últimos meses) tiene este gadget seleccionado. Pero, ¿Cuáles son los riesgos para la salud?

 Aunque recién ahora el debate de las Taser empieza a surgir de manera directa en nuestro país, lo cierto es que este dispositivo ha sido objeto de una gran polémica durante décadas. Creada por la empresa que lleva el nombre del invento hace 25 años, su uso ha ido cambiando entre quienes piensan que es una solución menos dañina que las armas (incluso dicen que es una herramienta “no letal”) y quienes piensan que lo es. Es menos arriesgado que las balas, pero sigue siendo significativo y debería controlarse más. Los datos de muerte y otras cuestiones relacionadas con su uso solo empeoran el debate.

No se sabe qué modelo comprará el Ayuntamiento de Madrid (si se sabe que costará unos 500.000 euros, un aparato de unos 2.000 euros cada uno) ni qué modelo comprará, pero tiene muchas posibilidades de que sea un modelo de la propia empresa Taser Por un lado, gestiona el mercado con soltura y tiene acuerdos con el ejército y algunas policías españolas. Si no estás familiarizado con estos inventos, debes saber que se trata de dispositivos paralizantes, también conocidos como armas de electrochoque, que cuando se activan disparan dos dardos al objetivo al que van dirigidos.

El dardo transmite una carga eléctrica (50.000 voltios en el vacío, 400 voltios en contacto con una persona, 2,1 mA) y se conecta a una pistola (diseñada de forma muy parecida a una típica Glock) a través de un cable de hasta 7,5 metros de largo. La carga está lista para aturdir y confundir los músculos del cuerpo, inmovilizando el cuerpo y entregando hasta 6 descargas por disparo. ¿pregunta? Su potencia también puede ser letal en algunos casos, como han demostrado varias investigaciones, aunque la propia empresa lo ha defendido.

En Estados Unidos, según una profunda investigación de la agencia de noticias Reuters, en unos 20 años han muerto más de 1.000 personas que habían sufrido un ‘accidente’ con alguna de estas armas (en 153 de ellas las autoridades confirman que el las pistolas eléctricas fueron directamente responsables o contribuyeron a la muerte), en Reino Unido se dio, entre otros, el sonado caso del exjugador de la Real Sociedad Dalian Atkinson y en Alemania, donde comenzaron a usarse hace año y medio , cinco personas ya están muertas tras ser alcanzadas con una de estas armas. Los mismos expertos confiesan que no es fácil relacionar una de estas armas con la muerte de una persona, pero en zonas como San Francisco la lluvia de obuses ha comenzado a replantear la retirada.

¿Qué dicen los médicos?
Aunque llevan muchos años con estos artefactos, científicos de todo el mundo coinciden en que aún no hay datos suficientes para sacar conclusiones sobre sus peligros y riesgos, pero piden que no se vendan como productos no letales. “Según las más extensas investigaciones de contenido, muy pocos eventos cardiovasculares y arritmias son causados ​​por alguna de estas armas, pero existen, por lo que estos riesgos deben ser considerados. Son pequeños e indiferentes”, explicó Guerra Ramos, cardiólogo. y director de la División de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) sugiere que estos incidentes no deberían afectar a personas con enfermedades cardíacas u otras condiciones médicas, sino que se debe hacer una combinación de cosas para que esto suceda. Las convulsiones de liberación pueden dañar el músculo cardíaco. En principio, estas armas están diseñadas para que sus efectos no lleguen a estos músculos, pero una combinación de diferentes circunstancias pueden afectarlos. Fue como si me golpearan en el pecho. En la mayoría de los casos, esta máquina no provoca un paro, pero en cierta etapa del corazón puede ser fatal”, explica el Dr. Guerra.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More