“Soldados de Salamina

1 377

“Soldados de Salamina” es un libro escrito por Javier Cercas, publicado, entre otras, por la editorial Planeta de Agostini y, también, ha sido llevado a la gran pantalla de la mano del director David Trueba. Este libro, al que no debemos llamar novela sino relato real (por petición expresa del autor), narra en primera persona las idas y vueltas de un escritor catalán venido a menos que, tras volver a su trabajo como periodista en un periódico local, después de una excedencia en la que intentó (aunque en vano) escribir su tercera novela, es asignado a la sección de cultura de este. Un día, escribiendo un artículo sobre olvidados y no tan olvidados escritores de la guerra civil española, cruzó ante él un nombre que, aún sin saberlo en ese momento, cambiaria su suerte, que, dicho sea de paso, no es que fuera muy abundante. El nombre de su héroe, quien pasaría a ser el protagonista de su próxima y más exitosa novela, era Rafael Sánchez Mazas. Este es considerado el primer falangista español, crecido en el seno de una de las familias bilbaínas más importantes, y habiendo viajado por todo el mundo, a la tierna edad de diecinueve años era ya un auténtico intelectual además de un buen escritor (que no es lo mismo que un gran escritor), en uno de sus viajes a Italia, quedó prendado de la figura política del fascista Benito Mussolini.  A su regreso a España, y junto a su íntimo amigo José Antonio Primo de Rivera, decidió fundar la falange española, de la cual ostentaba el carné número cuatro. No se sabe a ciencia cierta quien dio el primer paso hacia la guerra civil española que se desencadenó en 1936, pero son muchos los que afirman que fueron los falangistas los primeros en tomar las calles. Tras el estallido de esta hazaña bélica, Sánchez Mazas fue recorriendo el territorio español con el fin de llegar a la zona gobernada por los nacionalistas, dado que eran estos los que mas se asemejaban a él en cuanto a ideales políticos. Antes de llegar a su destino, es recluido junto a muchos otros jóvenes y es llevado al Collell, después de varios días de cautiverio, los carabineros informan a este grupo de jóvenes de que debe realizar un trabajo. En realidad, esto solo era una escusa para llevarlos al paredón y fusilarlos, pero, la fortuna se puso del lado de Sánchez Mazas (por primera vez desde el comienzo de la guerra) y este pudo escapar por un bosque colindante. Al conocerse este hecho, se realizó una batida para encontrar al soldado y darle fin a su corta pero intensa vida. Sánchez Mazas, que se escondía tras una roca, fue visto por un soldado del bando contrario quien, al mirarlo fijamente a los ojos, no lo delató ante sus superiores y le concedió la libertad. Durante sus días en el bosque ayudado por una familia residente en una masía cercana, se encontró con otros tres soldados en sus mismas condiciones. Los cuatro jóvenes inexpertos, comenzaron a convivir y a cuidarse unos a otros a cambio de seguir haciéndolo también mas adelante con la guerra ya finalizada. Una vez que los nacionales llegaron hasta su zona y tomaron el control de esta, estos cuatro hombres, que ya se consideraban amigos, dejaron atrás su huida y volvieron a la civilización.  Sánchez Mazas nunca pudo agradecerles del todo a sus “amigos del bosque” todo lo que hicieron por él, aunque si hizo todo lo que estuvo en su mano para ayudarles ante cualquier adversidad. Durante el resto de su vida fue, entre otras cosas, ministro de Franco (caudillo español de la época), un buen y un gran escritor, y durante sus últimos años, un simple soñador que quedó preso de antiguos recuerdos y de una sensación de cobardía que le llevo hasta su éxtasis. Toda esta historia que os acabo de relatar llega a Javier Cercas, a través de escritos, conversaciones, y números trabajos de investigación dignos de los mejores detectives. Es muy fácil para los que no hemos vivido una guerra, dotar de heroicas historias que probablemente para sus protagonistas no pasan de una simple anécdota de sus tiempos de juventud. Durante los años de la guerra (1936-1939) y durante varios de los posteriores, una gran inestabilidad reinaba en España, tanto los izquierdistas como los derechistas luchaban por volver a tener el poder, o por conseguir aún más. La violencia estaba a la orden del día, y el adoctrinamiento por parte del gobierno y la iglesia se veía presente en los escasos medios de comunicación de la época. Partidos políticos clandestinos, exilios, presos políticos, asesinatos en nombre de dios o del generalísimo, cartillas de racionamiento… era el pan de cada día. Muchos creen que esto solo es un acontecimiento que conforma nuestra historia como país y nación (tema discutido en el libro durante los años de la guerra y ahora en la actualidad), pero lo cierto es que los estragos siguen hoy en día muy presentes entre nuestra sociedad. Verdaderamente es un hecho muy lejano, pero confrontó a todos los ideales políticos: republicanos, nacionalistas, fascistas, falangistas… Y aunque de otro modo (mucho más moderado) en cuanto a política, hoy en día estamos igual. Slbcoek �j

1 comentario
  1. Diolinda dice

    Esta muy bien Alia, me ha gustado mucho

    Mucha suerte guapísima

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More