Sigue la tensión entre Sudán y Etiopia

0 124

Todo empezó el 15 de diciembre de 2020. Milicias etíopes tendieron una emboscada a varios militares y mataron a cuatro de ellos. Ese mismo día, el primer ministro sudanés Abdalla Hamdok , dijo que estaba preparado para “repeler” la agresión militar. Ya lidiando con una guerra en el norte de Etiopía, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, trató de calmar la situación diciendo: “Estos incidentes no romperán el vínculo entre nuestros dos países, ya que siempre utilizamos el diálogo para resolver problemas”. Sin embargo, la intensificación del conflicto en los últimos días ha puesto en entredicho una posible solución cercana. Este acto llegaba poco después de la reunión entre el primer ministro sudanés Abdalá Hamdok y su homólogo etíope Abiy Ahmed para abordar la situación en la región etíope del Tigray, donde la ofensiva militar del gobierno de Etiopía desde inicios del pasado mes de noviembre ha provocado que miles de civiles busquen refugio en campamentos del país vecino. La toma de la capital, Mekelle, no puede considerarse el final del conflicto, pudiendo dar pie a la creación de partidas guerrilleras que aumenten el clima de tensión en toda la región. Precisamente la región de al Qadarif se encuentra en la zona de la triple frontera de Sudán, las regiones etíopes del Tigray y Amhara y de Eritrea, la cual se encuentra también involucrada en el conflicto mencionado anteriormente. Se trata de una zona disputada por Sudán y Etiopía a causa de los acuerdos de 1902 entre esta última y el entonces país colonizador del Sudan, el Reino Unido. El 23 de febrero, Etiopía pidió a Sudán que retirara sus tropas de la zona fronteriza en disputa antes de que pudieran comenzar las conversaciones de paz. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Etiopía, Dina Mufti, dijo que Etiopía no quiere volver a entrar en conflicto con Sudán. ​También dijo que Etiopía deseaba volver al compromiso de 2008 que permitiría a las tropas y civiles etíopes ingresar a la región sin ser molestados. Finalmente, Mufti dijo que había un tercero que empujó a Sudán a entrar en conflicto con Etiopía. El mismo día Sudán declaró que no retiraría sus tropas de la región fronteriza y dijo que el despliegue del ejército sudanés en la franja fronteriza con Etiopía es una decisión final e irreversible. El 2 de marzo, el ejército sudanés siguió presionando en el último bastión etíope de Bereket en la disputada región fronteriza de al-Fashaga contra las fuerzas respaldadas por Etiopía. Mientras tanto, Sudán afirmó que las fuerzas eritreas estaban ayudando a los etíopes.

Fuentes:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More