Ruth Beitia, el ángel del Olimpo

0 15

Ocho meses han pasado desde aquel día que cambió su vida, ese día en el que se convirtió en una heroína para España (si no lo era ya antes), ese día en el que consiguió la medalla de oro en salto de altura. En efecto, hablamos de Ruth Beitia, diputada del Partido Popular por las mañanas y saltadora olímpica por las tardes. Como dice ella: “amiga de mis amigos, muy coqueta y una privilegiada a la que la vida ha otorgado un don”.

Su vida no ha sido la más fácil, es la pequeña de cinco hermanos, todos han hecho atletismo y ella no iba a ser menos. El Club Atlético España de Cueto es el club de su infancia, donde nos cuenta que pasaba las tardes aprendiendo las distintas modalidades del Atletismo. Observando a su hermano más mayor saltar vallas día tras día, a la edad de 11 años, eligió esta modalidad, o como ella dice: “El salto de altura me eligió a mí”. Tenía un don y encima podía desarrollarlo. Ya en aquellos días inocentes destacaba frente al resto de competidores aunque nada de lo logrado hubiese sido posible sin el trabajo de su entrenador, la mitad de su vida. Ramón Torralbo es la persona con la que lleva compartiendo risas, lágrimas y sollozos durante más de 26 años. Ha sido su entrenador desde tiempos inmemorables y lo seguirá siendo por mucho más. Tanto él como su familia son sus principales puntos de apoyo, que la respaldan allá donde vaya.
El fruto de todo este trabajo son los numerosos trofeos mundiales que ha conseguido y, además, ostenta el récord de España de salto de altura. Sin embargo, nunca había conseguido ganar unos Juegos Olímpicos, deseo de todo deportista, hasta el pasado año. La desesperación de quedar en cuarto lugar en las Olimpiadas de Londres la hizo luchar con todos sus ganas hasta un punto que se convirtió en la mejor del mundo. Sus más altas expectativas se vieron alcanzadas en Agosto de 2016 cuando, no solo conforme con la medalla de Bronce, consiguió subirse al primer cajón del podio, consiguió vencer a todas las finalistas y llevar España a lo más alto.
Esta medalla ha sido el mayor logro de su vida y la adora, pero si tiene que elegir lo más emocionante de su trayectoria, es, sin ninguna duda, el camino que ha recorrido junto a Ramón para convertirse en la persona que es. Han pasado muchas horas juntos y se conocen el uno al otro hasta un punto que nunca se han peleado, siempre ha habido un consenso, fundamental para cualquier deportista de alto rendimiento.


Actualmente, Beitia cursa un grado en Psicología a distancia, cuyo estudio ha provocado una  mejoría en su competición, ya que considera este grado como una parte que, últimamente, se está convirtiendo en indispensable para ella. La primera vez que superó los dos metros de altura descubrió que el entrenamiento mental es indispensable en todo deportista de alto nivel y que el prejuicio de ir al psicólogo y estar loco es completamente erróneo. Gracias a ello, eliminó la ansiedad previa a cada salto producida el miedo a no superar esta marca. También ha aprendido a controlar nervios, miedos y ansia antes de la competición.
Lo más difícil, nos cuenta “no es ganar o perder, sino mantenerte en la élite a lo largo del tiempo”. Ahora tiene 38 años, sin ninguna gana de dejar el deporte pero, nos revela, que el día que este en el sofá y no le apetezca ir a entrenar, lo dejará.

El impresionante palmarés de Ruth Beitia convertida en la atleta más premiada de España / Archivo Enredados
Si no fuese suficientemente duro entrenar todos los días de la semana a tan altísimo nivel y estar sacándose una carrera a distancia, también es diputada en el Parlamento de Cantabria. Se describe como una política que aporta bastante a la juventud, al deporte y a la cooperación en Cantabria. También se la ha escogido como la diputada más valorada de la región, pues demuestra una gran cercanía con los ciudadanos con los que acostumbra a pararse a hablar, lo que estos la agradecen.

Beitia, exponente internacional del deporte español, con su impresionante palmarés, desearía ser recordada como la persona cercana y sencilla que es. Finaliza revelando su pequeño secreto, con el que ha conseguido el logro de ser campeona olímpica: “La perseverancia es la clave del éxito”. Gracias Ruth, seguiremos tu camino.

Imagen interior eolapaz

Imagen de portada Elespañol

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More