Rómulo y Remo, fundadores de Roma

0 82

La leyenda de la fundación mítica de Roma dice que la ciudad fue fundada por los gemelos Rómulo y Remo, de los cuales hay que hablar porque tienen una historia bastante interesante.

Cuenta la leyenda que Amulio, hijo del héroe troyano Eneas, había fundado la ciudad de Alba Longa sobre la orilla derecha del río Tíber. Este destronó a Numitor obligando así a su hija (Real Silvia) a convertirse en la sacerdotisa de la diosa Vesta. Esta tuvo dos gemelos llamados Rómulo y Remo. Silvia, por temor a Amulio, metió a sus dos hijos en una cesta que colocó sobre el río Tíber. Estando la cesta navegando en medio del río llamó la atención de una loba la cual cogió a los gemelos, los llevó con un pastor llamado Fáustulo y su mujer Aca Larentia. La loba amamantó a los niños durante un largo tiempo.

El 21 de abril del año 713 a.C. fue el día en el cual los dos gemelos fundaron la llamada ciudad eterna, Roma. Al fundarla Rómulo trazo línea señalando los limites de la ciudad que este construiría y juró que mataría a quien osara cruzarla y, Remo (que no era tan serio como su hermano) cruzó la línea en forma de broma. Su hermano demostró que su juramento era real matando a Remo y así quedando como único rey de Roma.

A partir de ese momento comienza la historia de la llamada Roma. Roma, desde un primer momento, fue una monarquía la cual tuvo siete reyes siendo Rómulo el primero de ellos. El reinado de Rómulo adoptó bastantes medidas, una de ellas fue aumentar la población de la que en ese momento fue su ciudad. Este aumento en la población solucionó algunos problemas del reino, pero no el mayor de ellos, la falta de mujeres. Rómulo tras pensarlo mucho encontró una solución para este problema, esa solución fue secuestrar mujeres de las ciudades vecinas. Para ello Rómulo decidió hacer unos juegos a los cuales estarían invitados todos los habitantes de todas las ciudades cercanas a Roma. El rey ordenó a su gente raptar a todas las mujeres que asistieran al evento. Este acto se llamó “el rapto de las sabinas”. Al enterarse de esto las ciudades que asistieron a los juegos de Rómulo se enfadaron y crearon un ejercito contra los romanos que habían secuestrado a sus mujeres, pero tan solo con las súplicas de estas terminó el enfrentamiento. El final de esa pequeña guerra llevó a una alianza entre todas las ciudades, incluida Roma. De modo que algunos sabinos y algunos albanos se fueron a vivir a Roma. Unos años más tarde en Roma también entraron a vivir algunos etruscos. Entre todos los hombres que ya en Roma habitaban Rómulo eligió unos pocos para que formaran el senado de Roma. Esos hombres tenían muchas funciones entre las cuales estaba la de elegir un nuevo monarca para continuar con la monarquía romana. Esta función no se llevó a cabo hasta muchos años más tarde cuando Rómulo, el primer monarca de Roma, murió. No se sabe exactamente como murió, pero hay muchas teorías. Una de esas teorías fue que este falleció habiendo sido asesinado por el senado romano. Otra que simplemente fue una enfermedad. No se sabe cómo murió, pero si quien fue el elegido del senado para heredar el puesto de rey. El heredero de Rómulo fue Numa Pompilo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More