“Resuelve el misterio: el secreto de la mansión”

1 274

Lauren Magaziner estudió escritura creativa y filosofía en el Hamilton College. Después de la universidad, Lauren trabajó en dos revistas. Vivió en Brooklyn, New York, durante seis años. Ahora reside actualmente en Filadelfia, donde escribe a tiempo completo.

Sus libros son: “Resuelve el Misterio” (Saga de tres libros) ,“Wizardmatch”, “Pilfer Academy” y “The Only Thing Worse Than Witches”.

Este libro cuenta la historia de un niño llamado Carlos, que su madre es una detective privada en una agencia. Ella trabaja con otro detective que se llama Cole. A ellos les han pedido que resuelvan un caso de una señora llamada Guinevere LeCavalier.

Este caso es uno de los mejores, porque Guinevere LeCavalier es una persona muy rica. Pero lo que pasa es que la madre de Carlos está mala. Y si no resuelve el caso la agencia se echará a perder. A ellos les vendría muy bien el dinero porque ahora mismo no tienen mucho. Cole tampoco puede resolver el caso porque él está con otro. Entonces a Carlos se le ocurrió una idea… ¡Él iba a ser quien resolviese el caso!

Alguien quiere hacerse con el tesoro de una excéntrica millonaria. Por si fuese poco, Carlos es el que va a resolver el caso y no ha resuelto un caso en su vida. Así que va a necesitar la ayuda de Eliza y de Frank. Eliza es la mejor amiga de Carlos y Frank es su hermano pequeño.

A Guinevere LeCavalier le han llegado muchas cartas con amenazas. La mayoría de las amenazas son de muerte, pero son anónimas. Así que no saben quién las está mandando. Por eso Guinevere ha llamado a la agencia para que resuelvan el caso. Pero lo que no sabe es que los que van a intentar resolver el caso son unos niños sin experiencia.

Cuando Carlos, Eliza y Frank van a la calle donde vive la señora Guinevere. Eliza ha visto una casa amarillenta y con unas grandes columnas blancas. A la entrada hay unos arbustos en forma de yorkshire. Cuando van a llegar a la casa ven a un hombre salir de un cobertizo llamado Otto. Él los lleva hasta la puerta de la casa, donde les abre Smythe, el mayordomo. Guinevere les invita a tomar un té. Al rato llega el abogado, Maddock, que es el mejor. Y desde las amenazas va mucho a ver a Guinevere.

El amenazador quiere el tesoro que dejó el difunto marido de la señora en el testamento, el marido murió hace 5 años. Lo del tesoro sólo lo saben los más cercanos o a los que ella se lo haya contado. También Ivy su hija sabe lo del tesoro, aunque ellas no se lleven muy bien. Ivy vive con su marido en Wichita, donde se mudaron. Carlos, Eliza y Frank interrogaron a todos y nadie les dijo nada.

Fueron a la biblioteca de la casa y vieron una amenaza de muerte pintada en la pared con pintura roja. También vieron la segunda amenaza, con pintura roja. Así que empezaron a investigar y fueron a casa de Patty, Patty es una chica que vive al lado. Y se colaron en el sótano de su casa. Y en efecto, vieron la misma pintura con la que se pintó la amenaza de muerte. Entonces al día siguiente se lo fueron a decir a Guinevere. Llamaron a la policía, la policía vino muy rápido y detuvieron a Patty. Otto preguntó qué había pasado, y se lo dijeron. Otto se puso muy tenso, y dijo: ¡Patty! ¡Caramba! ¡Quien lo hubiera dicho! Y se fue. Eliza le dijo a Carlos: Mira el cortacésped, tiene una mancha de pintura roja. Él había sido el de la segunda amenaza. Y dejo la pintura en el sótano de Patty para culparla a ella. A ellos no les detuvieron. 

Después de dos días volvieron a la casa, y Smythe les negó la entrada. Se fueron y se escondieron tras los setos. Al cabo de un rato se asoma Guinevere y le da una piruleta a cada uno. La preguntaron si ella había recibido amenazas alguna otra vez. Ella respondió que sí, de la primera mujer de su marido. Y que ella tenía muchos enemigos. Patty y ella eran muy amigas, lo hacían todo juntas. Hasta un día que Patty le dijo a todo el mundo que Guinevere no la había ayudado nada en un proyecto. También puso a su hija en su contra.

Carlos, Eliza y Frank fueron a la habitación de Smythe, la puerta estaba cerrada con llave pero debajo del pomo había un teclado. Tenían que poner una contraseña, tuvieron que resolver un acertijo para abrirla. Encontraron el acertijo en una de las bisagras de la puerta que estaba suelta. No había nada interesante.

En un pasillo vieron a Otto y vio el cofre, lo abrieron y solo había plumas. Entonces Otto se tiró encima de los tres y les atrapó, los llevó arrastrando por cuevas. Llegaron a unas escaleras muy grandes que salían al cobertizo. Las paredes estaban cubiertas de fotos de Guinevere, la pared formaba un collage espantoso. Otto estaba obsesionado con Guinevere, y él fue el culpable de las amenazas.

Yo os recomiendo este libro porque es muy fácil de leer, es de misterio y suspense. También tienes que ir encontrado pistas y es más ameno.

1 comentario
  1. Ana dice

    Muy bien desarrollado.

    Buen trabajo.

Responder a Ana
Cancelar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More