Prostitución infantil, un mal que no cesa

0 509

La prostitución infantil es una desgracia que se refiere a todo el mundo según la ONU. En cambio, no existen números exactos sobre el tema ya que las fuentes son tan clandestinas como las prácticas. Pero los números son altos, sobre todo si contamos el incremento de la explotación sexual de menores.
De acuerdo a un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Argentina es junto con Brasil, Sri Lanka, Chile y Cuba están entre los países con más explotación sexual de menores en el mundo. En cambio, el carácter clandestino de la prostitución y de quienes llevan el negocio o lo protegen, no permiten acercamientos de carácter cuantitativo.
Así que, no hay números concretos sobre el tema ya que las fuentes son tan clandestinas como las propias prácticas. Los números son elevados, sobre todo si nos fijamos en el incremento de la prostitución infantil y juvenil de ambos sexos. El PNUD marca la ciudad de Buenos Aires, hacia 1997, había 10.000 mujeres en prostitución; 3.000 trabajaban en la calle y 7.000 en puertas adentro; el 82% de la prostitución en puertas adentro se hacía bajo la explotación de terceros en 500 departamentos privados y 300 saunas clandestinas. Proyecciones que son hechas por ONG señalan que sobre 100 casos, el 46% de los locales donde se realiza la prostitución son saunas; 11% son agencias; 11% son departamentos con hasta 3 mujeres regenteadas y un 9% con más de 3. El otro 5% son agencias a domicilio. La verdad es que en el negocio de la prostitución se mueven muchos millones y funciona tanto desde lugares exclusivos con gente con poder económico y turistas extranjeros como desde las estaciones de tren, donde hay adultos que demandan sexo a chicos de hasta 11 años, hombres o mujeres, a cambio de calderilla o un algo de comida. No se trata sólo de chicas de con poco dinero, hay de todos los tipos y tienen la misma debilidad anímica proviene de problemas familiares. Cada año, según datos de UNICEF, un millón de jóvenes, sobre todo niñas, en el mundo ingresa en el mercado de la prostitución infantil. Llegan siempre a ese extremo debido a la influencia de adultos. También son introducidos por otras prostitutas adultas que se aprovechan de la pobreza de estos niños. Estas mujeres están encargadas de percibir menores. Para llevarlo a cabo, los buscan en los cinturones periféricos y en las zonas más marginales de las grandes ciudades o en el interior de los países donde hay mucha pobreza. Cuando los chicos ya tienen bastante confianza con ellas, se aprovechan de ellas, prometiéndoles mejores condiciones de vida, un buen trabajo y ayuda. Solo que en realidad la industria del sexo encaja a niñas cada vez más jóvenes porque éstas tienen pocas posibilidades de estar infectadas con el VIH/SIDA. Dichas organizaciones están compuestas por intermediarios, traficantes y clientes, sobre todo hombres, que realizan este cruel comercio, el turismo sexual y la pornografía de niños.


La ley contra la prostitución infantil. Comenzó en Enero de 2002. Desde de ese año, los Estados firmantes tienen como obligación poner en práctica todos los recursos que sean necesarios para eliminar dichas prácticas y nombrarlas como delitos.

Cuando se convierta en ley nacional, el Protocolo facultativo se hará cargo directamente a los adultos que participen en estas actividades y las nombraran como delito a dichas violaciones de los derechos de la infancia. Andorra, Bangladesh, Cuba, Islandia, Kazajstán, Panamá, Sierra Leona, Noruega y Marruecos, fueron los primeros países en firmar este tratado, sumándose a los otros 69 que han firmado la Convención de los Derechos del Niño.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More