Producción y consumo responsable

0 46

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030), es una iniciativa impulsada por Naciones Unidas que se ha propuesto como meta  acabar con la pobreza y proteger el planeta, así como garantizar la paz internacional y el bienestar social.

El número 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible: “producción y consumo responsable”, tiene como finalidad garantizar unos modelos de consumo y producción sostenibles, que sean viables durante un largo tiempo sin agotar los recursos ni dañar el medio ambiente. Es decir, garantizar el uso eficiente de los recursos naturales y la gestión ecológica de los productos químicos y de todos los desechos a lo largo de su ciclo de vida, reducir el desperdicio de alimentos, promover  el reciclado y la reutilización de los desechos, fomentar el turismo sostenible. Hacer más y mejores cosas con menos recursos,

Un objetivo que se debe de alcanzar para el 2030.

El consumo y la producción son el motor de la economía mundial. Sin embargo los actuales tipos de consumo y producción insostenibles conllevan a la desforestación, la escasez de agua, altas emisiones de CO2 que causan el deterioro de ecosistemas claves y el desperdicio de alimentos.

Este objetivo se puede lograr si todos participamos:

  • Como sociedad: reciclemos y consumamos productos que empleen prácticas sostenibles sin perjudicar al medio ambiente. Como consumidores, debemos adoptar estilos de vida en armonía con la naturaleza. Asumir que el modelo actual no es sostenible.
  • Desde la iniciativa privada: reciclando, reutilizando y adaptando prácticas sostenibles sin dañar el medio ambiente usando de forma adecuada la energía y los recursos.
  • De forma educativa: reforzando la investigación y colaborando en crear soluciones innovadoras.
  • Desde los gobiernos: crear políticas sostenibles, promoviendo una producción y un consumo sostenible.

Pero no todos los países pueden hacer frente a este desarrollo sostenible, ya que los países menos desarrollado o incluso en vía de desarrollo, su crecimiento es bajo o muy bajo en comparación con los niveles necesitados para cumplir los objetivos propuestos para la agenda 2030.

Para comprobar si los objetivos están siendo cumplidos se utiliza el índice ODS, una escala del 0 al 100 donde el 0 es el peor nivel de implantación y el 100 “la nota máxima”. A la cabeza se encuentran los países escandinavos (Suecia, Dinamarca, Noruega y Finlandia), en temas sociales y económicos, aunque todavía deben de trabajar en una economía baja en carbono. Por el contrario, al final de la lista se encuentran países africanos (República Centroafricana, Liberia, Níger y República Democrática del Congo), sobre todo por temas de pobreza, hambre, paz, educación y justicia.

Se busca el cambio de una economía lineal (la actual) a una economía circular basada en tres acciones: reparar, reutilizar y reciclar. La Unión Europea, la define como “un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible para crear un valor añadido y extender, así, el ciclo de vida de los productos”.  

Bibliografía

  • ODS 15 | Vida de ecosistemas terrestres YouTube · Más de 36.000 vistas · 16/11/2018 · de UNESCO Etxea – Centro UNESCO del País Vasco
  • www.un.org
  • Acciona Sostenibilidad.com
  • www.bbva.com Sostenibilidad

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More