Por una vida digna

0 255

La eutanasia, es el acto de dar fin a la vida de una persona por voluntad de esa propia persona, cuando no hay perspectiva de cura, con el objetivo de evitar el sufrimiento tanto físico como psicológico.

La palabra eutanasia proviene del griego y significa “buena muerte”, ya que es una muerte suave, tranquila y sin convulsiones.

La eutanasia puede ser activa (cuando te administran sustancias que causan la muerte) o pasiva (cuando no se administran o se dejan de administrar tratamientos que mantienen con vida a la persona).

Esta práctica es legal solamente en siete países (Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Colombia, Nueva Zelanda, Canadá y España). En España era ilegal hasta el 25 de junio del 2021, que entró en vigor la ley orgánica de regulación de la eutanasia y gracias a ello quedo aprobada en nuestro país.

Para poderla realizar se necesitan al menos dos peticiones por escrito al médico con 15 días de separación entre ellas. El médico, si se cumplen los requisitos que marca la ley, la firmará. Estos requisitos son: estar en fase terminal o tener una enfermedad incurable, que provoque sufrimiento y ser una persona mayor de edad con plena capacidad de decisión.

Después de valorar el caso, tanto el médico, como un juez, verificaran que se cumplen todo y quedara aceptado. El medico proporcionara una alta dosis de un agente anestésico intravenoso, que hace efecto a los pocos segundos. Se dará la opción al enfermo de que se lo administren o suministrárselo el mismo. Tanto el medico como el resto de los sanitarios estarán con el paciente hasta el momento de su fallecimiento. El proceso se puede realizar en un centro sanitario o en el domicilio del enfermo.

Un caso muy conocido en nuestro país fue el de Ramon Sanpedro. Fue la primera persona en España en pedir que le aplicaran la eutanasia. Los tribunales se lo denegaron una y otra vez ya que en ese entonces la ley no lo permitía. A sus 55 años llevaba casi 30 postrado en una cama desde que se quedó tetrapléjico en un accidente. Desesperado por la situación, pidió ayuda a 11 personas, cada una tenía una función específica, ninguna de esas tareas por separado, constituían un delito, pero todas juntas, significaban eutanasia.

Yo, estoy totalmente a favor de la eutanasia, para mi es muy importante evitar un sufrimiento innecesario. Quiero que todas las personas tengan una vida digna, sin dolor y sin agonías. Quiero que no te intenten mantener con vida cuando no hay ninguna esperanza de recuperación, y quiero, no solo tener una vida digna, quiero también tener el derecho de morir con dignidad.

Cuando ya tu destino no es otro que morir, que tu vida no tiene ningún significado y que la medicina ya no puede hacer nada por ti, ¿porque no poder decidir el querer morir y hacerlo en las mejores condiciones posibles?

Una vida que no se puede vivir dignamente, no es un privilegio, es un castigo y es injusto sacrificarse uno mismo y sacrificar a familiares y amigos cuando no hay una solución y lo único que queda es alargar la agonía y el sufrimiento.

BIBLIOGRAFIA:

Imagen de portada Eldiario.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More