Orenga, el seleccionador nacional de baloncesto

0 1.768

Su biografía dice que ha sido un buen ejemplo de la cantera del Real Madrid. Pívot de referencia en Estudiantes, Real Madrid, Unicaja y Cáceres, 128 veces internacional y entrenador de la selección española, tras pertenecer al equipo técnico de la Federacióndesde 2007.

Su mirada y su gesto dicen que es un hombre inteligente, amable, paciente y enamorado del deporte. Nos ha recibido en Vitoria, en plena copa del rey, en un reportaje que tenía como destino la primera de deportes de ElPaís. Ha soportado nuestras preguntas, ha amoldado su agenda a la nuestra, y hasta ha jugado a basket con Rocio en el vestíbulo de su hotel, ante el pasmo de la clientela, poco antes de someterse a una interminable sesión de fotos e invitarnos a un café. Así es Juan Antonio Orenga, nuestro seleccionador

¿Quién es Juan Antonio Orenga? ¿Como se definiría?


Me defino como una persona normal que lleva mucho tiempo fuera de casa desde muy pequeñito trabajando y estudiando y poco a poco he ido consiguiendo sueños que tenia de pequeño hasta llegar al día de hoy que estoy aquí donde me veis. Soy una persona también sincera, amigo de mis amigos, y me gusta estar tranquilo.

¿Cuánto hay de aquel gran pívot de Estudiantes y Real Madrid en el nuevo seleccionador, usted?


Hay todo porque cuando tú haces cualquier trabajo, en mi caso el baloncesto, te expresas de la forma que eres, entonces esa forma de jugar, esa forma de pelear, de tener unos compañeros de equipo es lo que intento seguir haciendo y seguir transmitiendo a la gente con la que estoy ahora

Su nombramiento como seleccionador nacional de baloncesto ha sido entendido como una apuesta por la continuidad de un proyecto que hasta ahora ha sido un éxito, pero ¿Qué cosas nuevas aporta usted a este proyecto?


Bueno, yo llevo ya cinco años con el equipo sénior, de asistente primero de Aito Garcia Reneses y luego de Sergio Scariolo, entonces mi trabajo durante el año consistía en analizar las cosas que habíamos hecho bien, en verano para mantenerlo, y lo que habíamos hecho mal, para corregirlo, y lo que vamos a hacer es seguir haciendo lo mismo, no tendría sentido decir que todo cambia porque llego yo, si no que lo que hasta ahora ha ido bien, habrá que seguir haciéndolo. Y por lo demás, pues intentar aportar quizá un poquito más de libertad y confianza en la toma de decisiones de los jugadores porque al haber sido mucho tiempo jugador estas cosas las valoras mucho cuando estás en la pista.

Usted ha sido jugador antes, y no es lo mismo estar dentro que fuera del campo pero, ¿Se vive igual un partido?


No, es muy distinto ser jugador que ser entrenador,  cuando eres jugador tu te entrenas, preparas el partido según te dice tu entrenador, compites y acaba el partido, y ya está, te vas a casa, te vas con tus amigos, te vas al cine, te vas con tu familia, y más o menos te olvidas, te enfadas un poco o te alegras pero se te pasa enseguida. El entrenador lo que hace es que prepara el partido desde muchos días antes, juega el partido, acaba, analiza si has ganado o has perdido, ¿por que? y ¿cómo?, prepara el entrenamiento del día siguiente, hace el entrenamiento, algo ha salido bien, algo mal, vuelves a pensarlo, entonces estás todo el rato, no hay un momento de pausa como tienen los jugadores, es mucho mas intensa la vida del entrenador y también lo vives de una forma distinta al jugador, que lo vive en primera persona y es capaz de tomar las decisiones necesarias y de ganar o perder un partido porque es el que mete la canasta al final o el que lo impide, el entrenador puede plantearlo, puede decirlo, puede hacer cosas pero al final siempre esta en manos de que el jugador al final haga lo que tu le dices o lo que quiera hacer pero que al final la mete.

¿Hay más o menos presión?

La presión se nota más como entrenador que como jugador, como jugador al final tu puedes estar físicamente mejor, entrenar más veces el tiro… para mejorar, como entrenador puedes plantear tácticas… pero al final eres la persona que decide todo, al fin y al cabo, el jugador juega en equipo y tiene compañeros en quien apoyase y meter o fallar un ultimo tiro es una consecuencia de cómo ha ido el partido. La presión es más fuerte en el entrenador.

¿En que situación se encuentran las gestiones para que Nikola Mirotic y Serge Ibaka puedan participar ambos en la selección? Dado que solo puede jugar una persona nacionalizada.


Pues están en eso, en la fase de gestiones, hay que cumplir unos tramites, unos plazos, una serio de discusiones y de propuestas que se tienen que hacer para ver si se puede cambiar esa norma, pero eso no es cosa mía, es de las partes de la federación que tiene relación con las instituciones y entonces lo único que puedo hacer es esperar que eso salga adelante y disfrutar de los dos si es posible,  tanto con Ibaka como con Mirotic, al que entrene en el europeo de Croacia y en el europeo de Bilbao, y tengo una relación muy cercana y los dos son grandísimos jugadores con lo cual seria fenomenal.

A colación del tema Mirotic y sus dudas sobre jugar con España, ¿Qué proporción debe haber de psicólogo y de técnico en el seleccionador de baloncesto?


Ahora mimo todos los entrenadores de baloncesto, ya sean de un nivel alto, un nivel medio o un nivel bajo, todos tenemos acceso a todas las propuestas tácticas, los sistemas de juego, a todos los entrenamiento… está todo en internet, vas, lo buscas, lo miras y todo lo tienes. Lo que tienes que sabes es identificar tu grupo, que tipo de virtudes tienen, que tipo de defectos, e intentar optimizar lo bueno y tapar lo malo para que todo funcione. A partir de ahí, tienes que ser un gestor de equipo, como el gestor de recursos humanos de una empresa, y cuanto mas conozcas a tus jugadores, cuanto mas sepas si están bien o están mal peno no de baloncesto si no anímicamente, cuanto mas puedas ayudares mejor irá el grupo. Con lo cual hay una parte muy importante de psicología dentro del cargo de entrenador.

¿Cómo es la planificación de la selección teniendo en cuenta que se acerca el Europeo y que hay gente de diferentes ligas?


La planificación cambia mucho cuando es Europeo, cuando son los JJOO y cuando es Mundial. Los JJOO son más pronto entonces, por ejemplo, el año pasado acabó la Liga y ya estábamos empezando, tuvimos que hacer una concentración mas corta, pero los jugadores llegan en forma y cansados, con lo cual lo que hay que hacer es recuperarles e intentar que si tienen algún problema se les pase y no meterles mucha carga. En el caso del Europeo, empezamos en 4 de septiembre y las ligas acaban a finales de junio, y hay jugadores que van a acabar en abril o mayo, los que no entren en Playoff de NBA, de ACB o los que les eliminen en la primera ronda, entonces ahí hay un periodo de mes y medio hasta que empezamos a entrenar en el que un jugador tiene que cuidarse, tiene que hacer un trabajo, para que estar el prime día en forma; una vez que lleguen hay un periodo de adaptación de tres o cuatro días para la puesta en marcha, porque no es lo mismo no entrenar que entrenar en pista… y luego hacemos un periodo de entrenamiento y de preparación no muy largo, a diferencia de otros equipos, unos diez o doce días porque tenemos un bloque de jugadores que llevan juntos diez años, cinco o cuatro años el que menos entonces nos conocemos mucho, no es necesario tanto entrenamiento previo, el sistema de juego es my similar año tras año, por eso entrenamos esos días y luego ya vamos a jugar partidos amistosos, hacemos, normalmente ocho partidos,  y nos vamos para Eslovenia, en este caso,  tres días antes de empezar la competición y luego una vez allí pues a jugar

Una de las mayores apuestas de la FEBes el “Proyecto Casa España” que ha abierto nueva sede en Dakar, ¿En que fase del desarrollo se encuentra?


Yo estuve en Dakar el año pasado cuando se estaba construyendo el colegio porque tuve que bajar a dar clase a entrenadores que están haciendo el curso superior allí para que pudieran enseñar a los niños y a otros entrenadores, y entonces estaba en una fase en la que se veía lo que se iba a hacer y la idea que tenia la federación, que era la de construir la casa España para dar colegio y comida, a aproximadamente doscientos cincuenta niños, y asistencia sanitaria. Esto es muy importante allí, cuando bajas a Senegal y ves las condiciones en las que viven y las carencias que tienen en muchas cosas. El poder ayudar de esta forma, no solamente yendo a jugar un partido, si no construyendo un colegio y sembrando alguna esperanza para muchos niños. Y ahora está muy bien, el colegio esta terminado, empezó a funcionar este año y los niños están muy contentos y felices, y nosotros también, de hecho, me imagino que cuando acaben las ligas nuestros jugadores bajen a verles porque les hace mucha ilusión también.

¿Se pueden esperar frutos deportivos de este proyecto, por ejemplo para las selecciones base?


No es la idea, la idea no es sacar jugadores de baloncesto, la idea es, a través del baloncesto, educarles, ayudarles, darles facilidades para que puedan tener sanidad, para que puedan comer… No se pretende en ningún momento hacer jugadores que venga a España, si les vamos a enseñar el baloncesto, porque es el deporte que nos gusta, porque gracias a él se ha podido hacer esa casa, pero no queremos crear jugadores.

¿Cuál va a ser su papel en la planificación de las selecciones de base?


Hasta ahora prácticamente estaba todo el año con las selecciones, me hacia cargo de algunas de ellas en verano, otras durante el resto de año, y eso me ha permitido estar en contacto con muchos jugadores de los que luego han llegado a la selección sénior , como es el caso de Llull, de Ricky, de Victor Claver… jugadores que he tenido en las categorías inferiores y que he podido entrenarles, o de los que seguramente estarán en un futuro con nosotros como pueden ser Pau Rivas, Xavi Rey… Eso me ha permitido conocerles bien y es una cosa que no quisiera dejar de hacer, me gustaría seguir estando con ellos, viajando, viendo a los jugadores que pueden ser buenos para nosotros e intentar ayudarles, y participar en las concentraciones, a lo mejor no de una forma directa, pero si estando allí para verles.


¿Qué novedades técnicas se pueden esperar de la selección de baloncesto en esta nueva temporada?


Bueno, tengo que verlo, una de la cosas que si estoy empezando a ver y a darle una vuelta es intentar analizar como esta jugando cada jugador en su equipo y los sistemas de juego que mejor les vayan, y los que sean más o menos parecidos o similares intentar traerlos a nosotros y que cuando empecemos a entrenar sea una cosa que reconozcan y se sientan cómodos jugando. Por otro lado, la capacidad de poder correr no las vamos a perder y nos gustaría jugar muchas veces con dos jugadores que puedan dominar el balón para sacarlo más rápido. Buscaremos un equilibrio entre exterior e interior y lo más importante será que todo el mundo esté sano cuando empiece el campeonato y podamos participar todos.

¿Tiene planeados cambios en la estructura técnica y organizativa?


Soy partidario de pocos cambios, ya es bastante el cambio de entrenador como para andar haciendo muchos más, lo que pasa es que inevitablemente, por circunstancias de la vida de cada uno, seguro que se van a producir, entonces intentaremos en este caso encontrar a la persona que más se adapte a lo que es nuestra forma de entender el baloncesto porque si algo está por encima de todo es el grupo humano que hay tanto de jugadores como de cuerpo técnico.

¿Es posible que surjan los nuevos Gasol y Navarro cuando jugadores jóvenes de selecciones inferiores tienen tan pocos minutos en sus equipos?


Es una pelea y tiene que ir poco a poco, a mi me gustaría que jugaran mucho más porque creo que el jugador se hace jugando, no solo entrenando, pero la realidad es que con nosotros cuando han estado en las selecciones en los últimos años hemos tenido siempre medallas, hemos sido campeones de Europa sub-20, sub-18, sub-16, hemos sido si no medalla de plata o de bronce, pero siempre hemos tenido jugadores en el quinteto ideal del torneo y muchas veces mejor jugador, como es el caso de Mirotic, el caso de Abrines y más atrás Rabaseda, Claver… Materia prima tenemos, lo importante es que puedan jugar, y poco a poco van haciéndose ver, por ejemplo el caso de Pau Rivas que este año está jugando mucho más y ya es un jugador más maduro, el caso de Xavi Rey, que estaba en el Barcelona y no iba a jugar, salió de allí y ahora está en el Gran Canaria jugando mucho más, y luego hay proyectos importantes que están por venir… con lo cual, al final, la necesidad es que jueguen, entonces podremos pensar en ellos como jugadores para nosotros, donde se ve que el nivel de juego es muy alto, como se demostró en Argentina o en Brasil. Y por eso estoy tranquilo, porque se que vienen jugadores, a lo mejor no tenemos, en tamaño, jugadores como Pau y Marc Gasol ahora mismo, porque no tenemos jugadores tan grandes, pero estoy seguro de que llegarán, y que los otros si tienen el talento suficiente.

¿Podría afrontar usted la renovación de la selección española?


La selección, cuando hablamos de renovación, dicen- bueno es un momento de renovación pero puede ser que algunos jugadores mayores les convenga- yo creo que e que los jugadores mayores tiene treinta y dos años y no es una edad para pensar en dejar el baloncesto porque ahora mismo los jugadores se cuidan mucho, tienen un nivel físico muy bueno y pueden aguantar bastante más tiempo con un nivel alto, de hecho, la mejor prueba es el equipo de Nueva York de la NBA que tiene este año jugadores muy veteranos, entre treinta y tres y treinta y cuatro años, o Steve Nash que fichó por Lakers con treinta y cocho años y con un contrato de tres años. Entonces, tienen treinta y dos, pero de esos veteranos, de la generación del ochenta solo quedan cuatro, están Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes y José Manuel Calderón, y Calderón no estuvo en el Mundial porque se lesionó, entonces, hay ocho que ya no son de esa generación, pero es que  de esos ocho el mas mayor tiene veintisiete, y de aquí hacia abajo, es muy joven la selección, hay que seguir haciendo esos cambios de la misma forma que hasta ahora, que nadie se ha dado cuenta y obviamente, la selección está renovada.

Lo que a España no le faltan son jugadores que jueguen como bases, dado el gran nivel, ¿podrá llevarlos a todos al Europeo?


Lo que vamos a intentar es llevar el mayor talento que tengamos siendo capaces de formar el mejor equipo porque no simplemente es llevar a los mejores jugadores y hacer un equipo porque eso no sale, tienes que buscar como hacer el equipo, que ya está hecho, pero buscando los jugadores mas talentosos, y no es ningún problema el tener muchos “pequeños”, pero ahora mismo el jugar con dos exteriores, con dos bases, no es ninguna novedad, nosotros lo hicimos ya hace tiempo, en el 2007. Además en esta situación, tenemos la suerte de que hay bases más directores y bases más anotadores, aquel que es más anotador se acerca más a la posición de lo que es un escolta entonces por eso no hay problema, porque Llull ha jugado mucho tiempo de escolta, Calderón es un jugador anotador, Ricky es más director, Sergio Rodríguez es anotador y director, luego está Rafa Martínez que es un escolta puro… cuando llegue el momento y veamos como estamos de salud decidiremos que hacemos, pero no son incompatibles .

Pero actualmente, ¿a quien ve mejor?


Ahora mismo están todos realmente bien, Calderón está espectacular, su forma de juego, su seguridad y su madurez, Ricky se ha recuperado de la lesión y estuve viéndole en Minnesota y cada vez está más seguro y más sólido con su juego, de hecho, ha estado en el en AllStar de los Rookies y va a llegar muy bien en verano, Sergio Rodríguez está en un momento espectacular de confianza, de tiro, de seguridad… y Llull es capaz de hacer cualquier cosa. La verdad es que están todos muy bien, por eso el talento es lo importante si cuadra para hacer el equipo


¿Hay futuro en el baloncesto español?


Claro, hay mucho futuro, ten en cuenta que el año anterior, o sea, el verano pasado ganamos medallas en el Europeo sub-20, quedamos quintos en el junior, en el Mundial sub-19 quedamos cuartos y el año anterior fuimos medalla de oro en sub-20, en junior, medalla de bronce en cadetes, las chicas ganaron todo, entonces, futuro tenemos mucho porque si miras atrás, en el sub-20, tenemos medalla todos los años desde el 2007, esto quiere decir que nuestros jugadores jóvenes están en la parte más alta del baloncesto europeo, con lo cual si hay, y en chicas, más.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More