Los orígenes del cambio climático

0

El cambio climático por el que pasa la tierra hoy en día es tan grande que parece un fenómeno actual, pero hay estudios científicos que demuestran que comenzó con la Revolución Industrial en el sigo XVIII.

Hasta ese momento los océanos de la tierra se estaban enfriando. Según el citado estudio publicado en la revista Nature Geosciencie y realizado por un equipo internacional de científicos, los océanos llevaban perdiendo grados desde hacía 1800 años. Para llegar a esta conclusión se estudiaron datos sobre 57 reconstrucciones de las temperaturas de los océanos en años pasados. Para explicar este enfriamiento los científicos llegaron a la conclusión de que solo pudo ser creado por una sucesión de erupciones volcánicas en un corto periodo de tiempo. De esta manera el cambio de temperatura acaba afectando a la parte liquida aunque en menor medida que a la tierra, ya que el agua conserva mejor el calor. Pero a partir de la Revolución Industrial, sobre todo de su apogeo a principios del siglo XIX se cortó con este enfriamiento a causa de la acción humana. Es verdad que hoy la tierra se calienta mucho más rápido que los 1800 años que le llevo enfriarse. Es decir, que los cambios que sufre hoy el clima son mucho más profundos y tienen peores consecuencias, pero con este estudio ha quedado demostrado que esta tendencia comenzó con la Revolución Industrial.

Esto es así porque el carbón fue la principal fuente de energía de la Revolución Industrial, ya que se necesitaba para el funcionamiento de la máquina de vapor y para la siderurgia. Anteriormente las fuentes de energía que se utilizaban eran la madera y el carbón vegetal, pero no eran suficientes para las nuevas necesidades. La explotación de las minas fue mejorando con el tiempo, pero en un principio las condiciones eran terribles, trabajar en ellas era muy peligroso. Se bajaba a la mina colgado de una cuerda a la que había que agarrarse muy fuerte. Los mineros iban con una capa de lana y solamente una vela en la mano, como se cuenta en la obra “Viaje a Inglaterra durante 1810 y 1811” de L. Simon.

 Incluso había niños trabajando en las minas, sobre todo en las galerías más estrechas y bajas. Había algunos de entre cinco y diez años que se dedicaban a abrir y cerrar las puertas para que pasaran las vagonetas, se les llamaba “niños tramperos” y podían pasar unas 12 horas diarias en la mina. También había mujeres trabajando en la mina arrastrando vagonetas y andando a gatas en un entorno lleno de agua, como cuenta Betty Harris en su testimonio delante de una comisión parlamentaria de investigación en 1842. Toda la Revolución Industrial fue posible gracias al esfuerzo y sacrificio de la clase trabajadora en general, pero sobre todo de los mineros que extraían el carbón con el que se alimentaba toda la industria.

La producción del carbón de coque en pequeñas cantidades ya se conocía desde antes. Se empleó por primera vez en 1642 en Derbyshire para tostar malta, pero su fabricación industrial no tuvo lugar hasta el 1800. También fue muy importante la mejora en la producción de hierro, más o menos en la misma época ya que quemando coque se conseguían fácilmente temperaturas más altas y además se podía mezclar con el hierro para mejorar su calidad y obtener acero. Todo esto se hacía en los altos hornos. El primero de ellos fue construido por Abraham Darby a principios del siglo XVIII .

Pero la quema de todo este carbón que hizo posible la Revolución Industrial, la vida en las ciudades y la aparición de la clase obrera entre otras cosas tuvo grandes consecuencias para la vida en el planeta que hoy se han multiplicado. Ya durante la primera época de la Revolución Industrial y de la quema de carbón tuvieron lugar algunos cambios en la naturaleza como la mariposa que cambio de color. La mariposa de los abedules tenía alas blancas con pequeñas manchas para esconderse entre los troncos de estos árboles, pero debido al hollín del carbón las ciudades inglesas se manchaban y también los árboles de las ciudades. Por eso la mariposa rápidamente adquirió color negro debido a una mutación genética. Este cambio fue muy rápido el cambio en la temperatura del planeta se ha desarrollado más lentamente, pero en nuestra época avanza con rapidez.

Las condiciones de los mineros y de la clase obrera en general ha mejorado mucho con el tiempo, pero no hemos sido capaces de cambiar otras consecuencias de la Revolución Industrial como el cambio climático que estamos sufriendo y que amenaza con descubrir el equilibrio del planeta

FUENTES:

– Título: La revolución Industrial acabó con el enfriamiento de los océanos. Autor: Pablo Colado. Lugar de publicación: Muy Interesante https://www.muyinteresante.es/naturaleza/articulo/la-revolucion-industrial-acabo-con-el-enfriamiento-de-los-oceanos-381440062636 

– Título: EL CARBÓN, LA FUENTE DE ENERGÍA DE LA PRIMERA FASE DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL. Autor: Pedro Oña. Lugar de publicación: BLOG DE HISTORIA DEL MUNDO CONTEMPORÁNEO. https://blogdelaclasedehistoria.blogspot.com/2015/12/el-carbon-la-fuente-de-energia-de-la.html?m=1

– Título: Importancia del carbón y del hierro en la Revolución Industrial. Autor: Adolfo Castilla. Lugar de publicación: Economía y Futuro. https://economiayfuturo.es/importancia-del-carbon-y-del-hierro-en-la-revolucion-industrial-3/

– Titulo: La mariposa que cambió de color con la Revolución Industrial. Autor: J. de J. Lugar de publicación: ABC. https://www.abc.es/ciencia/abci-mariposa-cambio-color-revolucion-industrial-201606021018_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More