Los niños de Abyan

0 894

Existe en Costa de Marfil, concretamente y de forma más señalada en la ciudad de Abiyán, una realidad terrible y desconocida por mucha gente que afecta a la población infantil, miles de niños y niñas viven marginados, maltratados, y explotados en las calles de esta ciudad, abocados a la marginalidad y a la violencia más terrible. ¿es el motivo? Se preguntarán nuestros lectores, Pues bien…  Costa de Marfil es uno de los países emergentes en el continente africano gracias al cultivo y exportación de cacao, aunque la riqueza como suele ocurrir, no está justamente repartida, las desigualdades son muy notables y la realidad política y social ha sufrido cambios muy importantes y grandes sacudidas, como una guerra civil que enfrentó al norte y al sur del país, por causas étnicas, económicas, pero sobre todo religiosas. El norte de Costa de Marfil es mayoritariamente musulmán, y el sur Cristiano. Este enfrentamiento y esta guerra civil inicial afectó directamente a la población rural, que huyó a los países vecinos, muchas familias se separaron y se rompieron, las que quedaron, en gran medida intentaron buscarse la vida en la capital económica del país, Abiyán, obligando a muchos niños a trabajar o delinquir para ayudar a sus familias. Después de la guerra una vez restablecido el orden, en gran medida debido a la presencia de la ONU en el país , que mando cascos azules para velar por la paz. Subió al poder Laurent Gbagbo, al finalizar su mandato en las elecciones, el resultado de las mismas no fue el esperado, perdiendo el poder con la victoria de si principal adversario político ,Alessane Ouattara. Gbagbo  no reconoció su derrota y plantó cara no aceptando el resultado. El País se enfrentó entre los partidarios del antiguo presidente y el recién elegido, hubo luchas y muertes que hicieron que el problema con los niños del país se viera incrementado, los huérfanos y los niños abandonados aumentaron, muchos fueron abandonados por resultar una carga económica imposible de asumir para sus padres. Existe una costumbre en Costa de Marfil una costumbre que tampoco ayuda a que la situación mejore, y es que en este país no se suele inscribir a los niños según nacen, cuando se hace fuera de plazo se tiene que abonar una suma de dinero lo suficientemente importante para muchas familias decidan no hacerlo, el resultado es que estos niños quedan fuera del sistema, sin ayudas .

 Como se puede entender, estas circunstancias hacen que gran población infantil queda desamparada y fuera de los cauces lógicos para tener educación y atención médica digna. Todo esto nos deja con un  número de niños sin padres ni autoridad que les guíe y cuide de su futuro, emigrando desde las zonas rurales a Abiyán y  disparando en la ciudad la población de niños marginados.  A su vez las niñas tienen hijos en la adolescencia ,creando un círculo vicioso ,ya que su situación no les permite cuidar a sus bebés ni educarlos ,quedando a merced de las calles.  La única vía para sobrevivir es la delincuencia, el crimen organizado, la esclavitud, y la explotación sexual. A esta población infantil en la ciudad  se les denomina con el nombre de microbios, son niños  de entre 10 y 14 años que sufren y ejercen la violencia, son llamados así porque  se infiltran en la sociedad sin llamar mucho la atención y lo infectan todo con la delincuencia y inestabilidad social, resultan muy peligrosos, son muy violentos y no tienen nada que perder. Es una realidad terrible y muy difícil de solucionar, la ONU ha tomado cartas en el asunto y está con presencia en El País para velar por la seguridad y los derechos humanos aunque es muy complicado, porque el terrorismo islámico aprovecha las circunstancias para alistar combatientes para su causa entre estos niños sin referentes, y empeorando las posibles salidas  de la situación de marginalidad.

¿Que se puede hacer?

 Los países del mundo civilizado debemos ayudar, procurando educación a estos niños para que puedan salir de esta espiral interminable de miseria y terror. Potabilizar el agua y mejorar las condiciones de vida en El País en general ,con atención médica y vacunas para que la vida rural sea una opción a tener en cuenta, potenciando la agricultura y la ganadería.

 En  Abiyán hay que reeducar a los niños que ya están allí, darles opciones de educación y mejora para que puedan optar a un empleo digno, hay que controlar la natalidad facilitando métodos anticonceptivos y educando al respecto, hay que penalizar las conductas abusivas en la contratación y explotación infantil, y perseguir la delincuencia, es necesario y vital darles una oportunidad para cambiar el destino que todavía puede reescribirse .

Inspirado en:

Oleada de violencia en Costa de Marfil contra un tercer mandato de Ouattara ,EL PAIS (José Naranjo)

La guerra de “los microbios “en Costa de Marfil, EL MUNDO(María Rodríguez)

Una segunda oportunidad para los niños más vulnerables de ABIYAN ,EL PAIS(Carlos Bajo Erro)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More