Los bolos cambian de género

0 415

Uno equipo histórico abandona la élite masculina y apuesta por las mujeres.

El equipo femenino de la Carmencita tras uno de sus partidos en la liga asturiana en la que debe jugar al no haber suficientes equipos femeninos en Cantabria. / Foto cedida por la Peña Bolística La Carmencita.

Iván Liñero es el presidente de la Peña Bolística la Carmencita, de Santander. Una peña creada en 1934, en la mítica bolera de el Verdoso. Es el cuarto equipo a nivel nacional en palmarés, y el segundo con más participación en la máxima categoría, detrás de la Peña Bolística de Torrelavega y una de las fundadoras de la liga nacional en 1958. Este año, sin embargolas penurias y otros males han llevado a la peña a una encrucijada. Hacer un equipo masculino o uno femenino. Al final la Peña ha renunciado al equipo masculino, lo que conlleva el descenso de categoría y apostar por un equipo femenino donde destacan figuras como Judith Bueno. Con el presidente desgranamos la actualidad de esta peña que ha apostado fuerte por el deporte femenino.

Pregunta. ¿Cuentan con un equipo femenino?

Respuesta. La liga femenina lleva varios años presente en Cantabria. Este deporte que no se hace habitualmente tiene cada vez más proyección ahora mismo en mundo de los bolos y cada vez hay más chicas jugando.

P. ¿Cuál fue el motivo de que tuvierais que renunciar a participar en la liga de primera masculina?

R. El motivo fue no encontrar jugadores para poder participar en ella, no sería por el hecho de no intentarlo. El año pasado hubo un atraso en el pago de subvención, y nos retrasamos en el pago y eso ha ayudado a que la gente se asuste y piense que no se va cobrar y ojalá que estén equivocados. El resultado ha sido que no he podido encontrar jugadores. Unos lo han dejado por estudios otros por trabajo. Solo quedaba un jugador del año pasado y hemos decidido no participar.

P. ¿Cuál es el papel de las nuevas generaciones en este deporte?

R. Está llegando bastante gente a los equipos de base, no tantos como hace años. Pero lo que es cierto es que cada vez cuesta más porque cada vez juega menos gente nueva si te pones a valor todas la peñas que hay, hay equipos con cinco jugadores, seis para asegurarse de que puedan jugar.

P. ¿En tu opinión cuál fue el momento de siglo de oro en los bolos?

R. El momento bueno de los bolos por afición y jugadores fue hace 20 años. Entonces había una repercusión del mundo de los bolos muy grande, porque era más seguido por los medios, incluso se emitían los partidos por las televisiones locales, y eso tenia un efecto muy fuerte sobre la publicidad y el patrocinio. Había jugadores mucho más atentos o condescendientes con los aficionados con un plan más profesional y se ha tratado tanto de profesionalizar que el espíritu se ha perdido, pero los jugadores lo están intentando recuperar.

P. ¿Cuál es la opinión de los aficionados sobre el cambio que ha hecho el club?

R. Hay opiniones para todo. Hay gente que lo ha entendiendo y gente que no lo entiende pero claro pero lo que no voy a hacer es un equipo que no puedo y si lo voy a hacer con un equipo que es posible.


Judit Bueno en uno de los partidos de la liga femenina. / Foto cedida por la Peña Bolística La Carmencita

P.  ¿Por qué decidisteis escoger un equipo femenino para representar a la Peña, ya  que estamos en una sociedad patriarcal y en un deporte más masculino? ¿Una solución hubiera sido trabajar solo con la base?

R. No, no ha sido la decisión de este año. El primer día, la primera decisión que tomé fue crear un equipo femenino. Y tiene más participación.

P. ¿Y tiene la misma repercusión?

R. Si te soy sincero ahora mismo, actúan mejor las chicas que los chicos. No sé si por movilidad, o por el espectáculo que dan, cada vez están generando más interés. Para mostrar que las chicas también puedes participar en actividades deportivas. Además voy a informaros que desde que yo soy presidente aquí siempre ha habido 5 equipos, 5 categorías distintas. Lo que he hecho este año es rebajar el número de equipos por 2 puntos fundamentales.

Como no tengo primera no quiero meterme en más cosas de chicos. Entonces decidí coger veteranos y femeninas y las otras categorías las hemos quitado.

Otro problema es nuestra bolera que necesita una inversión de casi 500.000 euros. Hay un acuerdo con el Ayuntamiento de Santander, pero no sabemos cuando se pondrá en marcha, eso condiciona mucho el tener un equipo en la élite, porque podemos encontrarnos sin bolera.

P. ¿Hay alguna mujer que destaque en este momento o que haya sido pionera?

R. Cuando se empezaron los bolos en aquel entonces destacaron algunas mujeres pero no solo una como pionera, sino un equipo que propuso Miguel Ángel Revilla. Ha habido muchas mujeres históricamente en el mundo de bolos que han jugado no había liga para ellas, no podían competir. Peor si me preguntas si ha habido alguna estrella te diría que no.

P. ¿Qué diferencia hay entre jugar a los bolos como un hobby o como un trabajo?

R. No, yo no me lo tomo como un trabajo para nada, si me lo tomase como un trabajo tendría un contrato, y no lo tengo.  Yo o cobro, los que si cobran son jugadores de alto nivel.  Ya que un jugador profesional no puede jugar gratis una liga, pero en otras categorías inferiores juegan gratis.

Es importante empezar a generar el amor a este deporte a través de los colegios o instalar los bolos como un deporte autóctono. Imagínate poder jugar en el colegio una liga de bolos en vez de una de basket. Es como por ejemplo como en el País Vasco donde se ha empezado a instaurar la pelota vasca como otra actividad más y no como solo una propuesta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More