Leonor de la Vega

0 139

Nació en el año 1365 (Edad Media), no se sabe con certeza el lugar de nacimiento, en algunos textos aparece que nació en Cantabria y en otros en Valladolid. Falleció en Valladolid, 14 de agosto de 1432. Sus progenitores fueron Garcilaso de la Vega” El Mozo”, poderoso caballero, Señor de la Vega, con enormes posesiones y su esposa doña Mencía de Cisneros (rica castellana hija de Juan Rodríguez de Cisneros) del quién heredó dos señoríos y tres mayorazgos.

Como hija única doña Leonor heredó no solo el importante señorío de su madre (con numerosas posesiones en tierras palentinas) sino también por parte de su padre el señorío de la Casa de la Vega. Para hacernos una idea de su poder, solamente en Cantabria poseía varias torres o casas fuertes de carácter defensivo en Santander, en Cobejo ( Pie de Concha), en Puente San Miguel, en Quijano, en Guarnizo, en Oruña, en Suances, en Udías, en Comillas, en Cóbreces, en Lamadrid, en Reinosa, en Ruerrero (Valderredible) y en Potes así como un castillo en Liencres, otro en Argüeso, y uno más en Molledo y la más importante para nosotros la Torre de la Vega, que fue una casona fortificada, aunque originariamente se trataba de una torre defensiva y posteriormente se le añadió un palacio. Gracias a esta construcción del siglo XIII que se le atribuye a Garcilaso de la Vega (padre de doña Leonor), la ciudad en la que vivimos toma su nombre y pasa de ser una mies a lo que se conoce como la fundación del solar de la Vega, situado en la actual Iglesia de la Virgen Grande.

Doña Leonor recibió una esmerada educación para poder defender dos importantes señoríos: el de la Casa de la Vega y el de la Casa de Cisneros. Es más que probable que doña Leonor se educase en el monasterio de Santa Clara de Carrión.

Doña Leonor tendría dos matrimonios, el primero a los dieciséis años con Don Juan Téllez, hijo del conde don Tello, (infante de Castilla, hijo bastardo de Alfonso XI). Con él tendría dos hijos: Juan el Mozo (moriría en 1392) y Aldonza Téllez, la cual quedaría heredera de los señoríos de Aguilar y de Castañeda.

Doña Leonor quedó viuda y contrajo un segundo matrimonio con un joven viudo muy importante, Don Diego Hurtado de Mendoza, pues había estado casado con la hija del rey Juan I, María de Castilla. Con él Leonor tubo a Juan Hurtado de Mendoza (que murió niño), Íñigo López de Mendoza (conocido como el Marqués de Santillana), Gonzalo Ruiz de la Vega, Elvira Lasso de la Vega y Teresa de la Vega.

Aunque la vivienda habitual de doña Leonor era en Carrión de los Condes, en muchas ocasiones vivía en nuestra actual Torrelavega, en aquel entonces lugar de La Vega. No tenía para ella ningún interés económico y cuya población no superaba los 60 vecinos, pero quería favorecerlos y había conseguido un privilegio real para que treinta de ellos fueran exentos de pagar tributos reales. El valor de Torrelavega para ella era de amor hacia los torrelaveguenses pues la Casa y Torre de La Vega era el corazón y la cuna de su linaje.

Por todo esto considero que la Plaza de Leonor de la Vega que se puso en su nombre lo tiene más que merecido, por potenciar el señorío de la Vega y considerarse madre de la ciudad

Información sacada del libro Leonor de la Vega.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More