Las tres revoluciones

0

Fueron tres las oleadas revolucionarias que ocurrieron en Europa en la primera mitad del siglo XIX, concretamente en los años 1820, 1830  y 1848.

REVOLUCIÓN 1820.

     La primera oleada revolucionaria que recorrió Europa en 1820 afectó fundamentalmente al área mediterránea, más concretamente a España, Nápoles, Grecia y Francia.

 En los 2 primeros Estados fracasó la implantación de las monarquías liberales constitucionales debido a la intervención de los vecinos estados absolutistas, por la intervención de la Santa Alianza.

 En Grecia, la revolución, que perseguía la independencia respecto al Imperio Turco, fue apoyada por Gran Bretaña, Rusia y Francia.

Tras una larga guerra que duró casi una década y que concluyó en 1829, Turquía reconoció la independencia del nuevo Estado.

En Francia, Luis XVIII, después de pasar 23 años en el exilio, y regresar a Francia en el año 1814, recuperó  su posición de monarca, cargo que tanto él como sus partidarios consideran parte del derecho divino,. No obstante, Napoleón escapó de Elba con la intención de restaurar su imperio, por lo que el monarca Borbón se vio obligado a huir de París. Se formó una séptima coalición la cual declaró la guerra a Bonaparte derrotando completamente en Waterloo, y restituyendo de forma definitiva a Luis XVIII en el trono de Francia.

Luis XVIII gobernó como rey poco menos que una década, y en cuyo reinado se enfocó en consolidar la oposición de los Borbones como gobierno monárquico, e intentando restaurar la deteriorada imagen de su familia ante el pueblo francés. Su forma de gobierno se constituyó en una monarquía constitucional, a diferencia del Ancien Régime, que era una monarquía absolutista, por lo que la prerrogativa real de Luis XVIII se redujo sustancialmente gracias a la Carta que este mismo promulgó como una especie de Constitución para Francia.   Luis XVIII sería el último monarca francés en ejercer el gobierno hasta su muerte.   

 REVOLUCIÓN 1830:

Las revoluciones de 1830 fueron más profundas que las que se produjeron en 1820, y afectaron a casi toda Europa.

En Francia, los Borbones fueron derrotados en la Revolución de 1830, subiendo al trono a Luis Felipe de Orleans, iniciándose una monarquía liberal constitucional, una vez expulsados a los Borbones.  Esto favoreció los intereses de la burguesía, pero no acabó con el absolutismo, pues se limitó a restablecer la carta otorgada de Luis XVIII.

La revolución de Francia se extendió, sin éxito, a otros puntos de Europa. Únicamente Bélgica se independizó de Holanda, estableciendo una monarquía liberal, donde había sido incluida por el Congreso de Viena.

REVOLUCIÓN 1848:

Las revoluciones de 1848. La protagonizó Francia, que fue una insurrección popular que tuvo lugar en París, donde obligó al rey Luis Felipe I de Francia a abdicar y dio paso a la Segunda República Francesa, de la que fue elegido presidente un sobrino de Napoleón Bonaparte Luis Napoleón.  Esta revolución también se la conoce como Primavera de los pueblos.

Iniciadas en Francia se difundieron en rápida expansión por prácticamente toda Europa central (Alemania, Austria, Hungría) y por Italia.

En el resto de Europa se mezclaron reivindicaciones de tipo liberal, que ahora exigían la democracia, es decir, el sufragio universal, donde el sistema electoral tienen derecho a votar todas las personas mayores de edad,y no como en el sufragio censitario, donde el derecho al voto sólo era para la parte de la población que contarán con unos requisitos de nivel de instrucción, de renta y de clase social.Y por otra parte se reivindicaba el nacionalismo, como los intentos de unificación de los Estados italianos o de los alemanes, que habían quedado separados por el Congreso de Viena

  • LA INFORMACIÓN DE ESTE TRABAJO, LA HE SACADO DE LAS SIGUIENTES PÁGINAS, Y EL LIBRO: 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More