Las otras epidemias

0 107

A lo largo de la historia, España ha padecido y superado varias pandemias, algunas especialmente letales, puedo ir enumerando las siguientes:

La Viruela,  es una enfermedad infecciosa que se llevó por delante cerca de 300 millones de vida,  y es durante los viajes de descubriendo otros continentes como fue  América como probablemente el más virulento a pesar de que los portadores no eran conscientes de ello. Eran muy pocos los que sobrevivían y los que lo conseguían tenían de por vida marcas muy llamativas en su piel; se transmitía por fluidos corporales o contacto directo, se puede dar por desaparecida gracias a las vacunas.

El sarampión, con sus características manchas rojas en la piel, elevadas fiebres… Este virus esta en nuestro organismo hasta que se manifiesta alrededor de 21 días. Su mortalidad fue muy agresiva en nuestro país, llegando incluso a desparecer pueblos enteros, su mortalidad en torno a 200 millones de personas, sus síntomas son inflamación pulmonar o de la meninges. Todavía no ha desaparecido, pero sí que contamos con una vacuna la triple vírica, con la que se puede evitar el contagio.

Pero es sin duda, con la llegada de la mal llamada Gripe Española, como la pandemia más  recordada, por su mortalidad y rapidez de contagio como sin duda hasta la fecha la pandemia más dura vivida por la sociedad española.

A día de hoy, no se puede saber cuántas personas murieron por ella, sí que hay constancia que llego a llevarse una octava parte de la población mundial. Si recibe este nombre no es porque surgiera en España, o fuese el país donde más se extendió, es debido a que fue nuestro país, quien informa al resto del mundo a través de sus medios de comunicación, al no haber participado en la primera guerra mundial, no le afectaba la falta de libertad de prensa que se extendió por los países participantes en dicha guerra. Afectó principalmente a gente joven y sana, dejando al resto de segmentos de la población libres de la infección.

La Peste Negra, aparece en Sevilla en 1649, más de 60.000 muertos que supuso el 46% de la población de Sevilla en ese momento. Llegó desde África.

SIDA, es una de las pandemias que más se han prolongado en el tiempo. El virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), se origina  en Estados Unidos a principios de los 80.El virus ataca directamente al sistema inmune, por lo que lo deja desprotegido para defenderse de las enfermedades más letales. En un principio, se creyó que los más afectados o grupos de riesgos fueron los homosexuales y ha sido el tiempo el que ha ido dejando claro que nadie está libre. Fue una pandemia quizás con mucha repercusión mediática al tener entre sus  víctimas personajes importantes del mundo de las artes como fue el artista Rock Hudson y más recientemente Freddie Mercury e incluso en el deporte podemos destacar el nombre de Magic Johnson, que representa un ejemplo de lucha contra la enfermedad; el Sida no conoce ya de orientación sexual nadie está libre. En España, el sida ha dejado una gran huella contando entre 1981 y 2017, con unos 59.102 fallecidos. Es a partir del año 1995 cuando las cifras empiezan a bajar, como dato destacado decir que ataca más a los hombres que a las mujeres. Son la práctica de relaciones sexuales sin medidas de protección la causa principal de su propagación.El Sida sigue muy presente en nuestra sociedad y en marcha. Lamentablemente se esté volviendo a padecer un repunte en los contagios, principalmente por relajarse en las medidas de protección ante posibles contagios.

CORONAVIRUS:

En la actualidad, vivimos inmersos en esta pandemia muy desconocida aún para todos, no sólo para nosotros la población civil, sino también para el mundo de la investigación y de la sanidad. Sufrimos el azote de esta pandemia que ya se ha llevado la vida de más de 27.000 personas según fuentes oficiales, afectando principalmente a la población de más edad y con patologías previas que sufren una agravamiento de las mismas pudiendo desencadenar en el fatal desenlace de la muerte. Se sabe que en la gente más joven, y en niños más pequeños, apenas afecta salvo pequeñas excepciones. Hay una parte de la población que puede ser asintomática y puede que lo trasmita sin tener conocimiento de ello dificultando mucho el control de la propagación por nuestro país, de ahí de la importancia de la realización de los test para localizar a los asintomáticos cuanto antes y tomar las medidas necesaria para que no propaguen la enfermedad sin tener constancia de ello.

El coronavirus ha provocado una crisis sanitaria mundial sin precedentes, prácticamente no hay territorio que se haya librado de esta pandemia presente en los 5 continentes con mayor o menor intensidad. Sus síntomas son variados desde fiebre, fatiga y tos seca, y en muchos casos con dificultades para respirar; también puede haber goteo nasal, dolor de cabeza y garganta y fiebre, así como un malestar general. Hay personas infectadas que apenas padecen síntomas y otras que requieren hospitalización. Se trasmite por las vías respiratorias, los portadores cuando tosen, estornudan o hablan, de ahí la importancia del uso de mascarillas .El lavado de manos es sin duda el medio mejor para evitar el contagio así como mantener la distancia social que recomiendan entre 1,5 a 2 metros con el resto de la gente, algo que en nuestra cultura donde predomina la cercanía constante en nuestras relaciones sociales hace aún más duro el tránsito por esta pandemia; será nuestro sentido de la responsabilidad y la empatía con todas las familias afectadas lo que nos ayudará a enfrentar este momento de inflexión en nuestras vidas para conseguir doblegar al virus.

DIFERENCIAS DE LAS ANTERIORES PANDEMIAS CON EL CORONAVIRUS:

Con la Viruela, decir que aunque ya está erradicada sí que deja huella muy patente en la piel de quien la ha padecido, a diferencia del Coronavirus que a día de hoy no deja huella al menos apreciable en la piel, y aún es pronto para valorar las verdaderas secuelas en un futuro, pero, no contamos con vacuna para el Coronavirus.

Con el Sarampión aunque no erradicado sí que se cuenta con la vacuna triple vírica que ayuda mucho a evitar su contagio.

Con la Gripe Española, la principal diferencia es la población de riesgo, mientras en la gripe española eran jóvenes sanos de entre 25 y 40 años, el Coronavirus ataca a personas mayores con patologías previas que lo agravan más.

En cuanto con el Sida, aunque aún no contamos con una vacuna definitiva sí que se cuentan actualmente con tratamientos que facilitan mucho la vida a sus portadores.

FUENTE UTILIZADA:

Sobre historia.com del pasado día 19/03/2020.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More