Las Guerras Púnicas

2 97

Rodrigo Pardo –

Las Guerras Púnicas tuvieron lugar entre los años 264 a.C. y 156 a.C. en las cuáles, las potencias del momento, Roma y Cartago, se vieron durante tres guerras que duraron casi un siglo.

 Las Guerras Púnicas fueron el mayor conflicto bélico que se produjo hasta ese momento, y que sin duda, cambiaron el porvenir de la civilización Romana.

La palabra Púnica derivada de la palabra latina punicus o poenicus, que era la palabra utilizada por los romanos para referirse a los cartaginenses, ascendentes de los fenicios.

La principal causa de las guerras Púnicas fue el conflicto de intereses entre el imperio Cartaginense y la por entonces Republica de Roma, en plena expansión y camino de convertirse en el vasto imperio en que se convirtió.

Inicialmente, los romanos estaban interesados en expandirse vía Sicilia, parte de cuyo territorio estaba bajo control cartaginés que, al iniciarse la primera guerra, era el poder dominante al oeste del mediterráneo con un gran dominio marítimo. Roma era una fuerza que ascendía rápidamente en Italia, pero carecía del poder marítimo de Cartago.

Primera guerra púnica:

-Tuvo lugar entre el año 264 a.C. y el año 241 a.C. la mayoría de batallas que se vivieron durante esa época fueron ganadas por los romanos salvo en contadas ocasiones.

Esta situación se solvento con un tratado de paz en el que Cartago cedía el control de Sicilia a los romanos

Aún así, los cartaginenses sufrieron la sublevación de sus propios mercenarios y, aunque Roma se mantuvo al margen, conquisto Cerdeña y Córcega en el 237 a.C. A su vez, solicito una revisión del tratado de paz para aumentar la indemnización.

Cartago siguió expandiéndose hacia la Península Ibérica y Roma se concentró en las guerras llíricas para continuar yendo hacia Hispania cuando ésta finalizo.

Segunda Guerra Púnica

-Esta Guerra también es conocida como la Guerra de Aníbal, tuvo entre el año 218 hasta el año 201 a.C. Cartago había estabilizado sus conquistas en Hispania y esto era fuente de preocupación para Roma. Así pues dividieron el territorio por zonas de influencias para uno y para otro.

Al final, Aníbal decidió saltarse la delimitación y asediar la ciudad ibérica de Sagunto, aliado de Roma, en el 219 a.C. un año después Roma declaró la guerra y se inició la Segunda Guerra Púnica.

Esta batallas una de las más famosas de la historia puesto que los cartagineses tuvieron que atravesar los Pirineos y los Alpes. Intentaron que los puebles se sublevaran contra Roma y, a pesar de que con los galos lo consiguieron, no fue así con los puebles itálicos. Esto derivó en que, a pesar de la gran victoria de Cannas en el 216 a.C. por los cartagineses, comenzó una guerra de desgaste por parte de los romanos que marcaría el inicio del fin.                                Los romanos se hicieron con Tarraco (Tarragona) y así impedía el contacto y el paso de sus tropas a las ciudades itálicas. Cartago Nova fue conquistada en el 204 a.C. lo que supuso que poco a poco cayera todo el territorio en mano de los romanos.                                                                                                                                                               Ante el peligro que se estaba sucediendo, Aníbal fue llamando a Cartago y luchó en la guerra del 202 a.C. pero la victoria fue para Roma. Fue devastador, tanto las pérdidas (humanas, territoriales y de comercio) como las indemnizaciones a pagar, lo que suponía el fin de esta potencia y la hegemonía de Roma.

Tercera guerra Púnica.

– Desarrollada entre 149 a.C. y 146 a.C.

Finalmente Roma consiguió conquistar el imperio Cartaginés (Sicilia, Córcega, norte de África y la Península ibérica) y con ello se convierte en estado más fuerte del Mediterráneo Oeste. Cartago se mantuvo fiel a todos los puntos del tratado de paz que había acordado con Roma. Encontró en la agricultura una forma de florecer. Esto causó recelo entre los aristócratas romanos que supuso la decisión de hacer desaparecer Cartago.     

Tras hostigamientos por parte de los romanos y la petición inaceptable de que dejasen la ciudad y se fuesen al interior, se sublevaron y Roma volvió a declararles la guerra.

Los cartaginenses tenían todas las de perder. Roma había ganado aliados, tenía tropas y embarcaciones a las que no podían hacer frente. Por tanto, los cartagineses se prepararon para el asedio y se encerraron en la ciudad, resistiendo todo lo que pudieron pero siendo conscientes de que esto iba a suponer el fin de toda una ciudad y sus ciudadanos.

Ganaron algunas batallas, a pesar de que lo tenían todo en contra. Lucharon, obligaron al asedio a los romanos, pero al final, sucumbieron. Los supervivientes fueron vendidos como esclavos, la ciudad arrasada y destrozada.

Consecuencias de las Guerras Púnicas                                                                                                                                                                                  

– Las consecuencias de estas guerras supuso que se perdiera la civilización cartaginesa y su cultura. El territorio dejó de llamarse Cartago para ser rebautizado como África y se eligió la ciudad de Útica como capital. Pasó tiempo hasta que Túnez fue reedificada y se perdió Cartago.                                                                                                                                                                                         Poco es lo que se ha podido descubrir de su historia aunque todos los documentos encontrados de los griegos y los romanos dejan entrever la grandiosidad de este pueblo.

Bibliografía:

www.historiae.com                                                                                                                                                 ����������������������������������������������������������������

2 Comentarios
  1. Elisa dice

    Hace tiempo que no recordaba un poco de esta Historia, y este episodio me fascina.
    Rodrigo, estaría bien que profundizases un poco más, seguro que te gusta

  2. Desde Londres dice

    Interesante.
    Bien explicado

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More