Las adicciones de los adolescentes

7 569

Actualmente, los jóvenes pasan una media de tres horas al día frente a una pantalla, que equivale a cincuenta días al año; este tiempo aumenta desenfrenadamente cada año. Las nuevas generaciones dependen de su móvil en todo momento ya sea para contactar con alguna persona, encontrar un lugar, compartir su vida públicamente o incluso utilizarlo como pasatiempo cuando van al baño. De hecho, el 50% de los adolescentes afirman tener una adicción a su teléfono.

¿Pero qué es lo que realmente les incita a pasar tanto tiempo frente un dispositivo electrónico? La respuesta, las redes sociales. Las redes sociales como su nombre indica son redes en las que las personas comparten su vida, opiniones y experiencias mediante fotos, videos y comentarios. Hay diversas redes sociales como Instagram, Youtube, Facebook o Twitter como muchas otras, y bien, hasta aquí parece divertido, un gran pasatiempo, encontrar una identidad propia y una buena manera de socializar con personas de tu entorno o de cualquier parte del mundo, pero, como todo, las redes sociales tienen su parte negativa y los jóvenes son los que más lo sufren.

Para muchos jóvenes, una de las cosas más importantes son sus perfiles; la red de Instagram que actualmente es la más usada se basa en: seguidores, likes y comentarios, estos factores son los que los adolescentes tienen en cuenta para determinar si una persona es “guay” o no. Las personas con más seguidores son un modelo a imitar para los demás; en sus perfiles tienen el mejor contenido y muestran una vida lo más perfecta posible, aunque en realidad no sea así, estos se hacen llamar “influencers” y como su nombre indica influyen a los demás. Estas personas viven por y para las redes sociales, es su trabajo, y no nos debe sorprender que todo en sus perfiles parezca perfecto ya que antes de publicar cualquier tipo de contenido hay un tiempo de trabajo. Pero eso es un factor que los jóvenes no tienen en cuenta y pasan de largo. Esto provoca problemas de autoestima en los adolescentes ya que se crean complejos como: no llegar al número de likes, comentarios o seguidores que deberían; no tener foto para subir, o incluso complejos sobre su físico que generalmente se crean por otras fotos que ven que la mayoría de las veces llevan una edición o Photoshop. Esto, les lleva a crear perfiles donde ellos intentan aparentar y fingir algo que no son.

Además, los jóvenes no sólo son críticos con sus perfiles, sino que también lo son con el contenido de los demás, de aquí nacen los “haters”, el acoso, el ciberbullyng… Las personas protagonistas de estos casos se dedican a comentar y compartir opiniones negativas sobre lo que ven y lo que piensan, sin importarles la persona que está detrás. Pero hay personas que ven positivo tener “haters”, ya que en realidad no caen bien a todos sus seguidores, y ya que además para muchos tener “haters” significa que alguien está pensando en ti, tú estás siendo su pasatiempo. Como digo, los “haters” pueden ser algo positivo, pero no para todos, algunos adolescentes con un solo mal comentario se pueden corromper porque al fin y al cabo están madurando. Algunos estudios muestran que los niños crecen con más ansiedad y menos autoestima a causa de las redes.

Los padres acaban siendo los más perjudicados ante este problema ya que están preocupados por diversos temas. En primer lugar, ellos no crecieron con las tecnologías y verdaderamente piensan que sus hijos están malgastando su tiempo. Otro de los temas es la salud, ya que tanto las horas de sueño de los adolescentes como los problemas de la vista o la falta de concentración de éstos se ven afectados por las tecnologías. Tampoco les gusta que la vida de sus hijos esté expuesta públicamente, aunque sea en su círculo cercano. Pero no podemos dejar atrás la gran pregunta ¿Son los padres los responsables de la adicción de sus hijos? La respuesta es, no. Aunque probablemente ellos regalasen el primer móvil, un adolescente sin móvil o redes sociales en la actualidad es alguien marginado y generalmente con una vida social baja, por lo que la solución no es no comprarle un móvil sino buscar otros pasatiempos como pueden ser leer o directamente centrarse más en sus estudios, porque hay alumnos que remplazan sus horas de estudio por tiempo con el móvil.

Páginas de las que he obtenido la información:

https://www.elmundo.es/tecnologia/2019/05/31/5cf1389ffc6c83950d8b462d.html https://juditcatala.com/que-es-haters/ https://www.muyinteresante.es/tecnologia/articulo/lo-que-la-adiccion-al-movil-le-hace-a-los-jovenes-761462454550 https://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/riesgos-redes-sociales-salud-mental-adolescentes https://www.abc.es/familia/educacion/abci-redes-sociales-y-adolescencia-oportunidad-o-peligro-201605230137_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

7 Comentarios
  1. Alekia dice

    Artículo súper interesante

  2. Gabriela dice

    Un tema de mucha actualidad y bastante necesario. Enhorabuena por tu artículo.

  3. Asier dice

    Muy bien

  4. Celia dice

    Llegué por casualidad y ha sido lo más interesante que he leído en el día.
    Muy buen artículo!

  5. Javier dice

    Un gran tema, con una muy buena argumentación y una estupenda conclusión.

  6. Candela Calderón dice

    👏🏻👏🏻👏🏻 un tema muy interesante y de mucha actualidad. Gran texto

  7. Candela dice

    Muy interesante

Responder a Celia
Cancelar respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More