#Ladoizquierdoladofuerte

0 888

Fue imposible que no se le escapara una lágrima, y eso que Carlota es fuerte.

Ocurrió en Torrelodones hace unos días, se cumplían 125 años del primer partido de baloncesto femenino celebrado en nuestro país y un ilusionado grupo de amantes del baloncesto (entre ellos el Ayuntamiento de Torrelodones, el Consejo Superior de Deportes o la Federación Española de Baloncesto) entregaban los Premio Atlas en su primera edición, un reconocimiento a esas mujeres que hacen historia, pequeña o grande, en el deporte femenino, que es lo mismo que decir en la defensa de las mujeres.

Avanzada la entrega sonaba su nombre, medio tapado por un aplauso intenso y querido. Era el premio Plus Legal Inspiración que reconoce el valor de quienes hayan superado grandes contratiempos. Y Carlota lo sigue haciendo.

Nacida en Torrelavega, dio sus primeros pasos en las categorías base de La Paz, una de las mayores canteras de baloncesto de Cantabria y uno de los equipos que más mima el baloncesto femenino. Pronto despuntó y fue ascendiendo en el difícil ranking de este deporte. “De pequeña era todo autoridad. Los entrenadores, y sus compañeras, veíamos en ella una jugadora muy técnica, muy fuerte y muy líder”. Son las palabras de Bea, su amiga, su confidente, su apoyo desde los tiempos del instituto. Es una de las muchas personas del entorno de Carlota Egusquiza con las que hemos hablado estos días, en los que Carlota no ha podido estar con nosotros por un pequeño bache que la ha hecho volver a la radioterapia. “Sólo es un paréntesis, Loty es muy fuerte” nos dicen todos. Y lo es, de ahí su lema. Era una cría y ya se veía que tenía un brazo izquierdo portentoso y un carácter fuerte y perfeccionista. Un día vio en el cine “Titanes, hicieron historia” y selló su emblema, “lado izquierdo, lado fuerte”.

En2007, terminado el bachillerato “Loty tenía claro orientar su futuro hacia la fisioterapia, podía haber elegido hacerlo en Cantabria, pero el baloncesto era su pasión, necesitaba jugar y progresar. Le vino una oferta de Madrid, y no se lo pensó. Se fue al Olimpia y comenzó la etapa más maravillosa de su vida. Lo sé”.

Pero en 2015, a poco de su fiesta de cumpleaños, las cosas comenzaron a torcerse. Un extrañamente raro cáncer de cuello de útero la dio de lleno. Fueron meses de tratamientos muy agresivos, de noches de insomnio y de mucha impotencia. Pero Carlota es muy fuerte. Pese a la dureza de la enfermedad visitaba a sus compañeras y las veía en la cancha, conteniéndose para no bajar a ella. Fueron los meses en los que en las redes sociales se hizo famoso el #ladoizquierdoladofuerte, los meses en los que Loty apoyaba públicamente a otros deportistas afectados por la enfermedad, haciendo visible la lucha de los enfermos de cáncer, los meses en los que sacaba fuerzas del fondo de su alma para acercarse al pabellón de Torrelodones, estar con las niñas de la base y darles ánimos antes de cada partido, ella dando ánimos.

Pero la tormenta pasó, y un esfuerzo por demostrar a todos que la vida es muy fuerte para que la frene un suspiro, preparó su regreso. Cuando todo estaba listo, una metástasis la devolvió al hospital. La enfermedad brotaba en otra parte de su cuerpo, pero no se rindió, y volvió a lanzaral mundo del deporte y al mundo en general que luchar es humano, rendirse no.

Radioterapia, quimio y otros tratamientos volvieron a frenar la enfermedad, aunque dejándola afectada una pierna. Fue impresionante para todos ver cómo volvía a los entrenamientos a finales del año pasado. Cómo sonreía a sus niñas, con su cabeza rapada y su cara demacrada. Cómo se dejaba sus pocas fuerzas cada día en rehabilitación para recuperar la movilidad de su pie, muy afectado por la enfermedad. Cómo volvía a los entrenamientos y se ponía una férula antes para conseguir, con mucho esfuerzo, levantar su pie en cada movimiento. Esta temporada, ante la incredulidad de todos, regresó a la competición en Liga2, en su pabellón, ante sus niñas, rodeada de amigas y de su familia, metió un triple y volvió a ganar a la enfermedad.

Hoy vuelve a tener problemas y el deporte español vuelve a poner su mirada en esta maravilla de mujer, por el mensaje que irradia a cuantos la rodean, a las jóvenes que la siguen, a las mujeres que ven en ella el ejemplo de cómo el deporte cura, y el amor a la vida más.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More