“La Virgen del Rosario”, de Alonso Cano

0 313

Alonso Cano nació el 19 de marzo de 1601 y murió el 3 de octubre de 1667 en Granada, fue uno de los mejores y más completos artistas de su época ya que era pintor, escultor y arquitecto.

Dio sus primeros pasos como artista con su padre Miguel Cano, a partir de aquí empieza a desarrollar su talento, poco tiempo después se traslada a Sevilla, donde compartirá con Velázquez, su maestro, Francisco Pacheco, del cuál aprenderán su pintura.

San Francisco de Borja fue su primer cuadro, al poco tiempo consiguió el titulo de Maestro Pintor (1626).

Después de conseguir el titulo de Maestro Pintor, muere su primera esposa, de parto.

En 1631, se casó con Magdalena de Uceda, una vez casados se trasladaron a la capital, Madrid, donde el Conde-Duque de Olivares, le nombró pintor de cámara.

Asesinaron a su mujer en 1644, por lo que Alonso Cano fue acusado de haber asesinado a Magdalena de Uceda, esto hizo que le pegaran palizas y le torturaban, pero nunca fue condenado ya que era inocente.

Una vez que murió su mujer y demostrar que era inocente huyó hacia granada donde a lo largo del tiempo consiguió ser maestro mayor de la Catedral.

Sus obras tenían rasgos entre el manierismo italiano y el Barroco, además tenía personalidad, pues, aunque en aquel tiempo predominaba el tenebrismo, Alonso Cano, metía colores en sus obras.

A los 66 años murió, y le enterraron en la cripta de la Catedral de Granada.





El lienzo de la Virgen del Rosario está en la capilla del mismo nombre, en la Catedral de Málaga, Alonso Cano residió en la capital malagueña entre 1664 y 1666 aproximadamente, período en el que ostentaba el cargo de racionero de la Catedral, en estos casi dos años, el pintor granadino solo llevó a cabo esta obra pictórica, que responde a un encargo del entonces obispo de Málaga, Fray Alonso de Santo Tomás.



Este lienzo cuenta con una importante carga de valores artísticos, históricos y culturales, motivo por el cual está incluido de forma individual en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural.

La Virgen del Rosario, es una de las últimas obras de Alonso Cano.

El lienzo tiene unas dimensiones de 3,56 x 2,18 metros, y responde a la técnica de óleo sobre lienzo.

La novedad de los recursos técnicos que rigen la aplicación del color en el lienzo, y un especialísimo talento y actitudes para el dibujo, son algunos sus rasgos, no escatimaría en medios, según revela el análisis técnico de los pigmentos, usar lapislázuli (en el intenso azul ultramar del manto) y laca de cochinilla (en el rosa de la túnica), materiales por entonces aún más costosos que el oro puro.

A la perfección del dibujo se une el suave modelado de las formas y en la aplicación del color, con gradaciones tonales y un prodigioso empleo de la luz.

Cuadro grande con varias figuras colores vivos y uso frecuente de la luz Gestos expresivos y movimientos exagerados, la técnica de los venecianos, su color y su luz, influyeron mucho en su estilo aún algo severo y tenebrista propio de la escuela sevillana. Su paleta se vio enriquecida, alcanzó un gran dominio de las veladuras y de los efectos lumínicos, el dibujo y modelado de los volúmenes también avanzaron tras el conocimiento de los pintores renacentistas italianos.


El cuadro es una composición triangular con dos niveles diferenciados jerárquicamente, en la parte inferior se representa el mundo terrenal y en la superior, el celestial que fue encargado, por fray Alonso de Santo Tomás, de la orden dominica, casi con toda seguridad hijo natural de Felipe IV.

Cuadro que pinto un año antes de su muerte y que es representativo de la pintura del siglo XVII española pintura barroca granadina.



Sin duda el artista más completo del Siglo de Oro, no sólo es conocido por ser un magnífico pintor, sino que su fama también es debida a la escultura y en la arquitectura, asimismo fue diseñador de muebles litúrgicos y un gran maestro en el dibujo

Da prioridad al dibujo, al color y a la captación de la luz en el cuadro. Tendencia al realismo Pintura sobre lienzo y al óleo.

El movimiento y las composiciones complicadas que son características generales de la pintura barroca.

Pinta principalmente temas religiosos encargados sobretodo por la iglesia, además de temas clásicos y retratos de nobles.

También suelen ser cuadros grandes con varias figuras colores vivos y uso frecuente de la luz, gestos expresivos y movimientos exagerados.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More