La primera vuelta al mundo

0 230

En el siglo XVI, y más concretamente entre 1519-1522, el mundo fue testigo de unas de las hazañas más increíbles jamás vividas, y que a la postre, propiciaría grandes avances geográficos.

Todo comenzó como un encargo del rey Carlos I, al Capitán General de la armada Fernando Magallanes.

El encargo consistía en encontrar unas Islas de la especiería, (ricas en especias), en la demarcación española, por el hemisferio castellano, (en la época, tras el tratado de Tordesillas, el mundo estaba dividido en dos mitades, el hemisferio castellano y el hemisferio portugués). Una vez allí, deberían establecer una ruta comercial.

Se trataba de un viaje incierto, pues nadie antes había ido por esa ruta, y era una expedición hacia lo desconocido. Para ello sería fundamental que Magallanes encontrara un paso por América para llegar al que luego llamarían, Océano Pacifico. Ese paso, fue encontrado el 21 de octubre de 1520, al costear el continente americano hacia el sur. Atravesarlo llevó a los experimentados marinos 38 días, en los que no faltaron terribles borrascas y calamidades. En honor a este descubrimiento y logro, el estrecho pasó a tener el nombre de “estrecho de Magallanes”

En total la expedición duró tres años, en las que los valientes marineros debieron luchar contra el mar, las inclemencias del tiempo, el hambre, la incertidumbre, el miedo a lo desconocido, enfermedades, averías, indígenas y los propios portugueses.

Sirva como ejemplo, que de las cinco Naos y 244 tripulantes que partieron de Sevilla, sólo consiguieron volver a puerto la escorada Nao Victoria y 18 tripulantes, (que como se dijo en su tiempo, llegaron “flacos como jamás hombres estuvieron”). Tal era el estado de la Victoria que en su último tramo tuvieron que achicar agua día y noche.

Al mando de la Victoria y cargada de especias, (27 toneladas de clavo), llegó el capitán Juan Sebastián Elcano, que tuvo que hacerse cargo de la expedición, cuando Fernando Magallanes cayó abatido a manos de los indígenas en las islas Filipinas.

Fue el propio Elcano el que al llegar a Cabo Verde, en el último tramo del viaje, descubrió, que al haber estado viajando hacia el Oeste habían ganado un día al calendario y eso demostraba que habían dado la vuelta al mundo.

Lo que había comenzado como un encargo, había terminado como uno de los logros más importantes de la navegación de la historia, y que Elcano hizo saber a Carlos I, nada más llegar a Sanlúcar de Barrameda por carta, antes de llegar a Sevilla.

El heroico viaje solo fue posible gracias al sacrificio y arrojo de unos hombres con un extraordinario conocimiento del mar, un alto sentido del deber y del honor, que les hizo continuar en los momentos más difíciles, cuando todo parecía perdido.

Sirva para terminar y como ejemplo de todos los sufrimientos que tuvieron que soportar, que cuando los héroes llegaron a Sevilla, pidieron unos cirios, para posteriormente bajar uno a uno en procesión, descalzos y con un cirio en la mano. Con ello quisieron dar gracias a la Virgen, y cumplir con las promesas realizadas cuando estaban dentro de las tempestades y rezaban por su vida.

El día que estos valientes entraron en el Puerto de Sevilla y desembarcaron, también entraron en la Historia de la Humanidad.

BBC News Mundo

La primera vuelta al mundo: el brutal viaje de Magallanes y Elcano hace 500 años en el que solo sobrevivieron 18 de los 250 tripulantes

Mar Pichel

Ruta el cano       

La Primera Vuelta al Mundo

Imagen National Geografic

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More