La pobreza en África

0 123

“La pobreza es la incapacidad de satisfacer las necesidades físicas y psicológicas básicas de una persona debido a la falta de recursos como la alimentación, vivienda, educación, salud, agua potable o electricidad. La pobreza puede afectar a una persona, a un grupo de personas o a toda una zona geográfica”.

Burundi es un pequeño país sin salida al mar, situado justo al suroeste del centro del continente africano. Tiene una alta densidad de población y una enorme vulnerabilidad frente a la gran emergencia climática global, y es el país más pobre del mundo con un PIB per capita de 267$ debido a las guerras civiles, la corrupción, el pobre acceso a los servicios de educación y salud, infraestructura débil y los efectos del VIH/SIDA.

Los habitantes de Burundi están entre los que menor esperanza de vida tienen en el mundo: 63 años las mujeres y 59 años los hombres. Burundi es un país marcado por la guerra civil entre 1993 y 2005 resultado de las supuestas tensiones entre las etnias hutus y tutsis provocada por la política, ya que no sólo se aniquilaba a los tutsis si no también a los hutus menos radicales.

La mayoría de los habitantes de Burundi viven con 1,25 dólares al día o menos.

Sudán del Sur es un país situado en África Norte. La pobreza en Sudán del sur está relacionada con el conflicto prolongado, desde el 2013 hasta el 2020, la escasa cobertura de servicios básicos, el aislamiento geográfico, la falta de obra cualificada y la baja productividad. Por todo esto hay una alta tasa de mortalidad.

Todo esto ha provocado desplazamientos, un millón y medio dentro del país y dos millones y medio de refugiados, esto es, más de un tercio de la población, separando familias y destruyendo el sistema de salud.

Como hemos visto, en ambos países viven una situación muy precaria provocada, sobre todo, por las guerras civiles.

¿Cómo podemos terminar con la pobreza en Sudán del Sur, en Burundi y en tantos otros países en las mismas circunstancias?

Acabar con la pobreza en el mundo parece algo imposible, pero si se puede mejorar la situación notablemente. Todos nos deberíamos implicar a nivel personal y también los países que están en mejor situación. Donar en la medida de lo posible o, incluso, ir a ayudar.

Lo más importante es erradicar el hambre y la malnutrición, estas son las causas de la alta mortalidad infantil en los países más pobres y, aunque muchos niños sobreviven lo hacen con consecuencias irreversibles debido a que su desarrollo físico e intelectual progresa más lentamente. Aunque está muy bien donar alimentos yo creo que es más importante facilitarles la producción de alimentos básicos, plantando cultivos y criando ganado, es decir, darles la semilla para que ellos la hagan crecer; Ayudarles a construir pozos que les proporcionen agua, enseñarles a potabilizar esa agua. Construir las infraestructuras necesarias en cada caso concreto, invertir en la educación de calidad, equitativa y accesible para todos para que puedan optar a un futuro mejor, libre de pobreza.

También es muy importante construir sistemas de salud sólidos que hagan universal este derecho fundamental e implementar mecanismos y programas preventivos. Por fortuna hay muchas organizaciones que envían personal médico a estos países para intentar darles algo de cobertura, pero no es suficiente. La gente se muere por enfermedades que en cualquier otro lugar del mundo se curarían tomando unas simples pastillas o, incluso, muere porque ni siquiera tiene un médico al que poder visitar. Por otro lado, una alta incidencia de enfermedades en un área dificulta su desarrollo económico.

Y por último, pero no menos importante erradicar la desigualdad de género.  En los países pobres hay mucha desigualdad, en la mayoría de los casos por temas religiosos o culturales. Las cifras indican que son muchas menos las mujeres que acceden a una educación superior o a puestos de responsabilidad. Se hace necesario la puesta en marcha de políticas que rompan estas costumbres.

“Sí todos los países ricos destinarán el 1% de sus ingresos al combate contra la pobreza, acabaríamos con ella en menos de 20 años” Da que pensar, ¿no crees?

Fuentes empleadas:

https://www.ifad.org

No se encuentra

https://datosmacroexpansión.com

Escrito por: Frédéric  Henson

https://www.sport.es

Escrito por: Xavier Moret

https://www.humanium.org

Escrito por: Ivana Kacunko

https://www.icrc.org/es/donde-trabajamos/africa/sudan-del-sur/guerra civil

No se encuentra

https://ayudaenacción.org/ong/blog/derechos-humanos/formas-luchar-contra-pobreza/

Escrito por: Mar Pérez-Olivares

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More