La ley de cadena alimentaria

0 329

Oponerse a la ley de cadena alimentaria es oponerse a la rentabilidad del agricultor. Antes de que la pandemia nos obliga a detenernos, todo el sector se lanzó a la calle unido para reclamar unos precios justos, que cubrieran los crecientes costes de producción. Las legítimas reivindicaciones de agricultores, ganaderos, cooperativas y comercializadoras se fundieron en una sola voz en, una extractora las históricas. La gran movilización tuvo resultados, conseguimos plasmar en el BOE una reivindicación histórica, obligar por ley a que los precios que recibe el agricultor deben estar por encima de los costes, esto es reconocer que nuestros productos tienen un valor y debe pagarse.

El cambio de concepto es primordial, el precio de cada operación debe estar por encima de los costes de producción de quien vende, el objetivo que el valor se reparta adecuadamente y que todos podamos vivir y no sobrevivir o abandonar. Se trata de construir el valor desde o que nos cuesta producir y no de que nos dejen las sobras, como viene ocurriendo esta ley ya obliga desde hace más de 6 años a que tengamos contratos a que en esos contratos se fijen unas condiciones mínimas y un precio. Ahora además dicho precio debe cubrir nuestros costes y debemos trabajar para ello, sigue esta nueva norma el comprador impone su precio de compra con esta norma no se fijan precios mínimos, pero se abre la posibilidad de que yo le comuniqué a mi comprador una referencia de costes de producción, si se da una situación de abuso en la negociación podría denunciar que está incumpliendo lo acordado ese es el cambio de concepto se pone a nuestra disposición una herramienta para mejorar nuestra posición negociadora y para denunciar abusos. Como a gestar como siempre a disposición para denunciar en nombre de sus socios, no podemos asustarnos por el cambio tampoco deberían hacerlo las empresas de comercialización en origen o determinadas entidades que dicen representar al sector como las interprofesionales.

Quienes deben preocuparse son las grandes cadenas de distribución y nuestros compradores, está claro que el cambio por sí mismo no es suficiente y se requieren más medidas como el control de las importaciones o las medidas efectivas para la gestión de las crisis, además requeriría de esfuerzo trabajo de inspección y afinación. Ahora bien, no estamos para desechar posibilidades. Marruecos, Sudáfrica y Turquía siempre podrán producir más barato que nosotros mientras nos apliquen otras medidas no por ello tenemos que sumarnos en una carrera hacia el abismo en la que tenemos todas las de perder tanto en rentabilidad como en la calidad que ofrecemos. Estamos ante un gran reto, cambiar el modo de funcionar de la cadena si no lo intentamos seguro que estaremos peor que ahora porque cuál es la alternativa seguir como hasta aquí de hacerlo continuaremos viendo cómo desaparecen agricultores y como nuestra rentabilidad se va. La defensa de los precios justos que cubran costes es un pilar que no debemos derribar nada de moratorias necesitamos precios justos ¡ya! Para poder seguir produciendo.

Todo parece indicar que la pandemia en este año toca a su fin. Los costes volverán a nivel que estaba antes o similares, por lo tanto, esperemos que el año que viene en la campaña 22/23 la estructura de costes se normalice y no se dispare como se ha disparado en algunos como sobre todo en lo derivado del petróleo y todo lo que tenga que ver con el envasado (cartón, plástico, etc.)

Información obtenida de: Webinar “Derechos y Obligaciones de la Ley de la Cadena

Alimentaria” Lugar de Publicación-YouTube Autor- Ministerio de Agricultura

https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/agricultura/Paginas/2021/151

221-ley-de-cadena.aspx

Lugar de publicación-Google Autor-La Moncloa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More