La legalización del cannbis

0

Cada primer sábado de mayo se celebra el Día Mundial del Cannabis en las ciudades del mundo.

Aproximadamente un millar de personas se dieron cita en la capital española, exigiendo su derecho a cultivar cannabis de forma responsable y su legalización estatal. Bajo el lema “Sembrar cambios con regulaciones responsables”, los manifestantes hicieron sus demandas, que fueron patrocinadas por algunas de las organizaciones cannábicas más importantes como la Asociación de Cannabis y la Federación de Regulaciones Responsables.

Mucha gente cree que el progreso en la legalización de la marihuana será detenido por la pandemia global y tendrá un impacto severo en la economía, pero la evidencia ha llevado a los expertos a pensar de manera diferente.

Para muchas personas, la legalización de la marihuana es un eufemismo porque solo se enfocan en los aspectos de entretenimiento de la marihuana. Pero el cannabis, desde la semilla hasta la yema, puede resolver problemas económicos y de salud pública. El cultivo individual está permitido en España. Estas operaciones solo pueden realizarse en interiores o al aire libre donde no se puedan ver desde lugares públicos y no deben exceder los límites de planta legalmente prescritos. El problema es que la restricción es totalmente discrecional, y no hay una cifra exacta, varias sentencias a nivel nacional han mostrado esta cifra.

El marco regulatorio establecido en Canadá es uno de sus espejos. El anterior “We Can Do Bill” no vio el amanecer de la caída de la legislatura por las elecciones anticipadas, sino que pretendía legalizar la venta y el consumo, no sólo con fines medicinales sino también como entretenimiento. Según el borrador, la sustancia se obtendrá mediante permisos y control de estado.

Licencias de producción, distribución y venta, pero no licencias de consumo, como las licencias a través del sistema de registro de usuarios en Uruguay.

A modo de conclusión se puede decir que esta legalización puede resultar beneficiosa para aquellas personas que emplean esta sustancia para fines médicos o para aquellos que dan uso de ella de forma regular pero restringida, es decir, de manera controlada y no haciendo un uso excesivo de ella. Por otro lado, están las personas que no aprueban esta legalización ya que lo ven como algo negativo para la sociedad e innecesario el consumo de ella ya que dependiendo de su uso puede resultar dañino debido a que como todo lo que se usa en exceso puede tener
consecuencias dañinas sobre las personas que abusan de ellos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More