La insurrección del Perú

0

La insurrección de Perú, también llamada la insurrección de Tacna del año 1.811, fue un movimiento autonomista y separatista ocurrido en Tacna, ciudad ubicada en el sur de Perú y cercana a la frontera con Chile.   

            En 1.811 se proclamó en la ciudad de Tacna la independencia de Perú frente al gobierno español del Virrey Abascal habiendo sido ésta la única ciudad peruana que se levantó contra el virreinato español, si bien, podemos decir que la rebelión de Tacna tiene íntima relación con la revolución argentina contra España que se inició en mayo de 1.810 en Buenos Aires y que se extendió hacia el Alto Perú (actual Bolivia).

            Juan José Antonio Castelli, cuyo nombre ha dado lugar a una ciudad ubicada al norte de Argentina, y conocida coloquialmente como Castelli, fue un influyente abogado y funcionario del Virreinato español del Río de la Plata, que participó activamente en política frente a la crisis de la monarquía del glorioso Imperio Español. (único Imperio que tuvo territorios en los cinco continentes excluyendo la Ántartida).

            Castelli envió emisarios y agentes a las ciudades de Arequipa y Tacna para comunicar las noticias de su avance a los independentistas de dichas ciudades, todo ello, con la finalidad de recibir su apoyo. Mientras, el general Manuel Belgrano, también abogado, economista, periodista, político y diplomático, envió al cacique de Tarata, Ramón Copaja a comunicarse con el criollo de Lima, Francisco Antonio de Zela para iniciar un alzamiento popular contra la monarquía española. Zela es conocido por dar el primer grito libertario de Perú en la ciudad de Tacna el 20 de junio de 1.811 y ha sido considerado el líder de la primera insurrección armada para la independencia de Perú.

            El plan era que mientras el ejército realista, formado por españoles, europeos y americanos para la defensa de la monarquía española frente a las revoluciones independentistas luchaban contra el avance de Juan José Antonio Castelli, Francisco Antonio de Zela debía lograr el alzamiento del sur del Perú.

            Así es como esa noche del 20 de junio de 1.811, Zela enarbolando una bandera con colores azul y blanco a cuatro campos triangulares, logró establecer durante tres días un gobierno libre de la monarquía española, adherido a los principios de la Junta de Buenos Aires y manifestando su expreso deseo de independencia para Perú.   

Sin embargo, y pese al éxito de Zela, el mismo 20 de junio de 1.811 y en las cercanías del lago Titicaca, Castelli fue derrotado en la batalla de Guaqui por José Manuel de Goyeneche, de modo que Zela quedó sin poder recibir el apoyo necesario.

La derrota de Castelli en Guaqui provocó un gran desconcierto entre los rebeldes, lo que utilizó el ejército realista en su favor para desbaratar el movimiento independentista y arrestar a Zela, quien fue juzgado y condenado en Lima a cadena perpetua, aunque esta pena le fue conmutada por la de encierro perpetuo en La Habana, si bien después esa pena se cambió de nuevo por una pena de prisión de diez años en la cárcel de Chagres de Panamá.

Se dice que Zela falleció el día de la proclamación de la Independencia de Perú el 28 de julio de 1.821, pero lo cierto es que su muerte se produjo en 1.819 a la edad de 50 años.

Bibliografía:

Wikipedia.

Enciclopedia Ilustrada del Perú.

Enciclopedia de Historia.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More