La III Guerra Púnica

0 16

La tercera guerra púnica ha sido el último combate militar entre la república romana y la vieja colonia fenicia de Cartago entre los años 149 y 146 a.c. El nombre púnico nace de la designación que daban los romanos a los cartagineses: Púnica o Poetice.

Esta guerra ha sido muchísimo más corta que ambas anteriores y consistió primordialmente en el asedio romano a la urbe de Cartago, llevando al final a la devastación total de la misma y el deceso o esclavitud de todos sus pobladores.

Cartago por su lado, ha sido despojada de todos sus dominios de África y forzada a costear la suma de 200 talentos de plata anuales por 50 años. Como consecuencia de esto el reino expandió su territorio a costa de los cartagineses, debido a que los romanos casi constantemente fallaron en favor de sus socios númidas en toda controversia exterior.

Otro efecto de este tratado de tranquilidad, ha sido que al no poder gastar sus riquezas en guerras, los habitantes de Cartago optaron en usarlo en cambiar su metrópoli en un poderoso y rico núcleo comercial. En lugar de ver una metrópoli enriquecida debido a su fructífero negocio, lo cual llevó a tener en cuenta a Cartago como una amenaza. Por lo que desde ese instante continuamente culminada sus discursos con la sentencia ceterum censeo Carthaginem ese delendam (Además opinó que Cartago debería ser destruida) Se opuso a Publio Conelio Escipión Nasica Córculo, que estaba a favor de no eliminar a Cartago, y que la mayoría de los casos convenció al senado, debido entre otras cosas a la contraposición del partido de los Escipiones, que consideraban que si el exclusivo gran enemigo de roma era acabado, los romanos caerían en un relajamiento de prácticas que les conduciría a su propia decadencia.

Otro elemento ha sido sin lugar a dudas la explosión demográfica sufrida en aquel instante por la población romana, lo que ejerció una profunda presión para lograr novedosas fuentes de ingesta de alimentos, como las fértiles tierras del de hoy Tunéz. 

Los cartagineses enviaron una expedición militar a cargo de Asdrúbal el Beotarca, que ha sido derrotada y Cartago ha sido forzada a abonar una buena compensación, esta vez a los númidas, justo una vez que acababa de concluir de abonar la contraída con Roma (motivo por el que habían dado por finalizado el tratado con Roma).

Se entregaron 300 chicos, hijos de los primordiales líderes de la urbe, como rehenes a cambio de asegurar a Cartago su libertad y el mantenimiento de sus países, además como condición se debían consumar las elecciones de los cónsules una vez se hubiesen asentado dichos en suelo africano. Una vez que la milicia romana de bastante más de 80.000 hombres desembarcó en Útica. Cartago se pasó al partido romano.9​ Los cónsules exigieron la entrega de toda la flota y armas de asedio de la localidad, lo cual cumplió velozmente.  

Como el lugar se prolongaba, los comandantes romanos determinaron permitir el acceso en su campamento de ¨recursos de distracción”: prostitutas, comerciantes, etc, lo cual causo un relajamiento de la disciplina militar.

Los últimos supervivientes de la lucha, unos 50.000, se refugiaron en el santuario de Eshmún (Escolapio para los romanos), ubicado en Birsa, con su necrópolis sagrada. Ahí, la mayoría de los púnicos rogaron a Escipión que tuviera clemencia con ellos, inclusive Asdrúbal, quien había logrado huir tras la devastación de su batallón y dirigía la protección de la urbe. Solo quedaron en el santuario los desertores romanos (cerca de un millar), que sabiendo que podrían ser  ejecutados, se suicidaron, y además la dama de Asdrúbal, que vestida con una túnica de gala, insultó a su esposo y a los romanos mencionando «vosotros, que nos habéis acabado a fuego, a fuego seréis destruidos» y se arrojó a las llamas del fuego (hay variantes que comentan que acuchilló a sus hijos y los arrojó consigo al fuego). Los desertores además se sacrificaron en la misma pira.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More