La cueva de la Garma, una burbuja del tiempo

0 715

La Cueva de la Garma está ubicada en el monte de la Garma en la localidad de Omoño, situada en el municipio de Ribamontán al monte en Cantabria.

Es una de las cuevas más desconocidas de Cantabria, está considerada como una de las más importantes de Europa debido a que registra la evolución de sus pobladores a lo largo de varios miles de años. Como yacimiento arqueológico del Paleolítico se la considera una de las más importantes a nivel mundial.

Está ubicada en una colina de 186 metros de alto, con una totalidad de unos 800 metros cuadrados de cuevas, distribuidas en tres pisos fósiles con formaciones kársticas, que son galerías que se formaron por la disolución de las rocas de origen calcáreo por acción del agua subterránea o superficial, también formaron aberturas estrechas que comunicaban la superficie con galerías subterráneas que se llaman simas.

Esta cueva destaca por verse representados en un mismo lugar todos los periodos de la Prehistoria y algunos de la historia llegando a casi 400.000 años atrás, secuencia que va desde el Paleolítico Inferior hasta la Edad Media. Cuenta con 13 yacimientos arqueológicos y un castro prerromano en la cima del cerro.

En el piso superior es donde se encuentra la única entrada desde el exterior, tiene un vestíbulo reducido que da paso a una galería sinuosa finalizando en una sima, a través de ella se accede a un piso intermedio que es más amplio y que su boca original esta cegada. Al final de esta galería intermedia se abre una segunda sigma por la cual se desciende hasta la zona central del piso inferior, este piso tiene salas de mayor tamaño y corredores. A través de una tercera sima se puede descender hasta una zona activa de la cueva por donde transcurre un río subterráneo.

En el vestíbulo se han encontrado enterramientos humanos y de habitación del Mesolítico y del Paleolítico superior. En el piso intermedio se han encontrado restos paleontológicos de osos y del Paleolítico inferior. Pero lo más increíble está en el piso inferior con yacimientos totalmente intactos. La galería inferior fue descubierta el 2 de noviembre de 1995, la cual quedó sellada al final del Pleistoceno por un derrumbe, la cueva quedó como una burbuja del pasado, es así como se han podido conservar las pinturas y restos arqueológicos en un estado único en el mundo, esto fue clave para la conservación de los suelos que están repletos de restos arqueológicos y para la conservación de las pinturas rupestres del Paleolítico superior.

Existen más de 400 representaciones gráficas de prácticamente todos los periodos prehistóricos. Destaca la presencia de un gran caballo pintado en negro y de gran naturalismo, infinidad de símbolos, manos en negativo, un panel con pinturas rojas con contorno grabado representando la parte delantera de un bóvido, un cérvido y varias cabras, también se han encontrado pinturas de uros, bisontes y caballos.

La Garma esta tapizada de 800 metros cuadrados de suelo magdaleniense que están conservados tal y como los dejaron sus últimos ocupantes hace unos 16.800 años.

Se han encontrado entre otros muchos restos arqueológicos restos de huesos, sílex, carbones, lapas, objetos artísticos, bifaz, un bastón de mando o colgantes grabados. Restos de animales como molares de elefantes, restos de tigres y leones, en concreto se ha encontrado el esqueleto completo de un león de las cavernas que se cree que enfermo o herido el animal se habría recostado en la oscuridad de la cueva, muriendo sin que nadie manipulara sus restos.

Se han encontrado rastros de huellas de niños Paleolíticos de hace 16.500 años, 14 huellas de pies completas, huellas de talón, dedos y codos por lo que podría tratarse de niños jugando.

Destaca un objeto muy singular por su rareza, calidad y complejidad técnica, fue encontrado en el vestíbulo original de la cueva, es una falange de uro que fue grabada bajorrelieve de manera envolvente, representando al propio animal ,tiene una flecha en la parte trasera del uro y un probable antropomorfo debajo del cuello del uro que recuerda al contorno de una cabeza humana.                                                              

En la galería inferior se encontró otra pieza destacable, es la cabeza de una cabra montés trabajada en un hueso hioides de un bóvido. Ambas piezas están expuestas en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria y corresponden al arte mobiliar del Paleolítico                                                                                                                                                                                

Se puede observar la actividad de un grupo de cazadores y recolectores de la última glaciación permitiendo descubrir cómo vivían y trabajaban. Estos suelos también han permitido saber más acerca de cómo realizaban las pinturas, como conseguían los colorantes y su forma de procesarlos.

Es un espacio frágil, aislado totalmente de la contaminación, bacterias y contrastes térmicos por todo esto los trabajos en el yacimiento han sido muy lentos y han optado para el estudio de esta cueva, la conservación de la misma y alterarla lo menos posible, trasladando en lo posible el laboratorio a la cueva.                                                         

Es un tipo de estudio no invasivo, analizándolo in situ, donde se pueden estudiar los restos arqueológicos tal y como los dejaron nuestros antepasados.

Se llevan realizando trabajos en el interior de la cueva desde hace más de 25 años. Desde que se descubrió se hacen excavaciones todos los años concentrando decenas de investigadores de todo el mundo. El equipo de investigadores esta capitaneado por dos arqueólogos españoles que son Pablo Arias, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria y Roberto Ontañon director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.

La cueva de La Garma fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2008 y ha sido ganadora del II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq en 2021.                                                                                                                        

En la actualidad la Cueva de La Garma no se puede visitar por varios motivos, está en proceso de investigación, debido a las dificultades del acceso y a la necesidad de conservación. Las únicas visitas que se pueden realizar son a través de realidad virtual.

Bibliografía:

NOTICIAS UNIVERSIDAD DE CANTABRIA. La Garma una “cápsula del tiempo única” que registra todo el pasado de Cantabria. 22 Noviembre 2019 . Autor: desconocido.

NOTICIAS UNIVERSIDAD DE CANTABRIA. “La Garma”, II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq. 8 Octubre 2021. Autor: desconocido.

elDiario.es  Investigadores descubren restos de juegos infantiles de hace 16.500 años en la cueva cántabra de la Garma.17 mayo 2021. Autor: Javier Fernández Rubio.

Scope.unican.es Proyecto La Garma. Autor:desconocido.

nationalgeographic.com.es  Desenterrando el pasado: Episodio 14. La Garma, una cápsula del tiempo en el norte de España. Noviembre 2021. Autor: desconocido.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More