La cara oculta de Chaplin

0 22

Charles Chaplin nació en Londres en el año 1889. Su carrera en el mundo del espectáculo fue variada: actor, director, escritor, productor y compositor. La mayoría de las veces realizaba todas estas funciones para sus películas.

Con casi 90 películas, la mayoría de cine mudo, aunque también alguna en cine sonoro, llegó a convertirse en la persona más representativa en el mundo del cine.

El personaje en el que más se centró y que le dio fama mundial fue el de vagabundo, conocido en español, italiano y francés como “Charlot”, mientras que en inglés se le conocía como “The Tramp” y en Argentina y Brasil como “Carlitos”. La vestimenta de este personaje era una estrecha chaqueta, un pantalón y zapatos más grandes que su propio pie en color negro, y lo que más le caracterizaba, un bombín, un bastón y su bigote.

Al cómico británico, tanto las ideas progresistas de sus películas como su gusto por las adolescentes le ocasionaron muchos problemas con los tribunales.

Cuando Chaplin tenía 29 años ya era famoso y tenía un contrato récord en aquella época, con un millón de dólares al año. Cuando la actriz de sólo 16 años, Mildred Harris, se dio cuenta de lo famosa que le haría en su carrera unirse a él, se inventó un embarazo del cómico. Charles se vio forzado a casarse con ella. Al pasar los nueve meses, cuando tenía que haber nacido ese supuesto bebé, no nació nada, aunque un tiempo más tarde sí nació un bebé, pero sólo sobrevivió unos días. A los tres años de este suceso, Chaplin decidió divorciarse, provocando un gran escándalo en la prensa. Mildred le acusó de ser un sádico y de abusar de ella sexualmente. Y él contraatacó diciendo que su ex esposa era lesbiana y que mantenía relaciones con la popular actriz de Hollywood Alla Nazimora.

Biografía de Charles Chaplin

La bella actriz Lillita McMurray, conocida como Lita Grey, empezó a trabajar con Chaplin con sólo doce años, interpretando en la película “El chico” a un ángel perverso. Con tan sólo quince años se quedó embarazada de él. Chaplin intentó que abortase, pero la madre de ella se opuso rotundamente y le amenazó con denunciarlo por corrupción de menores. Y, otra vez para evitar escándalos, con 35 años se tuvo que casar con Lita, que por aquel tiempo ya tenía los 16 años. Tras varios años casados y dos hijos, en el año 1927 se separaron, por la denuncia de ella de cometer bárbaros actos sexuales. Desde esta denuncia hasta el divorcio definitivo pasó un año. La prensa sacó a la luz todos los detalles de este divorcio y de su tiempo casados, hasta los más escabrosos. Al final, Charles tuvo que pagar la mayor suma de dinero conocida hasta aquel tiempo de un millón de dólares para Lita y sus dos hijos, Charles Spencer y Sydney Earle. Este divorcio debió de dolerle mucho al cómico, porque es la única de sus esposas no mencionadas en su autobiografía, “Historia de mi vida”, escrita 40 años después de este suceso. En cambio, ella dedicó dos libros para contar su relación con él.

A su tercera esposa, Paulette Goddard, Charles casi le doblaba la edad, aunque fue la chica de mayor edad de todas las relaciones que se le atribuyen. Ella tenía 25 años cuando se casaron y él 48. Se conocieron en una recepción de una gira del cómico por Europa, y desde allí no dejaron de estar juntos. Rodaron juntos “Tiempos modernos” y “El gran dictador”. Ella se hizo famosa gracias a él. La actriz quería una carrera y Charles una esposa, por lo tanto, se separaron sin mucho conflicto, sobre todo porque se cree que realmente no llegaron a casarse, dado que no hay ningún documento oficial de su supuesta boda en oriente.

Sin que pasase mucho tiempo, el actor ya estaba con Joan Berry, a quien superaba en 30 años de edad. Tras una corta relación de unos pocos meses, Chaplin la dejó, y ella, enfadadísima, comenzó a contar que estaba embarazada y que él la había echado de casa. De nuevo salió a relucir su conducta sexual ante los tribunales y la prensa. En abril de 1942 fue condenado por violación y por incumplimiento de la ley Mann, por la que estaba prohibido trasladarse a otro estado para fines sexuales. Tuvo que hacerse cargo de la manutención de la hija de Joan, Carol Ann, de la que negó toda su vida ser el padre.

Todo esto pasaba mientras que Charles, ya con 54 años, empezaba a salir con con su cuarta y última mujer, Oona O´Neil, una prematura estrella de tan sólo 17 años de la alta sociedad de Nueva York. En el mismo año, la chica fue nombrada “chica glamurosa del año”. A la actriz se le atribuían relaciones con J.D. Salinger y Orson Welles; ambos la superaban en edad. Chaplin la conoció durante un viaje de ella a California a visitar a su padre. A ella se le cayó un helado y una imagen tan infantil como esa bastó para cautivar a Charles. “A medida que la conocía me sentía más subyugado por la generosidad de su espíritu. Poseía un raro don de situarse a la altura de los demás y el sentido del humor propio de una persona madura, lo cual no excluía un alma inocente. La quiero desde el primer minuto de nuestro encuentro” dijo Charles Chaplin. A ella le sedujo su carácter encantador y jovial y sus reconocidas cualidades como amante. A pesar de la oposición del padre de la chica, en junio de 1953 se casaron. Ella acababa de cumplir 18 años y él tenía 56. Su padre la desheredó por su unión, como decía él, con un sádico y no le volvió a dirigir la palabra; murió el mismo año de la boda de su hija con Chaplin. Tras haber pasado por tres divorcios, una larga lista de amantes, acusaciones de comunista y violador, y con la prensa y los norteamericanos en contra de su matrimonio, ya con tres hijos y uno en camino, la familia se exilió en Suiza. Chaplin dice que ella le devolvió las ganas de vivir. Oona incluso renunció a su ciudadanía americana, para demostrarle que le quería, repudiando el país que tan mal se portó con él.

Charlie fue un hombre muy rebelde porque tuvo una infancia muy dura. Cuando nació, su padre les abandonó a él y a su madre, debido al alcoholismo que sufría. El padre murió cuando Charlie apenas era un niño. La madre tuvo un trastorno en su salud mental. Charles tuvo que empezar a trabajar muy joven y en el colegio se reían de él y de su hermano por no tener tanto dinero como los demás compañeros.

Todos estos hechos le llevaron (se comenta) a tener el síndrome de Peter Pan, que consiste en querer seguir siendo siempre niño para evitar las responsabilidades de la madurez. Probablemente esto era lo que le empujaba a buscarse parejas tan jóvenes y a meterse en líos por chicas a las que superaba, y con creces, la edad.

Todos sus amoríos afectaron negativamente a su carrera, dado que a la gente de la época no le gustaban los artistas, como se suele decir, “asalta cunas”. Aun con todo lo ocurrido, a Charlie se le recuerda más por sus obras que por su vida privada.

Sir Charles Chaplin murió a los 88, el día de Navidad del año 1977 en Suiza, acompañado de su leal esposa y sus ocho hijos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More