La Cantabria que no es infinita

0 680

Hemos con ARCA, una de las organizaciones más comprometidas e importantes de Cantabria sobre la gestión del agua y los problemas derivados (aunque ahora callados) de la construcción ilegal en nuestras costas.

¿Valora ARCA los daños personales que se producen cuando, tras una denuncia, se derriban las propiedades de una familia?

No puedo entrar a valorarlo, porque ese planteamiento le corresponde a las administraciones, no a nosotros. Las administraciones son las que deciden si ante una construcción ilegal, seguir hacia adelante o, no ir hacia atrás, pero por lo menos esperar al juicio y decidir.

Por nuestra parte, si no denunciásemos cosas ilegales, todo sería ilegal, todo. Y ahora el juego de las administraciones es ante un problema de estos, presentar el recurso, dejar que el tiempo pase y dejarlo como un problema social.

¿Hay algún método para frenar los abusos urbanísticos, que sea más rápidos y evite actuar una vez que el abuso ya esté hecho?

Pues que las administraciones cumplan la ley. Ese es el problema fundamental, pues ARCA ha demostrado que el Ayuntamiento de Argoños, ha concedido 10 licencias ilegales, y en Piélagos, ya hay cinco urbanizaciones con orden de derribo por la misma causa, y como esos casos, hay más. En definitiva, que la única solución es que las administraciones cumplan estrictamente la ley. Aunque también es verdad, que a la administración de justicia se le puede achacar un poco de lentitud, pero el problema de eso también radica en que la clase política no da medios para ser eficaces, y por lo tanto no son completamente independientes, porque no tienen medios suficientes.

Si la clase política dotase de medios a la administración de justicia, esta no sería tan lenta, y en los casos urbanísticos, las urbanizaciones ilegales no se tendrían que derribar una vez que ya están realizadas.

Pero como lo de que los políticos sean completamente honestos y respeten la ley, lo veo difícil, lo que se podría optar es a que se permitan las paralizaciones cautelares de obras ilegales hasta que salga el juicio, sin necesidad de poner por nuestra parte una fianza por el valor de las construcciones, como en casos se nos ha exigido para parar obras ilegales.

¿La ley es muy estricta, hay mucha corrupción, o un poco de todo? (se permite construir en suelo realmente ilegal)

La ley no es estricta, la ley es la ley. El que se den licencias ilegales o la falta de voluntad de cumplir la ley no es problema de la ley. La ley es fija y enuncia unas condiciones, en las que dice en qué terrenos se puede construir y en cuáles no, y si no hay voluntad de cumplirla y se dan licencias ilegales el problema es de quien lo hace, no de la ley. La ley está establecida para el bien de todos, pero el problema está cuando choca con nuestros intereses o con la política de cuanta más construcción, mejor.

Para dar licencia, tiene que haber cuatro cosas básicas, de las cuales las más importantes son la luz, el agua y el saneamiento, y muchas construcciones tienen licencia y ninguna de esas cosas, no es que falte una cosa, es que les falta todo. Problemas así, por ejemplo, en Piélagos, Liencres, y en la playa de la Arena, en la que había un encinar muy denso, y decían que estaba catalogado como terreno urbano.

En cuanto a la corrupción, no es referirse al típico caso de los maletines, que también los hay, sino en favores personales, familiares, vecinales o electorales; a mi hijo/vecino y demás le hace falta una casa aquí o este otro favor, y como soy el alcalde o el concejal de tal, lo hago pese a la ley. Esa es la gran corrupción que hay en Cantabria.

 A la ley de costas se unen nuevas acciones del gobierno en montes y litoral. ¿No se está poniendo en cuestión la propiedad privada en Cantabria, con lo que ello implica frenar las inversiones?

Ni la legislación urbana, ni la del litoral ni la de montes tienen un fin expropiatorio. Se ha oído el caso que si la ley de costas iba a cerrar muchísimas  fábricas, y es mentira. Sólo afecta enteras a unas 3 fábricas y es un total de 50 las afectadas, con problemas subsanables, como por ejemplo los aleros del tejado, o aceras….pero se dijo un número muy alto y las afectadas son sólo 50, y sólo 3 son afectadas de pleno. Por ejemplo, en Raos que tanto se decía, ni una sola fábrica se va a cerrar.

Todo esto se dice con el fin de mantener la especulación, que tiene un poder económico muy fuerte.

En el caso de montes, como en el del litoral, no es que desde hoy todos los montes sean del gobierno, sino que todo tiene un límite y hay que controlarlo, y más que nada es para regular su uso, porque los derechos los da la ley, no la propiedad. Una finca en la costa no tendría por qué valer más que en otro sitio, y lo de la ley, es que yo por tener una propiedad en la costa o en el monte tengo los derechos para hacer lo que quiera sobre ella, sino que esos derechos me los da la ley, la cual busca el interés general, no particular. Es como si tienes un coche, por el simple hecho de tenerle no puedes conducir, sino que el derecho a conducir te le da la ley por haber aprobado un examen.

Yo soy partidario del sistema Holandés en cuanto al reparto y organización del territorio. Allí, si una ciudad tiene que ser ampliada, el ayuntamiento decide qué zona se va a destinar a la ampliación, establece las carreteras, las ubicaciones para colegios, centros de salud, centro de policía, de bomberos, etc… y lo que sobra, se subasta entre los constructores, En cambio, en España, se da al constructor (generalmente amiguito) la zona que quiere, y el se encarga de hacerlo como quiere. Él a su vez, se lo da a un promotor y demás, lo que encarece mucho los precios finales de las viviendas también.

¿Por qué ARCA se centra más en construcciones e infraestructuras que en contaminación, por ejemplo (ríos, Sniace…)?

ARCA no sólo denuncia las infraestructuras, también la contaminación y demás. Concretamente en Torrelavega y en Sniace, hasta el día de hoy, hemos sido los que más hemos luchado contra la contaminación. El problema viene dado por el acoso que sufrimos por parte de las administraciones y la mayoría de medios de comunicación, que sólo se limitan, y no siempre, ha decir lo que ARCA  ha conseguido, no las denuncias que hace, ni todo por lo que pasa ni publica ni un solo comunicado. Nosotros denunciamos también la contaminación, pero no llega a la opinión pública la denuncia.

Hay gente que no entiende cómo un grupo de personas tienen que enfrentarse a los representantes del pueblo, para exigirles que cumplan unas leyes que ellos mismos han elaborado. ¿Cuál es su opinión?

Esto es sorprendente. Tienen que estar ciudadanos normales recordándoles que cumplan su propia ley, la que ellos hacen, y encima les tienes que pedir disculpas por pedirles que cumplan la ley y por tener razón. Es una vergüenza que hay que estar siempre encima de ellos. Por eso, siempre tiene que haber organizaciones que controlen las actuaciones de las administraciones, porque es exigible en un régimen democrático como el nuestro, y la constitución da vía libre a ello, a que los ciudadanos puedan juzgar lo que hacen las administraciones, pero es difícil cuando es muy difícil hacerse con datos reales que son públicos, pero no se quiere que sean así. Pero para una democracia sana, se deberían promover asociaciones como ARCA, que no deja de ser una asociación de personas que, de manera voluntaria, que no recibe ni un euro de externos, sólo de ellos mismos, se reúnan y luchen por la naturaleza en contra de la mala gestión de las administraciones.

¿Cree que habría que endurecer los castigos para los responsables?

Por supuesto, es fundamental. El código penal no asume los delitos urbanísticos y deberían ser castigados de una manera infinitamente más dura.

Además de endurecer la ley ante estos problemas, también sería beneficioso adoptar medidas preventivas, como pueden ser combatir el dinero negro y los paraísos fiscales, los cuales son una fuente de corrupción permanente, y que los cargos en el ayuntamiento, los no dependientes del ayuntamiento sean dependientes del ministerio, y no como se ha hecho hasta ahora, que el alcalde coloque a su amigo que no le va a decir nada si incumple la ley, por lo que ahora los alcaldes se han quedado solos sin nadie que les controle.

¿Qué irregularidades creen desde ARCA que se han producido en el concurso eólico

Todo. Principalmente por qué empresas pueden entrar a participar. Antes de decidir eso, debe haber un plan eólico especificado en un plan energético. Este, muy a pesar nuestro, está con un total de 300 megavatios en Cantabria. También, ese plan debe determinar zonas de exclusión. Ese plan debe dividir Cantabria en zonas, y especificando qué zonas quedan excluidas (donde no se puede construir nada), y en cada zona especificar qué cantidad de megavatios se van a obtener de ella, pero recordando que en total no pueden pasar de 300.

Ahora, se superan en más de 3 veces los megavatios, no se ha realizado una Evaluación ambiental, y no se ha dicho por qué se construye en este monte y no en aquel.

Lo que se tenía que haber hecho, y por este orden es, primero determinar los megavatios, segundo, la realización de los estudios ambientales pertinentes y decidir donde se pueden hacer. Y tercero, adjudicar a las empresas y que se construya, pero no como ahora que se ha dado la construcción a las empresas amiguitas como Ascan, Sniace…

¿Con que se quedan ustedes en ARCA, con el impulso de las energías renovables o con la defensa del paisaje? Balance

Con las energías renovables, pero haciéndolo bien, legalmente y mirando por qué en este monte o en el otro, porque igual se puede aprovechar lo mismo en aquel que en este y allí se perjudica menos. Somos defensores de las energías renovables y de la eólica, pero en su justa medida también.

¿Cuáles son las soluciones que plantea ARCA ante el problema energético? (Renovables-centrales)  (Buscar nuevas fuentes, ahorro…)

La solución fundamental es el ahorro y la concienciación de la población de su importancia. Lo que no nos damos cuenta es de todo lo que consumimos de manera superflua y las grandes barbaridades energéticas que hacemos, como el AVE, que ninguno somos conscientes de la grandísimas cantidad de energía que requiere, es bestial. También las idea de colocar en Campoó un cañón de nieve artificial, que también es un derroche de energía tremendo. Tenemos que darnos cuenta de que esas barbaridades son innecesarias, y de que el planeta no puede soportar el grandísimo derroche de energía que hacemos. Otro ejemplo podría ser la pista de hielo en navidades en la plaza porticada en Santander.

Otro punto es sustituir las centrales y formas de energía por renovables (una gran oportunidad es la bahía de Santander). La energía verde proporciona muchísimo más empleo que la tradicional porque necesita muchas más personas a corto, medio y largo plazo que las centrales. Y el ha que decir, que en España, la situación real es que se produce más energía de la que se produce, datos que todo el mundo puede comprobar en sus facturas de luz, y que acaban con la falsa especulación en este tema de si España compra energía a Francia o demás, que es completamente falso.

Nuestra idea tampoco es la de destruir un monte por cada central, pero como hemos dicho en su justa medida, hay que ser partidarios de las energías limpias.

¿Dónde está el problema de la autovía del agua? ¿Por qué cree que, mirando generalmente, no es beneficioso?

Todo es especulación, pero la realidad es que nosotros estamos opuestos contra este plan por dos motivos fundamentales. El primero es el daño e impacto ambiental de llenar Cantabria de tuberías y bombas de agua, y unir los ríos como si se estuvieran tejiendo. Los ríos tienen su cauce y su caudal, y no se pueden unir, así como así. De esta forma, Cantabria y sus ríos, que permanecían aislados del mejillón cebra, que ha ido subiendo por la meseta. Ahora lo tiene muy fácil para poblar todos los ríos de Cantabria. Y si hay inviernos malos y el pantano se seca, qué se va a bombear, porque entonces la infraestructura no servirá de nada.

Y la segunda y más profunda causa de nuestra oposición, es igual que la energía. Todo el mundo ve normal llenar piscinas a mansalva en verano, pero es que el agua es un recurso natural muy escaso, que se puede acabar. Hay que aprender a utilizar con la cabeza los recursos que tenemos y no ser tan ambiciosos de querer más de lo que tenemos.

¿Existen alternativas a este canal? ¿Qué otras formas hay de garantizar el abastecimiento?

Claro que sí. El 40% del agua se va todos los días por las pérdidas que tienen las tuberías. Un gran paso sería dar empleo a personas para reparar las tuberías y que casi la mitad del agua no se tire a la basura. Muy importantes son también los acuíferos. Con ellos se tendría que hacer un análisis de su caudal, pues en las minas de la comarca del Besaya, siempre se han abastecido de los acuíferos, y había agua de sobra. Se debería analizar el caudal a lo largo de todo el año de los acuíferos y se podrían aprovechar. Luego, también podríamos proponernos un poco ser más europeos, los cuales el agua depurado se aprovecha para regar, mientras aquí se tira al mar, o en las casas, que el agua del lavabo de lavarse las manos, vaya al váter.

También, habría que controlar el consumo de agua de las industrias, pues Sniace consume la misma cantidad de agua que toda Santander entera.

En definitiva, hay que aprovechar inteligentemente los recursos que nos ha dado la tierra, sin aprovecharse de ella, y sin dejar sin futuro a nuestros nietos.

¿Antes de denunciar el problema, ha habido algún tipo de negociación o comunicación con el gobierno?

Pues sí. Desde 2004 que planteamos el recurso estamos “negociando”, pero por su parte, no retrocede ni un ápice. Dan igual las alegaciones y todo, se hace y no hay más.

Imagen: protesta contra la ley del suelo de varios grupos ecologistas. Imagen El Diario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More