La batalla de Maratón

0 571

La batalla de Maratón sucedió en Maratón, Grecia, de ahí su nombre, en el año 490 a.C. La batalla fue protagonizada por el Imperio persa, que arremetió contra Atenas a la que se uniría Platea. Los Atenienses, llevaron al frente de combate a unos 10.000 efectivos, que sumados a los entre 600 y 1000 de su aliada Platea, hacían en total unos 10600-11000 efectivos, cifra bastante escasa, si se tiene en cuenta que el imperio persa llevó al combate a unos 25.000 hombres, de ellos,10.000 a caballo, 200 Trirremes (Naves de guerra) y 400 barcos de transporte. En cuanto al número de bajas, siempre según los datos registrados por Heródoto, los atenienses sufrieron 192 bajas y sus aliados los platenses 11, mientras que los persas sufrieron 6400 bajas además les fueron capturados 7 barcos.

El detonante de la batalla de Maratón, fue el apoyo mostrado por los atenienses hacia algunos de los pueblos tomados por los persas de Asia menor y Chipre los cuales se levantaron contra el rey persa Darío I , dando lugar a las revueltas jónicas. Darío, en venganza organiza una expedición contra Eretria y Atenas. Para ello organiza una flota de las dimensiones nombradas anteriormente, iniciando de esta forma las llamadas Guerras Médicas , que enfrentarían al ejercito persa y a varias polis griegas. Además de este gigantesco ejército, los persas contaban con un traidor griego, Hipías, que había sido tirano de Atenas y desterrado recientemente. Este todavía tenía partidarios en Atenas, y se unió a los Persas esperando recuperar así el trono ateniense.

La flota Persa desembarca y sitia Eretria , situada en la isla de Eubea , en la costa este del territorio Heleno. Una vez Eretria estaba tomada, el afán Persa era derrotar a los Atenienses, para ello, el ejercito desembarca, según ordenes de Hipías, en la llanura pantanosa de Maratón, situado a 42 km de Atenas , donde esperan poder aprovechar su numerosa caballería para hacer frente a los griegos.

Al llegar la noticia del sitio de Eretria a los atenienses, piden ayuda a los espartanos. Los espartanos acceden, pero bajo la condición de realizar primero los rituales pertinentes según su tradición. Los atenienses, se preparan para hacer frente a los persas junto con la aliada Platea, con el ejercito descrito anteriormente.

Los atenienses llegan a la llanura de Maratón, pero no muestran ninguna prisa por atacar debido a que esperan a los refuerzos espartanos , además de no tener caballería , con lo cual si se precipitan , podrían ser atacados por los flancos. Por otro lado , a los Persas tampoco les hurgue atacar debido a la esperanza que tienen de que al conocer los atenienses partidarios de Hipías la noticia del sitio de Eretria, entregarían la ciudad a los persas , pero esto no llegó a pasar. Los días pasan y nada sucede , esto hace mover ficha a los generales persas , que deciden dividir en dos el ejército: Por un lado , Datis embarca de noche sigilosamente para tratar de tomar Atenas con la caballería , en caso de no poder conseguirlo , atacarían por la espalda a los griegos, que seguirían expectantes en el campo de batalla. El resto de la infantería persa se queda en Maratón. Pero la suerte está del lado heleno, ya que algunos militantes del ejercito Persa deciden pasarse al ejercito griego, conscientes de la debilidad de la infantería Persa sin el apoyo de la caballería .Estos soldados informan a los griegos del movimiento táctico de los persas. Los griegos, bajo el mando de Milcíades, tratan de conseguir una victoria rápida para así llegar a Atenas antes que la caballería persa. Las falanges helenas (Formaciones en rectángulo de 18 filas) entran en acción , los griegos , ante la gran resistencia persa en el centro de la formación, deciden atacar los flancos para tratar de rodear y destruir el centro de la infantería persa, que aunque mostró más oposición que los flancos , también cayó. Sin tiempo que perder, los atenienses, se dirigieron a Atenas , que seguía bajo la amenaza de la caballería persa, en este punto de la batalla , entra en juego la leyenda que cuenta que los griegos mandaron a Filípides a dar la buena noticia de la victoria griega. La flota persa, sabedora de la derrota de sus compañeros en Maratón se retira y según la leyenda, Filípides muere al instante debido al gran esfuerzo realizado, aunque hay una teoría que respalda que murió debido a heridas de guerra, ya que al parecer Filípides, ya había cubierto la distancia anteriormente, sea como fuere, Filípides entró en la historia, ya que la carrera llamada Maratón, le debe su nombre a la proeza realizada por este personaje.  

Pero hay algo que no cuadra: ¿Dónde están los espartanos?

La respuesta es sencilla, en realidad nunca llegaron luchar, ya que debido a sus rituales profanos, cuando llegaron al frente de batalla, esta ya era historia, reciente pero historia.

La historia continua, y Milcíades, alentado por la reciente victoria, decide atacar a las islas Cícladas para aumentar el dominio ateniense, pero estas oponen una fuerte resistencia y al final Milcíades regresa a Atenas de vacío y considerado un traidor. Terminando así la primera de las dos guerras médicas.

Jerjes, el hijo de Darío I, muy afectado por la derrota en Maratón , levantó un ejército de 300.000 persas , diez años después de la derrota en Maratón, con el único objetivo de adueñarse de Grecia , pero sobre todo de las ciudades estado de Atenas y Esparta. De esta forma se dio comienzo a la segunda de las guerras médicas.

Jerjes avanza poco a poco por el norte de Grecia , hasta toparse con un ejército formado por un total 7000 espartanos y atenienses, capitaneados por el rey de Esparta Leónidas I, en el paso de las Termópilas . La batalla empieza y lo que parecía un trabajo sencillo para los persas se convierte en una pesadilla al no poder penetrar las líneas helenas. Tras varios días de lucha sin que los persas logren avanzar, un traidor griego informa a Jerjes de un paso que le situaría detrás del ejercito heleno. Jerjes sigue el consejo y sorprende al ejercito griego. Leónidas sabedor de su inminente derrota, despide a casi todo su ejército salvo a 300 espartanos que resisten el ataque persa hasta que son derrotados por los precisos arqueros persas, no hubo supervivientes. Jerjes toma Atenas, desalojada anteriormente, pero poco después los atenienses vencen a los persas en la batalla de Salamina, recuperando el control de Atenas. La segunda guerra Médica , termina con la destrucción del ejercito persa por parte de los espartanos en la batalla de Platea.

En conclusión, la valentía helena , demostró que nada es imposible si crees en lo que haces.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More