La batalla de las Termópilas

0 69

La batalla de las Termópilas es un enfrentamiento que tuvo lugar en el desfiladero de las Termópilas (Grecia) en el año 480 a.C.

Esta batalla enfrentó a persas y griegos. Al mando del ejercito persa estaba el rey Jerjes I y el griego estaba liderado por el rey Leónidas que luchó con 300 espartanos en la batalla, aunque contaba con unos 5000 soldados.

El imperio persa había conseguido su mayor expansión hacia el año 500 a.C y era el Imperio mas poderoso del mundo antiguo, pero en el año 490 a.C los persas sufrieron una derrota a manos de los griegos en la batalla de Maratón. Así que su hijo decidió invadir Grecia como venganza y mando mensajeros a Atenas y Esparta para conseguir que estos se rindieran sin luchar, pero el rey Leónidas de Esparta rechazó la oferta y decidió ir a la batalla, aunque sus consejeros se lo desaconsejaron ya que el ejército persa era superior, incluso el Oráculo de Delfos hizo una profecía en la que dijo que el rey de Esparta moriría en la batalla para lograr la libertad de su pueblo.

 Los persas desembarcaron en Grecia y tras conquistar varias ciudades llegaron hasta las Termópilas donde los esperaba el ejercito griego. El rey Leónidas escogió el desfiladero de las Termópilas porque era un lugar muy estrecho donde el ejército persa perdía la ventaja numérica, ya que contaba con 250.000 soldados mas o menos. También era un punto estratégico, ya que si los griegos lograban la victoria dejarían al ejercito persa sin sus víveres al cortarles el paso.

Los persas intentaron un ataque tras otro, pero los griegos aguantaron todos los ataques ya que estaban mejor armados y eran mejores en el combate cuerpo a cuerpo. Todo parecía indicar que los griegos ganarían la batalla, pero todo cambió cuando un pastor griego traicionó a los griegos. El hombre contó a los persas que había un camino oculto que les permitiría atacar a los griegos por detrás. Cuando Leónidas se enteró de lo ocurrido desconfió de todo el ejercito y se quedó solo con sus guardias personales, 300 espartanos. Intentaron por todos los medios resistir, pero finalmente los persas los tuvieron rodeados y acabaron con ellos. Tras la derrota el rey Jerjes I mandó buscar el cuerpo del rey Leónidas y tras encontrarlo ensartó su cabeza en un poste en el campo de batalla.

Esta derrota permitió a los griegos retrasar al ejercitó persa y les dio tiempo para preparar un gran ejercito que pudiera enfrentarse a los persas. Mientras los persas siguieron avanzando los griegos los esperaron en Salamina. Allí, esta vez los griegos consiguieron vencer al ejercito persa.

Esta batalla es muy conocida y se han hecho películas muy famosas como la protagonizada por Gerard Butler titulada “300”. Hoy en día el lugar también es visitado por cientos de turistas donde pueden ver monumentos al ejercito persa y a su valiente rey Leónidas.

Bibliografía

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/historia-antigua/20170425/47313375854/leonidas-heroe-de-las-termopilas.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More