La 2ª Revolución industrial y el movimiento obrero

0

Ya hemos estudiado en este curso el origen de la Revolución industrial. A fines del siglo XIX está sufrió un gran cambio tecnológico denominado 2ª Revolución industrial. Este power point te servirá para ordenar las ideas más importantes y practicar con textos.

Pero lo más significativo serían los cambios sociales. La Revolución Industrial influyó en la sociedad inglesa, y luego en la europea desatando la llamada Transición Demográfica. Pero su influencia no solo llegó al aumento de la población, si no a otras consecuencias sociales y demográficas:

Aumento de la población

Concentración de la población en las zonas urbanas (éxodo rural)

Mejora de las condiciones de vida generales (sanidad, higiene, alfabetización o alimentación)

La R.I. trasformó la sociedad. La iglesia entró en decadencia con las desamortizaciones, la nobleza perdió influencia ante el fin de los privilegios y la irrupción de la nueva burguesía propietaria e industrial. La sociedad estamental dio paso a una sociedad de clases, en la que se fue implantando la igualdad jurídica de los individuos y se empezó a valorar más los méritos y el dinero que el origen o el apellido de las personas. Pero eso no significa que la igualdad ante la ley supusiera una igualdad real. Las diferencias de riqueza se agravaron, apareciendo un nuevo grupo social: el proletariado.

La Revolución Industrial propició la aparición de un nuevo grupo: la clase obrera o proletariado. Personas que vivían en la ciudad, trabajando en las fábricas, sin propiedad, y viviendo en condiciones lamentables de explotación y miseria. A medida que la industria crecía, este grupo aumentaba, alimentado por el éxodo rural. Su vida estaba marcada por varios problemas graves:

Económicos: bajos salarios y falta de propiedad

Laborales: pésimas condiciones de trabajo y falta de seguridad

Sociales: vivían en barrios marginales sin servicios de cualquier tipo

Políticos: al tener rentas bajas, en una política de voto censitario no podían votar

Esos problemas harían que estas personas tomaran conciencia de sus problemas y comenzaran a organizarse para defenderlos. Así nacerían los movimientos obreros (sigue la guía anterior)

Los orígenes de los movimientos obreros

Llamamos así al conjunto de iniciativas colectivas y organizaciones políticas y sociales creadas por obreros desde el siglo XIX para defender sus derechos e intereses y solucionar los problemas que hemos enumerado antes. Comenzaron como grupos que defendían la mejora de las condiciones de vida del proletariado, para pasar a ser organizaciones que querían transformar el mundo y acabar con el sistema liberal-burgués.

Estos son algunos de los más importantes

El sindicalismo fue el primer movimiento asociativo obrero, surgió en Inglaterra desde las filas de las asociaciones de obreros católicos y empresarios como Owen y Doherty. Pretendían la mejora de las condiciones laborales y sociales. Llegaron a crear grandes asociaciones capaces de presionar mediante la huelga, las Trade Unions

El cartismo surgió también en Inglaterra, solicitando los derechos políticos de los obreros, especialmente el sufragio universal, con lo que podrían votar y cambiar la ley desde el parlamento. Fue el origen del partido laborista inglés

El socialismo utópico surgió en Francia. Eran grupos de obreros que aspiraban a la creación de un mundo ideal, donde la buena voluntad y el reparto de la propiedad creara una sociedad idílica llena de armonía entre las personas

Pero sería a mediados de siglo cuando surgirían los dos movimientos más importantes el socialismo o marxismo y el anarquismo. Dos ideologías, no solo agrupaciones, que ya no pretendían mejorar la vida, si no acabar con el sistema capitalista y liberal y crear una nueva forma de sociedad. Mira atentamente este vídeo.

Para saber un poco más del comunismo

Las internacionales

Estos grupos tendieron a asociarse entre ellos para conseguir más fuerza sobre los gobiernos burgueses. Eso dio pie a las llamadas Internacionales Obreras.

Hubo tres, la AIT, la Segunda Internacional y la tercera (ya en el siglo XX, y que no agrupó a todos los movimientos) o Komitern

Logró algunos éxitos como el sufragio universal o el desarrollo de leyes laborales. A ellas se debe la creación del día internacional del trabajo

Fracasaron por los enfrentamientos personales entre Marx y Bakunin, por las diferencias ideológicas entre los movimientos que la formaban y por la falta de acuerdo ante grandes problemas internacionales como la I Guerra Mundial o el colonialismo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More