Juan de Vicente Abad: aprender y servir

0 4.469

Juan de Vicente Abad, orientador del IES Miguel Catalán de Coslada ha sido elegido como el docente más innovador de España. Su filosofía educativa, servir a los demás.

“Un ciudadano inquieto, orientador, promotor de una escuela activa, apasionado por mi profesión”, así se define Juan de Vicente Abad, cuyo excelente trabajo con los alumnos del IES Miguel Catalán de Coslada y su entorno ha sido reconocido mediante su nombramiento como “Docente más innovador de España”, en cuyo concurso participaban mil candidatos. Según sus declaraciones, “es un instituto totalmente normal”, aun así, está diferenciado del resto por el gran número de oportunidades que tanto alumnos como profesores aprovechan al máximo. Estos últimos, sus compañeros, fueron los que presentaron su candidatura, admirados por las distintas iniciativas que se llevan a cabo para mejorar el trabajo en red y la relación del centro con el entorno de los estudiantes.

Uno de los principales motivos por los que Juan de Vicente ha recibido este galardón es por la alta valoración de los proyectos conectados con el entorno y una metodología de aprendizaje y servicio, donde lo que los alumnos estudian será, de alguna forma u otra, llevado a la práctica y relacionado con la sociedad. Una de estas iniciativas, que después de cuatro años siguen llevando a cabo por su gran éxito, es un maratón de donación de sangre, ya que los estudiantes de 3º de la ESO han trabajado en biología los tejidos, entre ellos la sangre. Para organizarlo, se han dividido en varios equipos encargados de la prensa, difusión, publicidad… De modo que lo que se aprenda en las diferentes asignaturas tenga un impacto fuera del centro. Algunos alumnos pasean perros del centro de protección animal, otros ejercen como guías en el Museo Arqueológico Nacional… y así se sucederían proyectos hasta llegar a los 207, que son los que ha desarrollado a lo largo de este curso con ayuda de todo aquel implicado en el ambiente escolar.

“Hay muchísimos prejuicios alrededor de la escuela. Los profesores, maestros, orientadores y hasta los jóvenes tienen mala prensa, se encuentran totalmente desprestigiados, se habla de los ‘ninis’, de la falta de motivación, de talento, de capacidad, de otras escuelas más eficaces según el informe PISA…”, reflexiona el docente. Si bien es cierto que se deben mejorar los resultados, apunta también que, el tan valorado informe, no mide la convivencia ni la capacidad para solucionar problemas o expresar emociones ni el gran talento que los jóvenes tienen hoy en día.

Por otro lado, este instituto ha sido pionero en que los propios alumnos sean quienes tienen la misión de velar por el bienestar de los demás. Ellos son los encargados de procurar que nadie esté solo. A partir de este modelo, descubrieron que la clave para prevenir el acoso es observar, ya que esto mantiene a los acosadores acosados y así, de esta manera, se ha reducido notablemente el número de alumnos que sufrían en el colegio. Este modelo es tan exitoso que se está desarrollando en otros centros y para otros niveles educativos. Desde hace algo más de dos años, ha notado una mayor sensibilidad por parte de la sociedad a los temas relacionados con la convivencia, especialmente el tema del acoso y recalca que, sin duda alguna, esto tiene un efecto muy positivo ya que se debe trabajar tanto la educación intelectual como la socioemocional, siendo esta, en ocasiones, más importante. Debido a esto, en la mayoría de los centros se tiende a mejorar los métodos de resolución de conflictos y la concienciación en torno a la convivencia.

Como plan de futuro, desea seguir trabajando con jóvenes, con adolescentes, y hacerlo en equipo ya que no cree en el trabajo individual pues en grupo todo son ventajas. Por este motivo, destaca la necesidad de que las familias estén implicadas en la escuela para que la innovación sea posible. Juan recalca que: “cuando se habla de innovación, la mayoría tiende a pensar en las nuevas tecnologías; pero la innovación en el ámbito escolar se consigue creando un centro en el que quepa todo el mundo, que facilite la inclusión y el éxito de todos los alumnos, si bien es cierto que los medios digitales facilitan el acceso a oportunidades y diferentes conocimientos. Yo lo tengo muy claro, la innovación al servicio de la inclusión”. Por tanto, desde su punto de vista, el trabajo en red necesita de todos y se necesita un entorno educador, por supuesto se ha de contar con las familias que son una pieza fundamental. Aún así, hay algunas familias que ayudan mucho más que otras en el desarrollo de sus hijos, ya que es algo tan sencillo como hablar todos juntos a la hora de comer y, de esta forma, el criterio moral de los niños evoluciona.

Todas estas ideas, Juan de Vicente las refleja en su libro “Escuelas sostenibles de convivencia”, cuya idea principal reside en que esta convivencia debe suponer un eje fundamental en todos los centros educativos. Tesis que, pronto, se convertirá en una referencia para la implantación de una escuela inclusiva y basada en una buena convivencia.

Por último, elogia a sus alumnos y compañeros y considera que ha recibido este prestigioso premio, ganador del certamen D+I impulsado por la plataforma educativa Proyecta, gracias a los proyectos e iniciativas que juntos han desarrollado con el fin de sacar lo mejor de todos ellos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More