Juan Carlos I, balance de un reinado

19 469

Juan Carlos nació en Roma el 5 de enero de 1938, hijo de Juan de Borbón y María de las Mercedes, exiliados en Roma tras la proclamación de la República en 1931. Su padre, hijo de Alfonso XIII, era el heredero a la corona de España. En 1942 se trasladó la familia a Lausana ( Suiza) desde Roma y posteriormente a Estoril (Portugal).

Cursó sus estudios en España desde los 10 años, tras llegar su padre a un acuerdo con el dictador Francisco Franco, estudiando el bachillerato, posteriormente en las 3 academias militares y por último, en la universidad estudios de derecho y economía .

En 1962 contraerá matrimonio con su prima tercera, la princesa Sofía de Grecia, por el rito ortodoxo y católico. Nacen 3 hijos de este matrimonio, su tercer hijo Felipe será el futuro heredero a la corona.

Debido a la mala relación de don Juan de Borbón y Franco, este decide saltarle en la línea de sucesión, nombrando a su hijo Juan Carlos sucesor y príncipe de España. Pero Juan de Borbón no renunció a sus derechos de sucesión hasta 1977, ya fallecido Franco.

Tras la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, fue proclamado rey y sucesor a la jefatura, el 22 de noviembre de 1975 por las Cortes Españolas. Su reinado abarca desde su proclamación, hasta la abdicación en su hijo Felipe VI el 19 de junio de 2014.

Tras su coronación impulsó el cambio del régimen dictatorial al democrático, utilizando la ley de sucesión que le permitía realizar reformas jurídicas, incluso de las leyes fundamentales. Creando la Ley para la Reforma Política, con ella se crean las 2 cámaras de las Cortes Generales, iniciándose la Transición a la democracia.

Durante el reinado se aprobó la Constitución española tras las negociaciones de Adolfo Suárez, presidente de gobierno, con la oposición nacionalista y comunista en la que se define las funciones del rey como jefe de estado, pero sin poder participar en la política y convirtiendo a España en una monarquía parlamentaria. Fue ratificada en referéndum el 6 de diciembre 1978.

El 23 de febrero de 1981, llamado “23 F”, se produce el intento de golpe de Estado militar, tomando el teniente coronel de la guardia civil Antonio Tejero el Congreso de los diputados, cuando se realizaba la segunda votación a la candidatura de Leopoldo Calvo-Sotelo como presidente de gobierno. No fue apoyado por el rey y los militares abandonan el intento de golpe de Estado. Este hecho mejoró la imagen del rey incluso ante los republicanos, consolidándose la monarquía en España.

Los escándalos por las relaciones extramatrimoniales del rey y la imputación en distintos delitos de su yerno Iñaki Urdangarin en el 2011, como son malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capital, dejan deteriorada la imagen de la familia real, incluso implican al rey en el tráfico de influencias en los negocios de su yerno. Nuevamente en el 2014 se produce el escándalo de la cacería en Botsuana, donde el rey despilfarra el dinero en una cacería de elefantes en plena crisis española, cuando muchos españoles estaban desempleados, pasándolo muy mal.

Estos escándalos producen malestar en la ciudadanía y que los partidos republicanos aprovechen la ocasión para manifestarse en distintas capitales pidiendo un referéndum a favor de la república, desencadenando la abdicación del rey Juan Carlos I en su hijo Felipe VI el 2 junio de 2014, asumiendo su responsabilidad política y con la consideración de rey emérito. Retirándose definitivamente de la vida pública sin participar en actos públicos en mayo  de 2019. Esquerra Republicana presenta una iniciativa de investigación al rey emérito por donaciones a su supuesta amante y concesión de grandes obras en Arabia Saudita, de las que cobrar presuntas comisiones ilegales. No se llevó a cabo porque fue durante su reinado, que era Inviolable, es decir, no se le puede culpar de ningún delito. También se le investiga por delitos fiscales en España y Suiza al tener dinero en paraísos fiscales y no declararlos en España en un período de tiempo donde ya no era rey, por tanto, se le puede juzgar por los delitos. Tomando la decisión el rey Juan Carlos de abandonar el país, viajando hasta Emiratos Árabes Unidos el 3 de agosto de 2020.

La valoración del reinado siempre fue muy buena, porque el rey garantizó el orden y la estabilidad al instaurar y mantener la democracia en nuestro país, sin embargo, su imagen y la de la Corona se vio deteriorada tras la cacería de Botsuana, aunque sigue siendo la institución más valorada por la ciudadana y el rey uno de los jefes de estado mejor valorados en sus respectivos países. A pesar de estos escándalos y presuntos delitos, el rey Juan Carlos pasará a la historia como uno de los grandes monarcas que ha tenido España comparable con Carlos III, según afirma el historiador Santos Juliá, ya que a él se le debe el mejor y más fructífero período de la monarquía constitucional en España, porque trajo la libertad, prosperidad económica, el bienestar social y la restauración de la monarquía en España, sobre todo le debemos la implantación de la democracia y su mantenimiento al frenar el golpe de Estado. También destacar su gran papel diplomático, ha sido un gran embajador de España, muy valorado en el extranjero, sobre todo en Iberoamérica por su papel en la historia de España y personalidad. Como afirma el historiador Juan Pablo Fusi “Para la democracia española, en 1931 la monarquía había sido el problema; en 1975, la monarquía había sido la solución”.

En mi opinión la Corona tendrá que sufrir grandes reformas para recuperar una amplia aprobación o apoyo entre la ciudadanía. Una de las reformas sería la supresión de la inviolabilidad del rey, es decir, el derecho de no ser juzgado por sus hechos, como piden algunos políticos y partidos. Otra la transparencia en las cuentas de gastos del dinero asignado a la Corona y la obligación de declarar todos sus bienes para evitar un enriquecimiento indebido y fugas de capital. El rey actual, Felipe  VI, se ha apartado de su padre renunciando a su herencia y le ha retirado la asignación de los presupuestos de la Casa Real, pero eso es insuficiente para recuperar la buena imagen de la Corona.

Wikipedia. Juan Carlos I de España.

Diario de Sevilla. El largo reinado de Juan Carlos “ El breve “

BBC NEWS. Juan Carlos I, el rey que pasó de ser héroe de la transición democrática en España a abandonar el país por varios escándalos.

Foto CNN

19 Comentarios
  1. Ruth dice

    La figura del Rey emérito Juan Carlos I no es más que el fiel reflejo de la sociedad amoral en la que vivimos en la actualidad, no hay más cultura que la del dinero y para conseguirlo vale todo, ya sean reyes, reinas, príncipes, princesas, presidentes, presidentas y muchos etcéteras, incluido el vecino o vecina de al lado.
    Todo el mundo se lleva y se aprovecha de lo que puede, cada uno dentro de sus posibilidades, el Rey emérito millones y un funcionario ficha al llegar al trabajo, se va y vuelve para fichar a la salida de su jornada laboral, me cojo una baja para hacer una chapuza qu me la pagan muy bien, si, eso también es robar.
    Los monárquicos defienden al monarca por encima de todo, los de derechas a los de derechas y los de izquierdas a los de izquierdas, así al final tenemos la sociedad q estamos creando entre todos.

  2. Javier dice

    Toda figura histórica requiere una perspectiva lejana para su valoración objetiva dentro del contexto sociopolítico de su época, la figura del rey emérito, con sus aciertos y errores, es fruto de la perversión de la política española desde unos años atrás.
    Esa permisividad y tolerancia de la sociedad hacia ciertos postulados ideológicos y sus líderes políticos, es intolerante e intrasigente hacia los contrarios idearios.
    No esculpo las infracciones cometidas por J.C., pero realmente nuestra ” élite política” ( la nueva oligarquía ), es igual al resto del común? No!!. Son también unos privilegiados con sus aforamientos, que con la cosa pública, nuestro dinero, la utilizan espuria mente en beneficio de sus intereses de partido, pasando de “servidores públicos y mirando por el bien de la ciudadanía” a auténticos absolutistas, eso sí, refrendados por las urnas, derecho ejercido por los ciudadanos que tenemos Bel derecho a equivocarnos……

  3. pilar dice

    Es un gran articulo. Considero que hubo momentos de su reina en el que pudo hacer cosas buenas por su país. Pero considero que todo lo que ha salido sobre y todo lo que se ha llevado el y su familia han empañado y mucho tanto la monarquía como todo aquello bueno que en su momento hizo por España. Ojalá la justicia sea igual para todos, como el dijo en su día y actúe contra el con todas las de la ley.

  4. Guillermo dice

    Buen maestro tuvo don Iñaki. Si la familia real y la clase política de este país se comportan de esta manera, menudo ejemplo dan al resto de ciudadanos, que encima los mantienen.

    1. Patricia dice

      Muy buen resumen y exposición de la vida y los principales acontecimientos relacionados con el rey emérito. En mi opinión, es innegable que Juan Carlos I ha hecho cosas muy positivas por nuestro país y ha hecho posible la transición a la democracia, sin embargo, no creo que esto deba ser motivo para permitir, ocultar y dar por válidas las otras muchas que ha hecho mal. Sin duda los tiempos cambian y todo esto ha perjudicado y mucho a la monarquía por lo que se debería tener en cuenta a la población respecto a la continuidad o no de la misma

  5. Miriam dice

    Estamos en los momentos ideales para dejar de lado la monarquía y pasar a la república. Basta ya de mantener a una familia por venir de donde viene. Que se presente Felipe VI a jefe del estado, nadie mejor preparado que él. Pero que la gente decida

  6. Javier Igor dice

    Curiosa “dictadura” que aprueba en el verano de 1969 la sucesión con título de Príncipe de España tras referéndum la jefatura del estado. Años antes del fallecimiento del Caudillo. Algo pretencioso señalar a S. M. Juan Carlos I como precursor y guía de este sistema político conocido como democracia.
    La manipulación y tergiversación de los hechos y realidades acaecidas son propias de los tenebrosos tiempos que padecemos, Santos Juliá, Angel Viñas, Paul Preston y una paniaguada gendarmeria de la historografía oficial, con un marcadísimo sesgo izquierdista e hispanófobo.
    Por otro lado cada día me declaró más monárquico viendo quien está en su contra y cual sería la alternativa.
    La ignorancia y la incultura imperan en nuestro nefasto sistema de enseñanza, pobres víctimas de las múltiples leyes educativas de la democracia…menos mal que aún hay españoles dispuestos a esforzarnos en conocer cuál es la historia de nuestra gran nación.
    Aquellos que ingenuamente creen que habría que votar monarquía si o no les recuerdo que como bien dice el artículo ya se voto en 1978, simplificar la democracia en el mero hecho de depositar un voto en una urna es reduccionista y simplista. Aunque ese es otro asunto.

  7. Maricarmen dice

    Buena y clara exposición sobre la vida y reinado de Juan Carlos I de Borbón. El rey emérito jugó un gran papel durante la transición española ayudando a la consolidación de la democracia española. Buen embajador de España dando a conocer nuestro país y favoreciendo no solo relaciones diplomáticas con otros países sino también económicas.Pero en los últimos años se han destapado actuaciones poco honestas del rey que, presuntamente, han hecho que el rey se haya enriquecido ilícitamente aprovechando las funciones de su cargo. Todo esto junto a las traiciones a su esposa la reina Sofía han hecho varíe la valoración de los españoles de forma negativa sobre el monarca y que haga que se cuestione cada vez más la figura de la monarquía. Serán. A pesar de los cambios introducidos por su hijo, el rey Felipe, serán precisos más cambios y mayor transparencia para que perviva l monarquía en nuestro país, debiéndose también juzgar los posibles delitos que el rey haya cometido, tratándosele como un ciudadano español más y sin ningún tipo de privilegios.

  8. Jorge dice

    Un rey puesto por un dictador, un rey que fue clave para el despertar de España a la democracia.
    Pero el poder conlleva responsabilidad y no sólo postureo, los últimos episodios de su mandato marcan su imagen para el futuro.

  9. Soledad Gete dice

    Mi opinión es la siguiente : creo que habría que tener una gran transparencia con todo relativo al Rey Emérito, se le debe investigar a fondo y si ha cometido algún delito que le juzguen como a cualquier ciudadano, no le quitó algún mérito a lo largo de su reinado, pero ha cometido muchos errores y eso no se puede pasar por alto. De todas las formas estoy encontra de tener una Monarquía Parlamentaria , ya estamos manteniendo a muchas personas sin necesidad, otros países no tienen Reyes y son grandes gobiernos

  10. Ana dice

    Muy buena exposición del reinado de Juan Carlos I. Un final muy desagradable para una de las figuras más importantes de nuestra historia, que era muy apreciado por la sociedad española. Su ambición desmedida, hará muy difícil que los ciudadanos confíen de nuevo en la monarquia.

  11. Carlos G. dice

    El reinado de Juan Carlos I me recuerda a la pintura de Caravaggio, llena de claroscuro.
    Aún así creo que prevalecen las luces a las sombras.
    La nueva Jefatura del Estado, Rey Felipe VI,aboga por una mayor transparencia que tomen nota el resto de instituciones del estado.

  12. Nacho dice

    Iteresante artículo sobre uno de los personajes más importantes de nuestro país. Dejando a un lado todo lo que ha rodeado a la figura del rey emérito, está claro que lo que demandan los ciudadanos es transparencia en una entidad que en principio nos representa a todos.

  13. Mónica dice

    Es normal que la población esté desencantada con los escándalos que rodean a la familia Real desde hace años. A mí personalmente me parece que el papel que le ha tocado tomar a Felipe VI es muy complicado y ha sabido actuar de acuerdo a lo que los españoles piden, pero hay mucha imagen que limpiar todavía… Ahora bien, me gustaría saber qué ocurriría si se realizase un referéndum monarquía VS república. ¿Sería el fin de los Borbones en España?

  14. Jesús dice

    Yo me considero republicano por lo Q todo lo Q afecte o proceda de la corona me afianza en mi postura antimonarquica. En un país como es España en el que aún no hemos superado la memoria histórica, el rey emérito que presumía de demócrata y ejemplarizante nos sorprende que haciendo maluso de su autoridad evade pagar impuestos y utiliza dinero público con intereses particulares. Es la gota que colma el vaso. Creo que ha llegado la hora de cambiar la constitución para que se pueda llevar a cabo un referéndum y poder elegir quién sea nuestro jefe de estado. No entiendo porque el actual jefe de estado lo es tan sólo por haber nacido en el palacio de la Zarzuela. La soberanía radica en el pueblo y es él y nadie más quién decide.

  15. Carlos dice

    Una pena como la ambición desmedida puede acabar con una figura tan histórica.

  16. Raúl dice

    El reinado de Juan Carlos I fue muy importante, ya que en el se consiguió restablecer la monarquia constitucional en España. También fue un período de prosperidad económica y social, porque se estableció un estado de bienestar, sin embargo, también hay hechos que oscurecen el brillante reinado, como son los presuntos casos de cobro de comisiones y delitos fiscales.
    Para evitar el desencanto de la población con la monarquía, sería necesaria aplicar una ley de transparencia a la monarquía.

    1. Diego dice

      En mi opinión el rey Juan Carlos I jugó un papel fundamental en la historia de España al restaurar la democracia, pero eso no implica que no se deban aclarar los sucesos en los que está implicado y por supuesto acabar con el derecho de inviolabilidad, porque es un derecho anacrónico, propio de la Edad Media. Todos los españoles debemos ser iguales ante la ley.

      1. JJ dice

        Toda figura histórica requiere una perspectiva lejana para su valoración objetiva dentro del contexto sociopolítico de su época, la figura del rey emérito, con sus aciertos y errores, es fruto de la perversión de la política española desde unos años atrás.
        Esa permisividad y tolerancia de la sociedad hacia sus postulados ideológicos y sus líderes políticos, es intolerante e intrasigente hacia los contrarios idearios.
        No resto la más mínima importancia a las infracciones cometidas por J.C., pero realmente nuestra ” élite política” ( la nueva oligarquía ), es igual al resto del común? No!!. Son también unos privilegiados con sus aforamientos, que con la cosa pública, nuestro dinero, la utilizan espuriamente en beneficio de sus intereses de partido, pasando de “servidores públicos y de mirar por el bien de la ciudadanía” a auténticos absolutistas, eso sí, refrendados por las urnas, derecho ejercido por los ciudadanos que tenemos el derecho a equivocarnos…… El la monarquía parlamentaria, nuestro caso, el rey o reina representa la jefatura del Estado sin competencias y atribuciones políticas..el poder reside en el ” parlamento” . Si fuese una democracia real nuestra nación, el sistema no debía ser representativo y la ley electoral se modificaría para representar la voluntad real de los ciudadanos y no los intereses de los partidos políticos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More