José María Sastre y el Hockey en Torrelavega

0 736

El pasado miércoles 19 de noviembre entrevistamos a Luis María Sastre, hijo de José María Sastre Soms, con el fin de recuperar la memoria de este gran hombre que tuvo una vida dedicada a la fotografía, al cine, a viajar… Además era un gran emprendedor de proyectos, donde ponía al servicio de los demás todas sus inquietudes. También organizó campeonatos de hockey, agrupaciones fotográficas y cinematográficas, congresos de cine. Fue miembro de la directiva del Círculo de Recreo y la asociación de pensionistas de la tercera edad, entre otras muchas cosas. Por esta razón decidimos que queríamos saber más sobre su vida y entrevistamos a su hijo.

¿Cómo llegó Don José María a Cantabria siendo de Cataluña?

Por motivos de trabajo, él vino a trabajar a la montañesa textil, yo era muy pequeño por entonces, debía tener unos 4 años y nos fuimos a vivir a Santander.

Además de por su trabajo en diferentes empresas, motivo por el cual llegaron a Cantabria, también era conocido por ser un hombre activo y con muchas aficiones, ¿puede contarnos cuáles eran esas aficiones?

El hockey sobre patines le gustaba mucho, además de viajar. Otra de sus aficiones era la fotografía. También le encantaba el cine. En casa tenía un estudio para revelar las fotografías y hacíamos vídeos amateur dónde participaba mi hermana, después les poníamos el audio.

Como bien ha dicho, le gustaba el hockey sobre patines, ¿cómo surgió la iniciativa de crear un equipo de hockey aquí, en Torrelavega?

El presidente de la Sniace, estaba muy interesado en el hockey, por lo que le propuso a mi padre crear un equipo de hockey sobre patines aquí, en Torrelavega. Le llevaban y le traían dos veces a la semana en coche, porque no le gustaba conducir. Al final, le dijeron que se fuera a trabajar a la Sniace para que le resultara más cómodo poder montar el equipo.

¿De dónde viene esa afición por el hockey?

Empezó desde pequeño. En Cataluña, montaron un pequeño equipo y se involucró. Después pasó a trabajar en Barcelona y allí fue cuando entró en el futbol club Barcelona. Más tarde, ejerció como entrenador, siempre de la parte del hockey. Y cuando tuvo que hacer servicio militar, en La Coruña, montó un equipo allí. Mi padre fue uno de los promotores que buscó subvenciones para hacer las pistas de patinaje, junto con el presidente de Sniace, que hizo con él el servicio militar.

Sabemos que también tenía una gran afición por el cine y a fotografía ¿Cómo empezó con esta pasión? ¿Y de dónde venía?

Le gustaba un montón, y se pasaba el día haciendo fotos. Tenía un laboratorio y allí se pasaba muchas horas. Nunca fue un hombre de ir a tomar café ni un vino, esa vida no le gustaba nada. La vida social sí, pero no en ese aspecto.

¿Qué hechos relevantes hizo para el Club Círculo de Recreo?

Se encargaba del área cultural. Organizó la biblioteca y varios concursos de cine y fotografía. Él animó a la gente a participar en ello. Fomentó el cine a nivel amateur.

¿Cómo era un día en la vida de José María?

Se levantaba pronto e iba a trabajar. Por la tarde volvía a casa y se metía con las fotos. Además, escribía artículos para la revista de Sniace.

¿Cómo eran las relaciones con su familia, con sus amigos…?

Era entrañable. Como buen catalán, cuesta hacer amigos, pero cuando tienes un amigo, es un amigo, y para siempre. Aunque le hayan hecho una faena, sigue siendo amigo. Todo el mundo le recuerda y la verdad es que por la calle todos le respetan.

¿Ha tenido la ciudad de Torrelavega un reconocimiento a todas las aportaciones que Don José María hizo a esta ciudad?

No lo sé. Pero sí que le han hecho un reconocimiento en la Generalitat de Cataluña, le dieron una medalla en la ciudad de Gerona, en La Coruña también le hicieron… En su faceta deportiva, en Torrelavega, no lo sé, pero me gustaría saberlo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More