Jacinda Ardern, un ejemplo político

0 525

Metodista, metódica, contraria al supremacismo blanco, progresista, mujer, ejemplo mundial en la lucha contra el COVID, joven y una de las líderes más carismáticas del mundo. Un ejemplo, vamos, en este páramo político en que vivimos.

Hablamos de Jacinda Ardern, la primera ministra laborista de Nueva Zelanda, que acaba de recibir el respaldo de sus conciudadanos, con una victoria clara y absoluta en las generales neozelandesas.

La líder laborista comenzó anoche su discurso de agradecimiento en lengua maori, toda una declaración de intenciones de una política marcada por la defensa constante de las minorías y la sociedad multicultural. Sobre el Covid Jacinda ha expresado que «en los próximos tres años hay mucho que hacer. Nos reconstruiremos de la pandemia: mejor, más fuertes y con las respuestas a lo que se enfrenta Nueva Zelanda».

Ardern, elogiada mundialmente por su gestión del atentado supremacista en unas mezquitas de Christchurch, tendrá que liderar la recuperación económica de Nueva Zelanda, que este sábado también celebró dos referendos para decidir en torno a la legalización de la marihuana recreativa y la eutanasia voluntaria y cuyos resultados se conocerán más adelante. La carismática política laborista, hija de un policía y antigua feligresa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (mormones), se convirtió en el 2017 en la tercera mujer en llegar a la jefatura del Gobierno neozelandés y la más joven, con 37 años. 

La prueba de fuego para Ardern llegó el 15 de marzo del 2019, cuando un supremacista blanco australiano tomó por asalto con armas automáticas dos mezquitas de la localidad de Christchurch y mató a tiros a 51 musulmanes, entre ellos varios niños, en el que fue el peor atentado terrorista de la historia del país. La mandataria anunció inmediatamente una reforma de la ley de tenencia de armas que fue aprobada algunos meses después, consoló con gran empatía a las víctimas y a sus familias, mostró respeto a sus creencias al vestir un velo islámico y convirtió el dolor de la minoría musulmana en el de todo el país al pronunciar una frase que se volvió icónica: «somos uno, ellos somos nosotros».

La respuesta del Gobierno de Ardern a la pandemia también ha sido exitosa, ya que ha conseguido que Nueva Zelanda haya logrado eliminar prácticamente el covid-19 con apenas 1.500 contagios y 25 fallecidos, gracias a medidas tempranas y contundentes en las que ha primado la salud frente a la economía. Fue la parlamentaria más joven de Nueva ZelandaNacida el 26 de julio de 1980 en Hamilton, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, Ardern se crio en las localidades de Morrinsville y Murupara, donde el 16 % de los niños viven en hogares de desempleados y un 11 % de los menores de 15 años sufren inseguridad alimentaria. De sus años en Murupara, la primera ministra recuerda «el impacto de la falta del trabajo y la esperanza y lo que pasa cuando no se invierte en los niños».

Devota mormona en su infancia y adolescencia, Ardern contó en una entrevista en el 2017 que renunció a su fe debido a la posición condenatoria de la iglesia sobre la comunidad LGTB al compartir piso con tres amigos gais y, años después, votaría a favor del matrimonio igualitario en el Parlamento en el 2013.Tras afiliarse al Partido Laborista a los 17 años y destacar rápidamente en las juventudes de la formación política, se licenció en Comunicaciones por la Universidad de Waitako. Con el tiempo, Ardern se convirtió en la parlamentaria más joven de Nueva Zelanda en el 2008, tras un periplo en el extranjero que la llevó de trabajar en una cocina popular en Nueva York cocinando albóndigas a formar parte de un equipo de consultores del entonces primer ministro británico, Tony Blair, en Londres.

Ardern era al asumir su cargo, la jefa de gobierno más joven del mundo con 37 años.2​

Ideológicamente, Ardern se describe a sí misma como una socialdemócrata, progresista,8​9​ 10​ y feminista. Sobre cuestiones culturales, Ardern es partidaria del matrimonio entre personas del mismo sexo, habiendo votado a favor del proyecto de ley de igualdad matrimonial en 2013, y apoya la liberalización de las leyes sobre el aborto.

Fuente La voz de Galicia

Imagen El diario.es

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More