Intraemprendedores, un paso más allá del talento

0 400

Hace unos días, Ignacio González, representante de Business Hub Torrelavega, una asociación de más de un millar de jóvenes emprendedores, se entrevistaba con el consejero de ganaderia para abrir caminos a jóvenes con iniciativa en el mundo rural. Poco antes, artesanos y comerciantes habían protagonizado el exitoso encuentro de Trimarket, en la capital del Besaya, un poco más en el horizonte, crear el primer centro de alto rendimiento emprendedor de España no vinculado a ninguna institución o empresa. Hoy os contamos más cosas sobre Business Hub. En momentos difíciles, la sociedad trata de encontrar salidas. Una de la más recurrente en los últimos años es la que tiene que ver con los emprendedores. Los emprendedores sociales, que impulsen la sociedad en su conjunto, los empresarios, que crean riqueza y el empleo y los intra emprendedores, aquellos que aportan su talento, su espíritu innovador y su empuje para que los ciudadanos, las empresas, la administración, las asociaciones y la sociedad en su conjunto puedan llevar a cabo sus ideas. Hasta ahora, la propuesta de las autoridades ha sido sencilla, conseguir que aparezcan un número elevado de empresarios y que cada uno cree un elevado número de empleos. La cuestión consiste en saber qué tiene que hacer la sociedad civil para que aparezcan esos empresarios. Ese fue hace dos años el motivo de que un equipo de ciudadanos de Torrelavega pusiera en marcha un colectivo de intra emprendedores, Business Hub, que desde entonces  ha desarrollado numerosas iniciativas en el ámbito de la formación, la difusión y el apoyo de iniciativas capaces de movilizar la sociedad y la economía. Una de sus más llamativas iniciativas han sido los Wake Up, encuentros mensuales de networking que congregan a centenares de personas, en los que jóvenes que están desarrollando, e incluso planeando, una idea emprendedora tienen la oportunidad de presentar, en un lugar público y de acceso libre, sus propuestas logrando así ponerse en contacto con inversores u otros emprendedores que puedan apoyar o desarrollar su proyecto.Ahora Business Hub presenta un proyecto aun más ambicioso, que apuesta por recuperar una ciudad entera y su talento.La idea del alma mater de Business Hub, Ignacio González, es crear en la ciudad un centro de alto rendimiento para estudiantes que tengan inquietudes empresariales, siguiendo el modelo que se ha hecho en otros campos, como el deporte. Ignacio González nos explica que es una idea ya presente en otros países. De hecho el libro blanco de la Innovación en Francia, incluía en 2007,  entre los diez aspectos clave a potenciar, la creación de centros de alto rendimiento emprendedor. “Si queremos tener Innovación, necesitamos emprendedores que pongan en marcha proyectos que lleven la innovación al mercado y que consigan que esa innovación triunfe.El talento y la capacidad de emprender no están concentrados en un solo perfil personal y académico. Los emprendedores están igualmente repartidos en un Campus Tecnológicos o humanísticos, en un centro de formación profesional, en un pueblo o en una ciudad, por ello es necesario encontrar la manera de detectarlos y apoyarlos para que sean capaces de cumplir su misión. La diferencia estará en el campo en el que se desarrolle el emprendimiento, el tipo de empresas creadas y en el tamaño al que puedan llegar. En función de las características del emprendedor y del tipo de apoyo que pueda darle el CAR-E.  Existen muchas entidades y particulares apoyando tanto la motivación de los posibles emprendedores, como la formación, como el nacimiento y la consolidación de empresas. Algunos organismos disponen de una Incubadora de empresas, programas de asesoramiento, formación o financiación. “Pero nos falta una coordinación que haga que todos los apoyos sean altamente positivos y que se complementen con una serie de actividades, que son absolutamente necesarias para que el conjunto de actividades pueda considerarse un CAR-E”, explica González.Entre sus tareas, el centro está poniendo en marcha un sistema de orientación de estudiantes de enseñanzas medias y universidad; un programa de detección y motivación de emprendedores, la organización de actividades de divulgación del emprendimiento (mediante conferencias, charlas, talleres, seminarios y reuniones de networking); el apoyo a las áreas relacionadas en los colegios con el emprendimiento (expresión, habilidades sociales, conocimientos financieros y legales o diseño) y formación de intra empendedores desde los colegios.Otro de campos de trabajo del CAR-E de Torrelavega es en la actualidad el  hacer visibles a toda la sociedad los proyectos de investigación; la organización de eventos y concursos de ideas y proyectos empresariales; la creación de semilleros de proyectos empresariales o preincubadotas (donde a través de un tutor señor se promueve el entrenamiento individual y grupal de los emprendedores, de forma constante, involucrando en este proceso también a empresarios, que les aportarán la visión, el conocimiento y la experiencia que han desarrollado a lo largo de su trayectoria empresarial).La ayuda a la nuevas ideas se extiende a la validación de planes de empresa, con métodos como el apadrinamiento de la empresa naciente, desde el semillero, que tendrá una forma jurídica determinada, de tal manera que, la empresa inicia su actividad, sin darse de alta en ningún registro, y el semillero, o equivalente, factura y cobra por ella durante un período, que suele ser de unos 6 meses. Durante este tiempo, los emprendedores continúan con el contrato que les une al Semillero. Al cabo de este tiempo, se hace un análisis de la situación, entre las dos partes y los emprendedores deciden si montan la empresa o no, en función de los resultados obtenidos en el “período de validación”.Para que al principio, la inversión a acometer fuera mínima, los emprendedores podrían utilizar, durante este tiempo, algunos elementos, máquinas, laboratorios, etc. de alguna empresa colaboradora o institución académica.También se están desarrollando actividades de acogida de emprendedores en empresas, coaching, Erasmus para emprendedores, en coordinación con instituciones como la Sociedad de Desarrollo de Cantabria o las Cámaras de Comercio. Por supuesto el CAR-E desarrolla fuentes de financiación empresarial, méntoring e incubadora de Empresas. En la actualidad el CAR-E esta poniendo en marcha un centro de robótica educativa para niños de seis a diez años, con los que trabaja en horario extraescolar, fomentando en ellos los valores que luego les permitirán crear, innovar y emprender.  

Araceli Barategui, Mª Carmen del CerroImagen Eduardo Cuevas 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More