Inmigración ¿ilegal?

0 1.145

La inmigración ilegal consiste en la migración de personas de un país hacia otro, que por lo general ofrece unas condiciones de vida mejores, de forma ilícita, es decir, sin el consentimiento de dicho país.

Las personas que llegan a un país en estas condiciones son llamados comúnmente: sin papeles, indocumentados o irregulares.

Este tipo de inmigración normalmente supone un problema para los países receptores, ya que son personas a las que tienen que atender y prestar servicios. La unión europea ha creado un protocolo para actuar en estas situaciones.  Ante todo, esto, existen auténticas mafias que se dedican al tráfico ilícito de personas. Un ejemplo es aquellas que crean rutas a través del desierto entre E.E.U.U y México para trasladar a personas. Esta práctica aparte de ser ilegal supone un grave peligro para los inmigrantes porque les exponen a condiciones pésimas y suponen un grave peligro de muerte.

Otras de las prácticas ilegales que son muy comunes en la inmigración ilegal son la falsificación de documentos de identidad, pasaportes permisos de residencia, etc.

Las formas más comunes que los ilegales emplean para sortear las fronteras de un país son viajando como polizones en aviones, barcos o escondidos en camiones o autobuses que las mafias envían. También es muy común la llegada de inmigrantes a las costas de otro país en medios rudimentarios que les hacen exponer su vida a serios peligros. Recientemente se ha dado el caso de un marroquí que intento llegar a España escondido en el soporte de las hélices de un ferri. También son comunes los intentos de llegar a nado, a través de fronteras naturales como montañas, o un desierto o saltando vallas o muros que separen dichos países. Este último caso se da con mucha frecuencia en Ceuta y Melilla.

En la sociedad actual, la inmigración ilegal está considerada como un gran problema, hasta tal punto que muchas personas tratan despectivamente a los inmigrantes, en ocasiones como si fueran delincuentes y proponen soluciones completamente inviables. En cierto modo, es comprensible porque los inmigrantes ilegales suponen un gasto para el estado y encima en tiempos de crisis como el actual está mal visto ya que, si las cosas no marchan bien para los nacionales, la gente no quiere que un extranjero venga aquí a vivir bien.

Pero, siendo realistas, hay que ponerse en el lugar de esa persona. Porque no son delincuentes como tal, aunque no sea legal llegar a un país de esa manera. Las causas más comunes son las guerras, (por ejemplo, el éxodo masivo que ha sufrido Siria por su guerra civil), la hambruna, la pobreza o las ínfimas condiciones de vida, que en muchos países, sobre todo de África y algunos de América del Sur suponen la muerte de una gran parte de la población. Cuando migran por este último caso se dan dos opciones: que se traslada toda la familia, que es la menos común, o que solamente migre el cabeza de familia, (la mayoría de las veces el padre) para conseguir dinero y una vez esté integrado en el país traerse a su familia.

Como ya es bien sabido, España sufre la llegada de un gran número de inmigrantes. Para España esto supone un gran gasto, ya que hay que atender a estas personas, creando centros para inmigrantes y atendiéndoles. El problema es que, como nación, España no puede afrontar la llegada de tantas personas, simplemente no puede atenderlas. Además, tiene la presión de que es la primera frontera de la U.E y que obviamente estos países no quieren que lleguen inmigrantes a sus países.

Además, España sufre mucha presión también por la forma que intenta evitar que los inmigrantes salten la valla. Ha habido casos en lo que los inmigrantes han muerto por la acción de la guardia civil, por las famosas pistolas de bolas. También el gobierno ha lanzado medidas como reforzar las vallas de Ceuta y Mellilla con la implantación de medidos como la malla anti-trepa o concertina.

Los países desde los que llegan más inmigrantes a España suelen ser africanos. Los más comunes son Marruecos, Senegal y Mauritania. Los inmigrantes suelen seguir una ruta hasta Marruecos atravesando el desierto y una vez allí se establecen en el monte Gurugú, cerca de la valla de Ceuta. Desde allí se organizan en comunidades y se arman de valor para saltar la valla. Muchos de ellos no lo consiguen a la primera vez y lo repiten en numerosas ocasiones.

Es cierto que la inmigración ilegal es un problema y para solucionara se podrían tomar diferentes medidas. Una de ellas sería ayudar a esos países económicamente y financiar ayudas, pero en estos tiempos es inviable ya que hay una seria crisis económica. Lo cierto es que de este modo se evitarían muchos problemas. 

Otra opción sería devolver a los inmigrantes a su país en el momento en el que llegasen a España. Es cierto que estas personas necesitan ayuda, pero si no podemos ayudar a las personas que hay en nuestro país, menos a los de fuera y en mi opinión, si no podemos atenderles es mejor no dejarles entrar, porque si una vez en nuestro país no encuentran trabajo y  o ganan dinero, querrían volver a su país, pero sin dinero no podrían.

Tampoco estaría de más, ya que los países de la U.E no quieren que entren inmigrantes al ser España la primera frontera europea, pues podrían crear un fondo especial para financiar un proyecto que evite la llegada masiva de ilegales, como, por ejemplo, reforzar aún más las vallas de Ceuta y Melilla o crear una red de vigilancia del estrecho y de las costas de Senegal para que no lleguen pateras.

Otra posible solución podría ser hablar con el gobierno marroquí para que, por consiguiente, los inmigrantes no entraran ilegalmente también en Marruecos o que prohibiesen la ocupación del monte Gurugú para que no saltasen la valla.

Por último, yo propongo que se trasladasen algunos de los inmigrantes que entran en España y que se encuentran en los abarrotados centros de inmigrantes o otros de Europa, y de esa forma se podría atender a más gente.

Ante todo, en mi opinión, hay una cosa que está clarísima, si no tenemos nuestro país en condiciones, no podemos ayudar a los inmigrantes. Hasta que no acabemos la pobreza en nuestro país, no podremos solucionar la de otras.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More