Incendiaremos el mundo otra vez

0 2.005

Álvaro Sáenz es, sin duda, una de las grandes referencias de “Enredados”. Tras años en Eolapaz, donde aun colabora, entró en El País de los Estudiantes en 2009, ganando ese año la fase regional y al año siguiente la nacional. Historiador y periodista sigue con nosotros a través de los talleres de formación para los jóvenes “periodistas”.

Muy a principios de siglo, en la sala de profesores un grupo de estudiantes de secundaria y bachillerato junto con su profesor intentan ser protagonistas de una sociedad critica, intentan incendiar el mundo con sus palabras. Enredados y El País de los Estudiantes han enseñado muchas cosas a jóvenes inquietos, pero quizás la primera y más directa es el mirar la sociedad con otros ojos.

Tras ganar El País de los Estudiantes, con el consejero de cultura Javier López Marcano

“ […] Como aquel que calla, otorga, y aunque la ignorancia es sorda, pude levantar la voz, más fuerte que los ladríos de los perros consentíos […], dice el grupo navarro Marea en su canción ‘Como el viento de poniente’. Enredados ha enseñado a un gran número de generaciones el no otorgar, el ver la sociedad y los medios de comunicación con una mirada crítica, saber cuestionarse muchas cosas y no creerse todo. Quizás ese es el primer paso para ser ciudadanos de verdad.

Pero más allá de esa primera enseñanza, el paso del tiempo me ha permitido ver, con perspectiva, muchas más cosas. Valores como el esfuerzo, sacrificio y trabajo en grupo también se encontraban en cada tecla que “aporreábamos” de aquellos ordenadores. Los miles de momentos vividos es el mejor premio posible, más incluso que la victoria.

La sección de deportes como tal comenzó en el periódico en 2008 con un extenso reportaje y de gran calidad sobre el surf. A partir de entonces, entrevistas como las realizadas a Butrageño, Ruth Beitia, Matt Olson, Javier Tebas, Tuto Sañudo, Juan Antonio Orenga …  llenaron de preguntas las páginas del periódico. O grandes reportajes sobre la falta de planificación en el deporte base, el valor del deporte femenino (Las chicas de la Habana Vieja) y varios sobre los bolos, el deporte vernáculo de Cantabria.

Álvaro junto a Joaquín “Boris” en la grabación del cortometraje de eolapaz

Pero por encima de palabras y de entrevistas están esos momentos vividos, como cuando en 2009 el día de la entrega del periódico nos quedamos sin internet en el colegio y terminamos en casas de estudiantes y cibercafés. Algo que ya había ocurrido antes y que ocurrió de nuevo en 2013, con todo el equipo llenando la sala de informática de la Facultad de Minas. O aquellas noches, que para muchos eran una locura, pero que eran mágicas. Trabajo, tensión y mucha diversión y momentos inolvidables. Momentos vividos con amigos que se han forjado en las aulas y que se han afianzado entre papel, bolígrafo y ordenador en la locura de ‘Enredados’. Amigos que eran compañeros de clase y hasta profesores, amigos que aún perduran, que seguro perdurarán para siempre, y que siempre son fieles. Amigos de los de verdad, con los que compartir tus días y guardar hazañas increíbles.

“[…] Dime que te has acordado de guardar nuestras hazañas entre los cajones, muchos cartones con los que montar, fuertes y cabañas, tanques y murallas. Vuelve, que incendiaremos el mundo otra vez, que incendiaremos el mundo otra vez […], dice el grupo valenciano La Raíz en su canción `Nos Volveremos a Ver’. Y es que con “Enredados” hay guardadas miles de hazañas y recuerdos, y a día de hoy, con el paso del tiempo, con un whatsapp, con una llamada aún vamos corriendo para montar fuertes y cabañas e incendiar el mundo otra vez. Porque, en definitiva, eso es la amistad. La amistad de El País de los Estudiantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More