Igualdad de género

0

La igualdad de género significa que todos debemos tener los mismos derechos a niveles académicos, judiciales, sanitarios, laborales,…etc. sin importar nuestro sexo. En resumen tener las mismas oportunidades para llevar a cabo cualquier acción cotidiana.

A lo largo de la historia, las mujeres han tenido menos acceso a la educación que los hombres, ya que anteriormente las mujeres eran las encargadas de realizar las labores domésticas, mientras que los hombres tenían la labor de trabajar fuera del hogar, manteniendo así una tradición no apropiada, dejando a las mujeres siendo víctimas del analfabetismo y sin oportunidades académicas. Estas cosas, todavía ocurren en países subdesarrollados, pero afortunadamente en los países desarrollados cada vez hay menos casos. Hoy en día vemos normal que ambos progenitores compartan tanto las tareas domésticas como el cuidado de los hijos.

Las mujeres no han tenido libertad de expresarse ni de decidir sobre su vida o su futuro a lo largo de la historia, por la injusticia comentada anteriormente en la que brevemente describía la tarea predominada de cada sexo, sin dejar opción a las mujeres  a otras labores que no sean las domésticas, por ello no tenían ni voz ni derecho al voto. Todo esto llegó a su fin en España el día 1 de octubre de 1931, cuando se  permitió el voto de las mujeres al haber ganado esta votación por 161 votos frente a 131 que se oponían. Esta gran hazaña fue lograda gracias a la incansable lucha de la diputada Clara Campoamor que defendió su idea hasta lograr que se hiciera realidad.

Pese a las desgracias todavía presentes alrededor del mundo, las leyes y protestas contra las desigualdades están haciendo que en estas últimas décadas se escolarice a las mujeres, tengan más oportunidades en posiciones de liderazgo, y ocupen cargos en parlamentos. Esto quiere decir que  poco a poco, las acciones, las leyes y la forma de pensar de las personas están cambiando, fomentando así la igualdad de género en el mundo.

Dentro de este tema tan amplio, no podemos olvidar la gran brecha salarial existente entre hombres y mujeres actualmente. Ante un mismo puesto de trabajo,  con la misma eficiencia, y la misma preparación académica, generalmente las mujeres obtienen inferior sueldo que los hombres, recalcando que además son ellos quienes generalmente tienen prioridad a la hora de ascender laboralmente en las empresas sobre las mujeres, y obtener así puestos de mayor responsabilidad y honorarios, dejándolas a ellas con menos opciones para ocupar dicho puesto.

Dentro de los deportes la igualdad de género, también parece que  es difícil  llevarla a cabo, ya que existen múltiples prejuicios sociales que hay que intentar eliminar cuanto antes, como por ejemplo que veamos raro a un niño haciendo gimnasia rítmica o a una niña  jugando al rugby. Se trata de algo que deberíamos eliminar y afrontar educando a nuestra sociedad con igualdad y con respeto.

Y es que creo que la educación es algo fundamental en lo que todos nos deberíamos fijar y evaluar sus consecuencias. Igual que he comentado que pasa en los deportes, en la hora del juego siempre ofrecemos por ejemplo coches a los niños, cuando sabemos que las niñas también van a tener que conducir, y muñecas a las niñas cuando también sabemos que los niños van a ser padres y van a estar al cuidado de los hijos. Con esto me refiero a que con esa simple acción se ha estado y se está educando mal a los pequeños, porque  niños y niñas cuando vayan creciendo y vean a un niño jugando con muñecas les van a ver como alguien raro y diferente y va a comenzar ahí su discriminación y así no lograremos nunca una igualdad sin importar el sexo de cada uno.

Creo que si miramos atrás verdaderamente,  se ha avanzado mucho, pero también creo que nos queda mucho camino por andar y que todos y cada uno de nosotros tenemos cambios que realizar cada día en nuestras acciones, en nuestros comportamientos, en nuestra tolerancia, en nuestra empatía, en la educación que se da a los niños y sólo así lograremos que la  igualdad de género llegue a ser una realidad plena y mundial.

Imagen Clara Campoamor, ABC

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More