Feminismo y acción social en Colombia

0 14

El pasado viernes 31 de enero, Fiorella Restrepo (alumna de Erasmus colombiana), miembro de una asociación defensora de las mujeres y los derechos humanos de Colombia, nos vino a dar una charla sobre la conflictiva y pésima situación de su país.

En primer lugar, nos habló de de la diferencia de vida (a nivel económico) que puede haber en las ciudades. Mientras que en una parte de la capital viven los políticos y las personas más importantes en chales y casas lujosas, en otras zonas la pobreza es tan extrema, que lleva a las personas (incluyendo a niños pequeños de no más de 10 años) a robar para poder mantener a sus familias. Un ejemplo de pobreza que ella nos puso es el hecho de que las universidades están normalmente en el centro de la ciudad, por lo que la gente que vive muy lejos tiene que coger el transporte público. El problema viene cuando, o pagan el transporte de ida y vuelta a la universidad, o pagan su propia comida del dia entero, ya que no tienen suficiente dinero para ambas cosas. Por lo tanto, si no pueden pagarse la comida, no van a poder rendir de igual forma en sus estudios o trabajos.

Fiorella nos habló también de la situación política que hay en Colombia. Habló de los llamados líderes sociales. Éstos son personas que se dedican a defender los derechos humanos, educación, cultura y medio ambiente y que simplemente por esto, el Gobierno colombiano está en contra de ellos hasta tal punto de mandar asesinarlos. En los que llevamos de año, más de 20 líderes sociales han sido asesinados a manos del gobierno. Esto genera muchos conflictos políticos y hace que ser líder social en Colombia resulte muy peligroso.

Algo que me llamó mucho la atención fue lo que nos contó sobre su propia experiencia en la universidad. Según Fiorella, de vez en cuando entraban un grupo de radicales armados a los que se conocía como “Encapuchados”. Éstos grupos suelen atacar en universidades, expresando su descontento con la sociedad. Organizan dichos ataques dentro de las universidades y a veces conllevan la muerte de estudiantes. En honor a las víctimas, se cambia el nombre de la universidad por el suyo propio.

Para acabar, nos habló del tráfico de droga, ya que la economía del país se sustenta gracias a los grandes cárteles, que compran a todo tipo de instituciones como policías, jueces… para tenerlos siempre a su favor; y de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Éstas últimas son organizaciones guerrilleras de extrema izquierda muy peligrosas que generan muchos conflictos armados y se les atribuye miles de asesinatos, atentados y secuestros.

En mi opinión, la charla estuvo muy interesante ya que nos mostró la realidad sobre este tipo de conflictos, el peligro que conlleva situarse en un lado u otro (hablando de política) y la terrible, injusta e inhumana forma de vida que se lleva en países como Colombia. También me hace darme cuenta de lo duro que tiene que ser no tener una condición económica suficiente para pagar la comida o el transporte diario, y de lo afortunados que somos de no tener que preocuparnos por estas cosas y por poder ir a clase sin la incertidumbre y el miedo de vivir un ataque o atentado en cualquier momento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More