Faraones

10 355

Rodrigo Pardo –

Faraón, era el título, que en el antiguo Egipto se le daba a los reyes. La palabra “Faraón” significa “gran Casa”. Para los antiguos egipcios el primer faraón fue Narmer, quien gobernó hacia el año 3050 a.C. y el último fue una mujer, Cleopatra VII, de ascendencia helénica, que reinó del año 51 al 30 a.C.

Por su linaje de origen divino, los faraones egipcios eran los intermediarios entre los hombres y los dioses.

Siendo los monarcas absolutos de los territorios de la cultura egipcia, los habitantes de estos territorios, debían obedecer sus órdenes sagradas, rendirles culto e incluso levantar estatuas en su honor, a cambio, obtenían de los dioses para que Egipto prosperara. Su poder era absoluto e incuestionable. Era el jefe del gobierno y del sistema legal, sacerdote principal de todos los templos y jefe del ejército. Controlaba las minas, las canteras, y los proyectos de construcción. Regulaba el comercio. Almacenaba los excedentes de grano en sus propios graneros y controlaba el sistema de regadío de los campos.

Su reinado comenzaba con la coronación a los 70 días del fallecimiento de su antecesor, que se realizaba bajo una estricta ceremonia en Menfis, la capital de reino unido. En esta ceremonia, les colocaban la Doble Corona, una blanca que representaba al alto Egipto y otra roja, que representaba al bajo Egipto, simbolizando el mandato de ambos reinos. Al finalizar la coronación, recorrían las murallas localizadas alrededor del palacio.

Los faraones vivían, en un palacio, donde nunca faltaban las conspiraciones políticas, con la Esposa Real, calificada como reina y un harem de mujeres, hijas de príncipes extranjeros, de menor importancia y mujeres egipcias escogidas por su belleza, que nunca aparecen en público,  se limitaban a embellecer con su presencia, las ceremonias de carácter privado. Su vida diaria transcurría en reuniones importantes y la veneración de los dioses.

En tiempos de paz, cuando el enemigo o los vasallos desleales, no acechaban las fronteras, ni las esposas despechadas amenazaban la vida doméstica, los faraones vivían en su palacio con muchas distracciones, las más frecuentes, eran la caza en el desierto o en los pantanos, peregrinaciones, y grandes fiestas gastronómicas que disfrutaban junto con sus cortesanos más allegados.

 La forma de gobierno se regía en base a un sistema de creencias religiosas, además gobernaban hasta su muerte, momento en que fusionaban con Osiris, y eran venerados como una deidad más del Olimpo Egipcio.

Los faraones se vestían con atuendos muy llamativos para reflejar su poder ante las masas. Cada ornamenta tenía un propósito y un fuerte simbolismo ligado al dios del sol o del agua o quizás del viento.

Símbolos de poder en la vestimenta faraónica:

El tocado real: no era más que un pedazo de tela muy fina que se posaba sobre la cabeza del faraón, de este modo se exaltaba la figura y se hacía ver imponente como un león, animal muy importante en la simbología egipcia.

La barba: Que era totalmente postiza. Solo la utilizaban en sus apariciones en público y tenía la intención de reflejar su conexión entre el faraón y Osiris, considerado como el rey absoluto de Egipto

Documental de National Geographic

El buitre y la cobra: el primero de ellos es el símbolo de la diosa Nejbet, era el animal de la diosa que gobernó el alto Egipto, mientras que la cobra es el símbolo de la diosa Uadyet, máxima representante del bajo Egipto. (Estas prendas representaban la unificación de los reinos gracias al faraón).

Collares, aretes, sortijas, y demás: simplemente decorativos. Se utilizaban con la única intención de exaltar la figura y poder de faraón sobre el pueblo egipcio.

Maquillaje: tanto los faraones como la alta nobleza utilizaban aceites para humedecer la piel. También fueron la primera cultura en utilizar contorno de ojos, el cual era un pigmento llamado khol que se extraía de la planta de galena.

Para los hombres del antiguo Egipto, la muerte del Faraón amenazaba el equilibrio del mundo.

Llamaban al faraón el “Señor del tiempo”, los escribas contaban sus años a partir de su ascensión al trono y los cálculos se detenían cuando el rey moría y para evitar una ruptura repentina, los egipcios crearon la momificación, para impedir de esta manera la degradación del cuerpo real.

El ritual de la momificación ayudaba a mantener el equilibrio del mundo en la transición del poder, el nuevo rey no puede ser presentado a los dioses (coronado) antes del funeral de su predecesor. A la muerte del rey su cuerpo esta transportado hasta el lugar de embalsamamiento y confiado de las manos de los embalsamadores. Después de 70 días, la momia estaba lista, se la colocaba en un ataúd, y se la llevaba en un barco funerario que cruzaba el Nilo hasta la orilla occidental, la que llamaban la orilla de los muertos. En tierra, el cortejo fúnebre se dirigía hacia la tumba, la procesión era encabezada por un sacerdote (por lo general el hijo mayor del faraón), seguido por dos trineos tirados por dos bueyes. El primer trineo llevaba la momia en su ataúd. El segundo trineo llevaba la caja que contenía los vasos canopes, estos vasos contenían las vísceras del faraón, lavadas y embalsamadas. Todo este cortejo era acompañado por los familiares y amigos del difunto monarca. La procesión terminaba con cargadores que llevaban el ajuar funerario. Si la esposa sobrevivía al faraón esta debía despedirse antes de que el sacerdote iniciara el ritual de “apertura de boca”, este ritual consistía en devolver el uso de la boca y los ojos, es decir, las facultades por las que se manifiesta la vida. La ceremonia termina con un banquete fúnebre que reúne a los vivos y a los muertos. La momia real, de esta manera se convertía en Osiris, así renacía en la otra vida y podía seguir manteniendo el orden mundial. El renacimiento se producía de forma automática y sencilla, el difunto deberá superar los obstáculos que se encontrara en el inframundo.

Algunos de los faraones más célebres son:

 Narmer (Menes), Zose, Keops, Kefren, Micerino, Pepy II, Amenemhat I, Amosis,Tutmosis III, Hatshepsut, Amenofis III, Akenatón, Tutankamon, Seti I, Ramses II, Psamético I, Alejandro Magno (de facto), Ptolomeo I, Ptolomeo III, Cleopatra VII.

Blibiografía:

– www.historiasybiografias.com

– www.cultura.10.org

– Revista “Muy interesante”, especial Egipto b

Imagen viajejet

10 Comentarios
  1. Desde Londres dice

    La cultura egipcia es fascinante.
    Buen trabajo Rodrigo, te animo a seguir leyendo y descubrir muchísimas cosas mas.

  2. harry potter dice

    esta bien pero podria mejorar

  3. harry potter dice

    esta muy bien pero podria mejorar

  4. Begoña dice

    Muy interesante!

  5. Fernando dice

    Ok

  6. Alberto Luque dice

    Artículo muy interesante y completo, felicidades al autor.

  7. Elisa dice

    Curioso lo de los 70 días……

  8. Alberto dice

    Explicado así, se entienden muchas cosas mejor.

  9. Carmen dice

    Buen articulo, interesante, ameno y curioso.

  10. Fernando dice

    Me ha gustado el articulo de FARAONES

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More